Actions

Work Header

Aléjate de los Lan.

Work Text:

—¿Eres un asesino?

 

—No.

 

—¿Eres un violador?

 

—... No.

 

—¿Eres un payaso?

 

—¿Que tienen que ver esas preguntas con...?

 

—¡Responde!

 

—¡No!

 

—¿Eres un payaso violador asesino?

 

—No. —Lan Sizhui pensó que esta era la entrevista más extraña que alguna vez haya tenido, sin embargo, al ver la sonrisa encantadora del niño frente a él, de alguna manera no pudo evitar contagiarse por ella.

 

—¡Ok! ¡Entonces está bien! — Como si fuera posible, la sonrisa del niño se hizo aún más grande y resplandeciente, Lan Sizhui tomó en serio el pensamiento de comprar algún par de gafas para el sol, si tenía planeado vivir con este niño lo que resta de su vida universitaria. — ¡Puedes mudarte cuando gustes!

 

Lan Sizhui soltó todo el aire que había estado conteniendo sin darse cuenta, ¡Este era un gran lugar para vivir y no quería dejar ir la oportunidad! De todas las opciones que tenía, esta era la mejor oferta, una renta accesible y solo le tomaba diez minutos llegar a la universidad si tomaba el tren.

 

El apartamento era amplio con tres habitaciones, cada una con un baño completo, decoración minimalista y un estilo occidental combinado perfectamente con el estilo oriental, los biombos de bambú separando cada habitación, los cuadros en las paredes y las telas de tapicería elaboradas de seda, algodón y lino.

 

Sinceramente había tenido suerte, y, la mejor parte era este nuevo compañero de piso. Parecía ser una persona bastante alegre, tal vez un poco extraño: ¿quién pregunta en una entrevista si su futuro compañero es un payaso, asesino, violador... o los tres en uno?

 

¿Quién respondería honestamente que sí, si lo hubiera sido?

 

—Mañana...

 

—Excepto mañana, lo siento, papá quiere reunirse conmigo y no estaré en todo el día. — Hay una mirada de disculpa y una media sonrisa.

 

—Entonces el miércoles...

 

—Uh, no... el miércoles es imposible, ¡Mi insoportable y arrogante primo me llevara a conocer la ciudad! — Sin embargo, a pesar de decir palabras tales como insoportable y arrogante, ¿Que es esa dulce sonrisa y anhelante mirada? ¡Él realmente está feliz muy feliz y emocionado por eso! —Acabo de mudarme también, así que no conozco muy bien la ciudad.

 

Lan Sizhui asintió en silencio.

 

—¡Así que papá insistió en comprar este lugar para mí!, al principio se arregló para vivir con mi primo, pero al final, por esto y lo otro, fue imposible, sin embargo, papá ya había comprado el apartamento y sería un desperdicio no usarlo, entonces él dijo que se mudaría conmigo y yo llore, ¡Amo a papá, pero también necesito un poco de libertad!

 

Lo que sorprende a Lan Sizhui no es el interminable parloteo del niño, es hasta cierto punto agradable; es la forma tan hábil del niño en preparar algunas bebidas y bocadillos, y ciertamente la forma en que él desea escuchar más.

 

—Entonces mi tía dijo sobre publicar en el periódico e internet, para rentar una de las habitaciones que hay disponibles, en sí no necesito el dinero, así que si sabes cocinar, eso sería una mejor forma de pago, no lo puse en el anuncio porque pensé que se vería extraño... — Las mil y una expresiones que el niño hace en menos de un minuto, son fascinantes.

 

Lan Sizhui se ríe suavemente, parece que la palabra "extraño" va de la mano con esta persona.

 

Aun así, él asiente.

 

—Se cocinar, no soy un experto, pero...

 

—¡Eso es genial! A-Yuan, incluso si eres un payaso violador asesino, será un placer vivir contigo por los próximos años. — Lan Sizhui está seguro de dos cosas, la primera es que nunca antes había conocido a una persona como esta, que lo llama por su nombre de nacimiento como si fueran viejos y cercanos amigos, es un libro completamente abierto con sus expresiones y palabras, pero de alguna manera le agrada...

