Actions

Work Header

Quietud

Work Text:

Lilith cerró la puerta más fuerte de lo que debía, pero estaba agotada. Apoyó su espalda contra la misma y llevó ambas manos a su rostro suspirando fuertemente. Luego las pasó por su cabeza, peinando su cabello hacia atrás antes de llegar a sus cuernos y caminó cansadamente. Esto había llegado de golpe y debía pensar y arreglar demasiadas cosas.

Sus cansados pasos le guiaron hasta la sala de estar, y todo el cansancio mental desapareció en cuanto sus ojos se encontraron con la imagen de su novia, cómodamente semi-recostada en uno de los sillones grandes, leyendo con las piernas flexionadas sobre el mismo sillón. No pudo reprimir la sonrisilla que siempre aparecía y se acercó. En cuanto entró en su campo de visión, Eva notó su presencia y levantó la vista de su libro, notando la cara de cansancio de Lilith.

"¿Estás bien? No tienes buena cara."

Lilith hizo un gesto para restarle importancia.

"Agotada por la reunión, no es nada."

Eva dejó el libro en una mesilla y le dio unas palmaditas al espacio a su lado.

"Ven, sabes que puedes conversarlo conmigo, ¿no?"

Lilith se acercó con una pequeña sonrisa en el rostro.

"Sabes que no me gusta traer asuntos del Consejo aquí, pero voy a aceptar la invitación a mi sofá."

Eva negó con la cabeza y se rio un poco mientras Lilith se sentaba a su lado. La humana palmeó su regazo esta vez y la otra no tuvo otra opción más que dejarse caer suavemente, con cuidado por sus cuernos y recogiendo sus alas con cuidado. No pasó mucho tiempo hasta que sintió las manos de su novia por su cabello, desenredándolo y acomodándolo con cariño. Lilith cerró sus ojos y se dejó mimar, disfrutando uno de esos raros momentos de quietud con su querida Eva. Los asuntos podían esperar hasta mañana.