Actions

Work Header

Masquerade

Chapter Text

 

Había algunas cuantas veces -por no decir todas-, en las que se sentía fuera de lugar, en los que sentía como si sobrara entre todos sus hermanos, como si el estar junto a ellos fuese un completo delito.

En los que no podía evitar dejar de cuestionarse si estaba bien ser él mismo o si tenía que continuar fingiendo por más tiempo.

A veces, sonreír era demasiado doloroso, era como si miles de dagas se clavasen en su pecho, haciéndole sangrar aunque la sangre no estuviese allí. No obstante, por el bien de ellos continuaba haciéndolo. Se decía a sí mismo que era lo correcto, que era el mayor y por ello debía esforzarse más.

Pero a veces, simplemente no podía más con ello y se derrumbaba por algunos breves minutos, soltando en un llanto silencioso del que nadie debía ser participe.

Por ello, tapaba su boca con sus manos o acallaba sus gritos y llantos contra la almohada mientras todos dormían.

Al día siguiente estaría bien, seguiría siendo el mismo tonto sonriente con tan mal inglés, el mismo doloroso que ellos parecían odiar y que siempre en silencio velaba por su seguridad y alegría.

Por esa noche se permitiría romperse un poco más, ya al amanecer se encargaría en recoger los pedazos rotos de su corazón.

Y volvería a sonreír.