 

Oh, espera... él conoce a otra persona que es tan descarado, que llamaría a alguien que acaba de conocer por su nombre de nacimiento, que rompe las reglas y que no le importa todo lo que debería.

 

—Solo no traigas a nadie a casa para asesinar y violar mientras te vistes como un payaso, por favor.

 

Y la segunda, es que de alguna forma está obsesionado con los payasos violadores asesinos.

 

—...Bien. 














—¡JIANG JINGYI! ¿NO TE DIJE QUE YO HARÍA LAS ENTREVISTAS PARA TU FUTURO COMPAÑERO DE HABITACIÓN?

 

—¡Pero, papá, es solo un compañero de habitación, no él tipo con quien me voy a casar! — Jiang Cheng observó a su hijo, su mano sostuvo con fuerza excesiva sus palillos y antes de que se dé cuenta escucha el sonido de la madera romperse.

 

—¡Es casi lo mismo! ¡Es el tipo que va a estar viviendo contigo! ¡Ni siquiera sabes qué clase de persona es!

 

—¡No te preocupes, papá, A-Yuan es un buen chico! ¡Y definitivamente no es un payaso violador asesino! — La sonrisa de Jingyi es encantadora e inocente, por un segundo Jiang Cheng quiere dejar de lado su enfado, sin embargo, también es un padre preocupado.

 

Muy preocupado.

 

—A-Yi, esa fue una película, ¿Aun sigues teniendo pesadillas?

 

—¡Sí! — Jingyi respondió, su padre suavizo su mirada, pero incluso de esa manera el ceño levemente fruncido estaba ahí, su papá se esforzaba mucho, pero años de mantener una mirada feroz y enojos, le dejaban facturas a su cara.

 

—Te dije que era mala idea ver esa película— Jiang Cheng alzó su mano para acariciar la cabeza de su hijo, Jingyi disfruto del contacto cálido y familiar.

 

—¡Pero la tía me dijo que la mejor manera de vencer mis miedos es enfrentándolos!

 

—Estoy seguro de que mi hermana no quiso decir que vieras una película de un payaso asesino en serie para enfrentar tu miedo a los payasos. —Jiang Cheng observó a su hijo en completo silencio, mordió su labio inferior para evitar que este temblara.

 

Él era su papá, sin embargo, ¿Por qué los rasgos de su padre son los más llamativos en su rostro?

 

Cualquier persona que lo conociera, inmediatamente los relacionaría, y eso lo aterraba más que cualquier otra cosa.

 

—¿Cómo se llama ese gusano? — Jiang Jingyi alzó una de sus cejas. — El tipo que se quedara contigo.

 

Hay una expresión en blanco en el rostro de su hijo, como si hubiera olvidado algo...

 

O como si nunca se hubiera preocupado por preguntarlo.

 

—¡Tú! ¡No me digas que...!

 

—... Wen Yuan. — No es que Jingyi lo haya olvidado, según A-Yuan había una buena razón para que no utilizara el apellido de la familia que lo adoptó, su compañero le había dado una sonrisa de disculpa por no poder darle una mejor explicación, sin embargo, lo que sí promete es que no era nada malo, ni ilegal, es solo una cuestión familiar.

 

Jiang Cheng asintió, sin saber porque había un gran peso que se retiró de su alma cuando escucho el nombre del niño.

 

No, Jiang Cheng ciertamente sabia porque se sentía de esa manera.

 

Regreso a China después de más de dieciocho años.

 

Cuando abordo el avión que lo llevó al otro lado del mundo, lo hizo completamente solo, el asiento a su lado estaba dolorosamente vacío junto con la promesa que no valía nada para ese hombre. Pero, sin siquiera sospecharlo, en realidad no estaba del todo solo.

