Actions

Work Header

Carpetober 2021

Chapter Text

El aire en la habitación se hacía pesado, denso, como si llevase estancado horas y se pudiese pasar la mano para apartarlo. Algo así como un calor desagradable, del que hace que la ropa se pegue a la piel, llenaba la estancia. Similar al aliento de alguien febril parecía acarrear esa humedad y sensación de que algo no iba bien. Las dos figuras que había presentes no se movían, una porque no podía, la otra porque no se atrevía.

Una mano, lenta y cautelosa, se había acercado, tomando la de su hermano, como tantas veces había hecho de pequeño. Ojos oscuros se habían cruzado; miedo en los de uno, aceptación en los del otro. Y unas lágrimas que no había esperado dejar salir habían empezado a formarse en los ojos de uno de ellos. Una mano roja había apretado la negra que sujetaba, intentando no hacer demasiada fuerza, pero necesitándolo como nunca.

"No vas a llorar, ¿verdad, Sen?"

Su voz no sonaba ya casi como suya propia, no tenía su habitual picardía, su deje alegre. Solo había cansancio, resignación y una tristeza muy mal disimulada para intentar calmar los ánimos. El humano a quién pertenecía ese apenas hilo de voz yacía en una cama, su hermano a su lado, acompañándole en sus últimas horas.

"No..." Respondió el tiefling, pasándose una mano por los ojos. Sentía la cara ardiendo y no sabía si su pecho se había parado o iba acelerado. Pero, de pronto, una llama se encendió en su corazón, el fuego que iba a consumir a aquellos responsables de esto. El miedo dio paso al odio, a la venganza. Iba a hundirlo todo, a la alcaldesa, a sus contactos, a quién cojones estuviera detrás de todo.

No frunció el ceño, pues encontraba una extraña paz en todo ello. Miró fijamente a su hermano, apretando de nuevo su mano. "Voy a seguir dónde lo has dejado, Zahnar. Te juro que lo conseguiré."

Y había determinación fría en su voz. Sendor no iba a parar, tenía una misión.