Actions

Work Header

Modismos Chilenos vs Modismo Argentinos.

Work Text:

Martín Hernández es uno de los youtubers más reconocidos en Argentina, el cual se encuentra de visita en Chile, ya que este año quería al fin conocer alguna de las tan famosas fondas que comentan los chilenos en estas fechas del año.

Es por ello que se contactó hace unas semanas atrás con Manuel González, un youtuber chileno en ascenso, con quien mantenía una amistad hace aproximadamente un año, para realizar una colaboración para su canal e ir a uno de estos lugares juntos, y que el castaño fuera su guía turístico ya que no conocía la ciudad.

Fue así que se juntaron en el departamento de Manuel, donde hablaron aproximadamente dos horas antes de comenzar a grabar una idea que tenían en mente, que consistía en un reto de modismos, por lo que ambos recortaron pequeños papeles con la mayor cantidad que recordaran en el momento.

Una vez listos, Manuel instaló su cámara en su living-comedor para comenzar a grabar.

“Hola amigos, bienvenidos a otro nuevo vídeo” Comienza diciendo a la cámara el saludo característico de su canal de youtube. “¿Cómo están amigazos? Espero que muy bien. En el vídeo de hoy tenemos un invitado especial”.

“¡Hola gente!” Saluda el rubio con mucho ánimo sentado a un lado de Manuel, ordenando algunas tiras de papel que serán utilizadas en este primer vídeo colaborativo entre ambos.

“Para los que no lo conocen, él es Martín Hernández, un youtuber argentino que está de visita aquí en Chile por tercera vez”.

“Claro, ya he venido varias veces al país”. Martín explica a la audiencia del castaño mirando a la cámara frente a ellos. “Pero nunca he ido a una fonda antes cuando estuve aquí, es por eso le pedí aquí a Manu que vayamos para conocer cómo son”.

“Exacto, aunque todavía es temprano para ir a una”. Manuel revisa su reloj viendo que son las cuatro de la tarde.

“Por eso, primero vamos a hacer un reto en el cual cada uno escribió frases y modismos más…¿flaites?” Dudó Martín si aquella palabra estaba bien para referirse a esto.

“Flaites, sí. O las palabras más turras como dicen allá en Argentina”. Asiente Manuel dándole a entender que estaba bien. “Y quien pierda, paga todo en la fonda”.

“¿Seguro que querés pagar todo, flaco?”

“No, si no voy a perder”. Responde Manuel confiado en que ganará este reto. “Dale no más, empieza con la primera por ser el invitado del canal”.

“Aquí va, ‘anoche me comí alto bagayo’”. Martín lee la primera frase riendo por la expresión de duda del chileno.

“‘Bagayo’… ‘Bagayo’… ¿Es una comida?”

“Se come, pero no con la boca” Continúa Martín con picardía. “Hace referencia a algo que pasó la noche anterior”.

Al oír eso Manuel se arrepiente por haber dicho que quien perdía pagaba todo, porque va en la primera frase y con su pista aún no entiende absolutamente nada de lo que dijo.

“Pa’ mí bagayo es un pez, no sé por qué”. Sigue pensando en qué podría significar esa expresión, pero nada venía a su mente más que un pez. “¿Anoche me comí un bagayo? No, no cacho”.

“‘Bagayo’ hace referencia a una persona muy fea”. Responde finalmente Martín. “Entonces si vos decís ‘anoche me comí alto bagayo’ sería ‘anoche estuve con una persona muy fea’”.

“No, no iba a adivinar nunca”

“Te toca a vos ahora, sacá un papel”.

Manuel revuelve los papeles en la mesa, esperando encontrar alguna que sea difícil de reconocer para el argentino y así poder ganar. “Ya, este dice ‘mala cuea’, un ejemplo podría ser ‘ando con mala cuea hoy día’”.

“Pará ¿Es ‘cueva’ o cómo?”

“No, se dice ‘cuea’ no ‘cueva’”. Explica Manuel la expresión a Martín, que lo mira sin entender bien a qué se refiere.

“‘Mala cuea’… Mala suerte, una racha de mala suerte”.

“Sí, está buena esa” Da por correcta el castaño, sorprendido pensando que le sería más difícil de acertar.

“Aquí otra, y dice ‘escabear’”. Martín lee el papel que acaba de elegir.

“‘Escabear’ me suena como ‘excavar’”. Piensa Manuel en voz alta un momento. “Dime un ejemplo, porfa”.

“‘Vos te podés juntar con amigos a escabear’”.

“¿Juntarse a tomar?”

“Sí, es correcto”. Ahora es Martín que se sorprende por la rapidez del otro para responder después de su ejemplo. “‘Escabear’ es tomar con ganas”.

“Hacerse mierda tomando entonces”.

Ambos ríen al imaginarse esa situación, por lo que continúan con algunas frases y palabras más, hasta que llegan a un empate de cinco correctas cada uno, por lo que la siguiente frase o palabra que sería adivinada por Manuel, sería la definitiva para coronarlo como el gran ganador de esa tarde, o por el contrario, ser el perdedor que pague todo.

“¿Listo para perder, flaco?” Desafía Martín, buscando la frase más difícil entre los últimos papeles que quedan en la mesa sin abrir.

“No weón, si te dije que no voy a perder en esto”. Ansioso, Manuel golpetea sus manos en sus piernas para calmarse y concentrarse en la frase final, aquella que lo salva o lo condena.

“‘A la gilada ni cabida’”

“A algo estúpido no…’”No, no sé”. Revuelve su cabello rindiéndose completamente.

“La gilada son las personas idiotas, ni cabida es como no tomar en cuenta, ‘no escuchés a los haters’”. Explica el rubio intentando que sea un ejemplo fácil de entender por la audiencia del chileno sentado a su lado.

“Pésimo, todo mal”

“Bueno flaco, vos pagás todo como dijiste”.

“Pero…”

“Sin peros, una promesa es una promesa” El argentino lo interrumpe al ver que comenzaba a quejarse de su propia promesa al comienzo del vídeo.

Al ver que su invitado tenía la razón, no insiste ni reclama al respecto, comenzando a despedir la grabación para editarlo en los próximos días y subir este nuevo vídeo a YouTube.
“Con eso amigazos, ya vamos a ir cerrando el videíto, espero les haya gustado. En la descripción va a estar el canal del Tincho para que pasen y puedan ver su contenido”. Martín a su lado hace gestos hacia abajo, dando a entender que allí está la descripción con los respectivos links. “También pueden escribir en los comentarios si les gustó o no, y por supuesto no olviden suscribirse y darle me gusta, y nos vemos muy pronto en otro vídeo ¡Chao!” Dicho esto último tapa el lente de la cámara con la palma de su mano, y detener la grabación.

Una vez que Manuel guarda su cámara, revisa la hora en su celular que marca las cinco y quince de la tarde, una hora decente para ir a una fonda sin que haya mucha gente en el lugar.

“Oye, Tincho” Manuel llama a Martín que estaba bebiendo agua, desde el sillón donde estaban grabando hace unos minutos atrás. “¿Te parece que vayamos a una fonda ahora? Antes que haya más gente, conozco una que está como a media hora de aquí caminando”.

“Me parece”. Toma su chaqueta y guarda su celular en sus pantalones para salir. “Vos serás el guía turístico hoy, porque no conozco esta ciudad”.

“Bueno”.

Y así fue como después de caminar cerca de media hora, llegan a una fonda de entrada liberada, donde se podía oír una gran variedad de música entre ellas cuecas, cumbias y reggaetón.