 

En dieciocho años, muchas cosas pasaron en su vida y de ese modo, también tuvieron que pasar en la vida de ese hombre, formar una familia, tener hijos, herederos para seguir con su legado familiar como lo exigen los ancianos de su familia.

 

—Ok, A-Yi, voy a darte una lección de vida muy importante.

 

—¿Cómo cuando me dijiste que si algún extraño intentaba llevarme tenía que patear con todas mis fuerzas su entrepierna para romperle las pelotas y evitar que se reprodujera? ¿O cuando dijiste que, si alguien me golpeaba y no intentaba protegerme y por lo menos regresar el golpe, entonces tú terminas el trabajo de quien me pego? ¿O cuando amenazaste con romperme las piernas porque no quería montar la bicicleta sin las rueditas?

 

—... Mucho más importante.

 

—A-Yi escucha papá. — Jingyi se sentó correctamente en el cojín, espalda erguida y hombros rectos, mirando atentamente a su papá, esperando cada palabra.

 

—Aléjate de los Lan. 

 

 









—¿Cómo es el chico? ¡Cuéntale a papá, A-Yuan! ¿Es lindo?

 

Lan Sizhui se río suavemente y se sentó en el sofá, en donde su papá había palmeado un par de veces el cojín. No se habían reunido por un tiempo, así que su papá estaba naturalmente encantado de verlo.

 

—Es lindo. Muy alegre y encantador. Ambos se llevarían muy bien. — Pronto cumpliría tres meses desde que vivía en el departamento de Jingyi y las cosas transcurrían con normalidad, asistían a clases, Jingyi estaba en el área social (un área que maneja con extrema facilidad), mientras que él estaba en el área médica, sus clases casi nunca coincidían, pero Jingyi insistía en esperarlo o que lo esperara para regresar a casa juntos.

 

Comían y cenaban juntos, a menos que alguno de los dos o los dos tuvieran proyectos o ensayos pendientes.

 

Los fines de semana Jingyi insistía en no cocinar, y ordenaron comida con entrega a domicilio, usualmente Jingyi insistía en ver alguna película de romance o comedias románticas, descubrió que era un gran fanático de ese género en específico y que odiaba las películas de terror, tuvo que recordarlo para evitar ese tipo de películas y, de preferencia bloquear ese tipo de canales en la televisión (tuvo un fugaz pensamiento, sobre Jingyi pidiéndole dormir con él después de ver una película de terror, que accidentalmente Lan Sizhui no bloqueo — se golpeó la cara, copio las reglas de la familia Lan, y de dio un baño con agua helada, después de borrar ese obsceno pensamiento—).

 

Y por supuesto, lo que ya sabía, es que a Jingyi le gustaba hablar, lo que no esperaba es que a él le gustaba escucharlo hablar y podían estar así horas y horas.

 

—¡Quiero conocerlo! ¡Desde que le gusta a A-Yuan, definitivamente me gustara!

 

—¿De quién hablas A-Xian?

 

—¡Lan Zhan! ¡Hermano Xichen!

 

—Estoy en casa, Wei Ying, A-Yuan. — Wei Ying salto casi de inmediato en cuanto vio la figura de su esposo y la de su cuñado.

 

Ciertamente entendía porque los llamaban los jades gemelos, dos hombres tan hermosos que parecían ser irreales, y uno de ellos era su esposo, Wei Ying podía presumir tanto como quisiera de ello.

 

—¡Estamos hablando del compañero de A-Yuan! — Lan Xichen sonrió suavemente y respondió con afecto el abrazo que Lan Sizhui le dio, admiraba al niño que había crecido para ser un hombre sensato y amable.

 

Un niño que es incluso más maduro que muchos adultos que conoce, tiene una beca que se ganó gracias a sus más que excelentes calificaciones, incluso tiene un trabajo como tutor que la misma universidad ofrece para apoyar a sus alumnos que desean tener un ingreso extra; nunca intentó beneficiarse de los privilegios que la familia Lan disfrutaba.

