Actions

Work Header

Cristales rotos

Work Text:

¿Por qué siempre lo obligaba a lastimarla? Aparto la vista del grácil cuerpo femenino que yacía inconsciente entre cristales rotos.

No podía simplemente ser una vez en su vida obediente y dejar que se la llevaran tranquilamente de su hogar, guardando silencio para evitar cualquier palabra que pudiera ser usada en su contra, en especial si la habían descubierto leyendo historia órfica a las niñas, ensuciando sus mentes con supersticiones sin sentido. No, pero como siempre ella tenía que dar problemas, abrir la boca sobre como sus hijas debían conocer su herencia órfica, que se arrepentiría de su trato hacia los órficos, delante de un gran número de académicos con orden de arresto en su contra ¿En que estaba pensando en ese momento? ¿Dar más razones para encerrarla o simplemente molestarlo? ¿No pensó en un momento en las consecuencias?

Pero la cereza del pastel, fue en que en un movimiento estúpido, ella opuso resistencia usando magia órfica, mostrándose delante de todos ellos como la amenaza que pensaban que era.

¿Por qué hizo eso? Eran muchos contra ella, incluso si su ataque hacia él no hubiera fallado apropósito (Única decisión cuerda que tomo), era poco probable que fuera lo suficientemente rápida para acabar con los demás antes que sacaran sus propias cartas. Solo lograrían posponer lo inevitable y ser gravemente herida.

Ahora sus hijas lo veían como el villano que arresto y muy posiblemente mato a su madre, sin ninguna razón aparente, excepto que ella les leía un libro de historia órfica sin nada grave o peligroso escrito ¿Acaso no comprendían que cualquier cosa órfica era motivo de sospecha? ¿Qué lo mejor de manera de protegerlas era borrar todo rastro órfico de su ser para poder prosperar en esta sociedad? ¿Qué por ello era mejor sacar de sus vidas a su madre antes que la expusiera a mas peligro? Pero solo obtuvo lágrimas como respuesta, lágrimas de rostros inocentes que antes solo conocían la dicha, lagrimas brillantes como cristales, cristales rotos donde ella estaba tendida gracias a él. Cerro la puerta, eso era culpa de ella, por ser irresponsable, egoísta e impulsiva, de no poner resistencia estaría cómodamente en la celda preparada para ella sin rasguño alguno, en lugar de estar tirada en el suelo rodeada de sus queridos cristales mágicos, mas importantes para ella que la seguridad de su familia.

Un Harris extrañamente silencioso, lo observaba con una mezcla de reproche y lastima ¿Qué debió hacer en su lugar? ¿Elegirla sobre sus responsabilidades? ¿Desechar años de trabajo y esfuerzo en la Academia? ¿Poner en riesgo el futuro de sus hijas con un padre expulsado en desgracia por los académicos y una madre órfica?

Ahora mientras la tiraban a su celda como un saco de papas (Después de conseguir disimuladamente que le dieran atención médica) no pudo evitar pensar que se lo merecía. Con suerte el encierro la haría reflexionar sobre su comportamiento, y sino la soledad la haría darse cuenta de lo que sacrifico por su “Orgullo órfico”. Si ella se lo busco, ella las sacrifico, lo sacrifico a él, no fue al revés como le gritaba mientras lloraban y le suplicaba ver a sus hijas, no fue ella siempre ella, ella era todo, ella era lo único…ella era la causa de todo…sin ella…no deseaba pensar en ninguna otra cosa que no fuese ella, incluso si eran cristales rotos.