 

¿Cómo es que este niño no es digno o capaz a los ojos de algunos ancianos?

 

¿Solo porque la sangre Lan no corre por sus venas?

 

La sangre, o un apellido, no es lo mejor de una persona, son sus capacidades y la forma en que las aprovecha.

 

—Oh, seguramente es un buen niño si a A-Yuan le gusta.

 

—A-Yi es realmente bueno. — Lan Xichen y Lan Zhan escuchan por primera vez de Lan Sizhui (y Wei Ying) todo acerca de ese nuevo compañero de piso, Lan Xichen es abiertamente participativo con algunas preguntas, Lan Zhan es solo un buen oyente.

 

Los pensamientos de Lan Zhan son fáciles de entender cuando se trata de su esposo e hijo.

 

Mientras seas feliz, está bien para mí.

 

—¿Podríamos invitarlo a cenar? — Wei Ying está, absolutamente encantado con el niño, solo escuchando a su hijo, puede darse cuenta de que es una pequeña bomba lista para explotar, él quiere ser quien prende la mecha.

 

¡Podríamos estar hablando de su futuro hijo! Entre paréntesis, el futuro esposo de su hijo.

 

—Si no hay problema con que venga también su padre. — Los tres adultos dentro de la habitación se sorprendieron, ¿No era un universitario? ¿Por qué su padre quería acompañarlo a una simple cena con la familia de su compañero de piso? ¡Porque ese hombre arruinaría sus (Wei Ying) planes de ser el cupido para estos niños!

 

—Es un poco... sobreprotector con él.

 

Lan Sizhui había conocido al hombre la segunda semana de su nueva estancia en el apartamento de Jingyi.

 

Ciertamente era un hombre atractivo, sorprendentemente joven, quizás tenía la misma edad que su papá, sin embargo, lo que lo hacía aterrador era esa mirada penetrante y que calaba los huesos.

 

Por lo menos hasta que su mirada se posaba en su hijo y parecían adorarlo.

 

Era su más grande tesoro, el padre de Jingyi tenía la misma mirada que su padre tenía cuando los veía a ellos, a Lan Sizhui y su papá. Quizás por eso, inconscientemente sonrió, lo que fue un gran error.

 

Inmediatamente la ilusión desaparece y se enfrentó a un hombre que parecía querer matarlo, al tipo que deseaba robar su tesoro (lo supo en un instante, los sentimientos de Lan Sizhui por su hijo.).

 

—Atrévete a hacer un movimiento en él y eres hombre muerto. — Le susurro cuando pasó a su lado, y un segundo después, justo cuando Jingyi regreso a la sala, el aura feroz y tormentosa fue hábilmente escondida.

 

Desde entonces han recibido muchas visitas sorpresas del padre de Jingyi, y la sonrisa de Lan Sizhui debe mantenerse incluso cuando sus salidas al cine o a comer se ven empañadas con la sólida presencia de un adulto.

 

Lan Xichen escucha estos hechos y no puede evitar reír, pero al mismo tiempo, tiene el mismo pensamiento que su hermano menor y su cuñado.

 

—¿Qué hay de malo en nuestro A-Yuan?

 

—¿Supongo que es normal? Después de todo solo fueron ellos dos por dieciocho años, A-Yi dice que su padre siempre fue de esa manera, pero, aunque el señor Cheng es un poco gruñón y siempre parece estar enojado por algo, es en realidad un buen padre, lo sé porque cuando mira a Jingyi su mirada se funde en amor por él, y el color violeta de sus ojos ya no luce tan frío.

 

—¡Hermano Xichen, en realidad A-Cheng te ama! él es tan gruñón y siempre está enojado con el mundo entero, incluso conmigo, pero cuando te ve, su mirada ya no luce tan fría, es como ¡si se fundieran en amor por tí!

 

—Gracias A-Xian, me gustaría que te dieras cuenta que es lo mismo con Wangji, hacia ti.

 

La sala se llenó de silencio.

 

Dos pares de ojos ven atentamente a Lan Xichen, Lan Sizhui es ajeno a estos hechos.

 

Pueden estar equivocados, puede ser otra persona que tenga el mismo nombre, el mismo peculiar color de ojos, el mismo carácter explosivo que el hermano pequeño de Wei Ying y el único y verdadero amor de Lan Xichen.

 

El hombre que desapareció hace dieciocho años.

 

Sin decirle a nadie a dónde se dirigía o porque se iba, Lan Xichen lo busco desesperadamente, aun ahora lo hace, pero, con cada año que pasa, incluso si quiere mantener una pequeña esperanza, aun no lo entiende ¿Por qué A-Cheng lo dejo?

 

Estaba tan cerca de poder conseguir lo que quería, su libertad y la de A-Cheng para tomar ese avión sin ningún rumbo fijo, y para ello tuvo que fingir un matrimonio, con ayuda de Wangji y Wuxian, todo marchó perfectamente, sin embargo, el día que busco a Jiang Cheng para felizmente decirle que pronto cumpliría su promesa, solo encontró una habitación vacía y la mirada triste de su hermana mayor.

 

—A-Yuan, ¿cuántos años tiene A-Yi?

 

—Dieciocho, el cinco de diciembre cumplirá diecinueve, ¿por qué? *

 

No es posible... ¿verdad? 










 

—¿Por qué tenemos que venir a una cena con los padres de tu compañero de piso? — Jiang Cheng acomodo chaqueta después de bajarse de su auto, a primera vista el tipo que quería robarse a su hijo, no tenía una mala situación económica, la mansión frente a él era grande, no tanto como su propia casa o una residencia de los Lan, sin embargo, a su juicio era pasable, por lo menos digno de poder ver.

 

—Siempre puedo ir solo. — Jingyi cerró la puerta del auto. — A-Yuan me dijo que su papá quiere conocerme, piensa que nos llevaremos muy bien. — La mirada de su hijo está ansiosa y curiosa, es encantadoramente alegre ante la perspectiva de conocer a nuevas personas.

 

No entiende de dónde viene eso.

 

¿No se supone que los hijos son reflejos de los padres?

 

¿Están seguros que este niño es su hijo y no lo cambiaron al nacer? (desafortunadamente el parecido con su padre le dice que no, Jingyi es cien por ciento su hijo).

 

—Acabemos con esto. — Jiang Cheng se mira la muñeca, específicamente el reloj en su muñeca. Su tiempo vale oro, podría estar en casa firmando documentos que le traerán más dinero, propiedades y muchos más beneficios: Todo para que Jingyi pueda jugar libremente y mimadamente.

 

Pero eso no significa que no hará tiempo para su hijo, no importa en donde este ni con quien este, Jingyi es su prioridad número uno.

 

—Papá, no lo arruines ¿sí?, A-Yuan me gusta mucho. — Jiang Cheng gruño y sujetó la mano de su hijo, para él solo fue ayer que Jingyi le decía que se casaría con él cuando creciera porque no había persona más increíble que su papá, entonces, ¿cómo cambio a "A-Yuan me gusta mucho"?

 

—Ok, sí, ya lo veremos, a menos que el gane más dinero que yo, te quiera más que yo, te proteja más que yo, no te entregaré a nadie que pueda hacerte infeliz.

 

—Te amo, papá... pero a veces creo que exageras un poquito.

 

—Ya lo veremos, espero que se haya preparado, voy a criticarlo hasta por la colonia que utilice. — Jingyi sonrió suavemente, su padre estaba inusualmente de buen humor. — Ahora, sé un buen niño y no trates de defenderlo.

 

—Tengo que, ¿O piensas que mis futuros suegros serán felices si no saco las manos por A-Yuan? ¡Debo ganar algunos puntos favorables con ellos! — Jiang Cheng coloco la mano de Jingyi en su brazo derecho y comenzaron a caminar hacia la puerta, la noche era silenciosa y templada, no hubo necesidad de ropa extra esta noche.

 

—Tienen suerte de tenerte. — Jingyi le sonríe a su padre, es una noche perfecta. — Yo soy el único afectado al conseguir a un mocoso como A-Yuan y dejarte entrar en su familia.

 

Tocan el timbre y solo necesitan esperar. 
















Extra.

—¿A-Yuan, tienes alguna foto de A-Yi? — Wei Ying preguntó, posiblemente concluyendo los mismo que Lan Xichen.

 

Lan Sizhui asintió, ¿una sola foto? Hay una gran cantidad de ellas en su galería, a Jingyi le gusta tomarse fotos y tomarle fotos a todo lo que él encuentra lindo, agradable o interesante. Naturalmente Lan Sizhui fue afectado por ello, siguiendo el ejemplo de su compañero de piso.

 

Él tomó fotos a todo lo que le pareció lindo, agradable o interesante de Jingyi.

 

Hay tres personas reunidas en torno al teléfono de Lan Sizhui.

 

Todos están allí para ver al joven hombre en la pantalla, lo primero que llama su atención es la manera en que sonríe, tan cálidamente, brillante y natural para él, su mirada es suave y el color del atardecer se dibuja en sus ojos, el mismo cálido color que Lan Xichen, no hay un ceño fruncido en su cara, que es delicada, quizás la única cosa idéntica a Jiang Cheng es el puente recto de la nariz finalizando en una bonita forma.

 

Es casi una copia de Lan Xichen.

 

Entonces es el turno de Lan Xichen de pensar: ¿Qué hay de bueno en A-Yuan para A-Yi? 

 





__~*~__

 

 

El mundo se congela por un instante cuando Jiang Cheng ve esos ojos grises en la entrada de la casa de ese mocoso Wen Yuan.

 

WEN YUAN.

 

¿Escuchaste bien? WEN YUAN, ¿Qué carajos está haciendo aquí Wei Ying?

 

—¿Supongo que eres A-Yi? — La voz de Wei Ying es suave y melosa, como si estuviera hablando con un niño pequeño o un idiota retrasado, su hijo no es ninguno de los dos, Jiang Cheng quiere decir algo, pero la mirada que Wei Ying le dirige después...

 

¡Oh, mierda! ¡Él lo sabe!

 

Y si este bastardo traicionero lo sabe, entonces...

 

—A-Cheng. — La suave voz que él recuerda se ha hecho un poco más grave, más masculina, más insoportable de escuchar. La mirada del hombre que le destrozó el corazón, no es más dolorosa que recordar al amor de su vida y su hermano haciendo planes para un matrimonio arreglado, todo para que pudiera tomar posesión de la herencia de la familia Lan. — A-Yi.

 

Jingyi no entiende a su padre, él luce asustado al extremo, esa fue la primera vez que...

 

No, ha habido otras veces y generalmente están entrelazadas con él y una tonta idea que resultó mal.

 

—Buenas noches... — Jingyi ladeo ligeramente su cabeza, había tres personas aquí, aparte de A-Yuan, quienes eran sus padres y quien era su tío.

 

—Me presento, soy Lan...

 

—¡¿No te dije que no te acercaras a los Lans?! — Interrumpe Jiang Cheng.

 

—Aléjate de los Lan. Tú y esos tipos simplemente no encajan, ¿sabes que tienen más de cuatro mil reglas familiares que incluyen no gritar, correr o hablar rápidamente? ¿Se duermen a las nueve y se despiertan a las cinco? ¿Todas sus comidas son insípidas y a base de verduras? ¡No hay carne para comer con ellos!

 

Jingyi quiere odiar al destino ahora.

 

Y se pregunta si vale la pena.

 

Cuando su mirada se encuentra con la de Lan Yuan, sabe inmediatamente la respuesta.

 

Sí.

 

Mil veces, sí.