Actions

Work Header

El compromiso

Chapter Text

El héroe Cedric Diggory

La tormenta era muy fuerte, hacía mucho frío, ni siquiera podía ver buen a su hijo, mucho menos hablar con la encantadora chica Chang, perteneciente a Ravenclaw, quien educadamente guardaba la mayor cantidad de silencio que podía para intentar hablar con el Señor Diggory, cuya visita fue completamente inesperada para Cedric pero al final fue una visita feliz para el joven: su padre pidió un día libre para ver a su hijo jugar, jamás había pasado eso antes.

 

Amos no era un hombre muy dado a visitar a su hijo en el colegio, creía más en la libertad de su hijo y en que sus valores lo llevarán a la cima de la grandeza que siempre le había reservado, en pocas palabras, era un hombre práctico con un sentido del amor basado en expectativas y no mucho en sentimientos legítimos.

 

Cuando Amos se casó con Emma, la madre de Cedric, lo hizo para poder acceder al poder económico de su familia que, dicho sea de paso, era Sangre Pura Francesa y ricos… los Diggory no es que no fueran Sangre Pura pero su riqueza había bajado de nivel rápidamente por la molesta manía de los Diggory de siempre llevar la delantera en cuanto a los regalos o los lujos que podían darse, pésima costumbre.

 

Ahora Amos se había fumado la herencia de su esposa cosa que por cierto Cedric no sabía, por supuesto, para el joven de Hufflepuff su padre había hecho fuertes donaciones a San Mungo y había decidido pasar un tiempo de austeridad con solo su salario, su hijo de buenos sentimientos estaba orgulloso de él, su esposa tampoco sospechaba nada… Amos a veces dudaba de que alguien pudiera ser tan tonta pero conoció a Emma y su eterna fuga de la realidad… su hijo sacó las neuronas que definitivamente tuvo su mujer alguna vez.

 

Así que en quiebra, trabajando como un Elfo Doméstico los fines de semana para tener suficiente dinero para los gastos de su casa (había un fideicomiso para Cedric, pero sólo para la escuela) y no verse en el ridículo de empezar a multiplicar la comida, todo el tiempo, como los Weasley… no tenía nada en contra de tan nobles personas pero ¿por qué siempre todo de segunda mano?

 

Ahora, su hijo en sus cartas empezaba a hablar de la hermosa e inteligente señorita Cho Chang de la cual su padre, Adam Chang, mago nacido de tercera generación de una familia china en Irlanda, era el accionista mayoritario de una de las empresas de Pociones más rentables de Inglaterra, además de haber comprado el equipo de los “Tornados de Thusthill” para complacer a su hija en su afición… Amos reconocía que la señorita Chang no era ni de cerca lo que esperaba para su hijo: deseaba una bruja o un mago 100% Inglés para que su legado fuera fundamentalmente Inglés… Chang tenía de su lado una inconmensurable fortuna… un compromiso entre ella y Cedric… ¡Dinero seguro!

 

-Es un inmenso placer conocer a la señorita que ha arrebatado noches de sueño a mi Ced- dijo melodiosamente Amos a Cho, cuya cara se iba poniendo roja de satisfacción al saber de la aprobación implícita del padre del chico que le gustaba- ¡Nunca me imaginé que sería tan bella e inteligente como…!

 

La amiga de Cho  (¿Margarita?) soltó un alarido aterrador mientras señalaba al cielo y más gritos preocupados se escuchaban en el campo de Quidditch, Harry Potter caía de su escoba a toda velocidad siendo seguido muy de cerca por su hijo, Cedric espoleaba su propia escoba en un intento desesperado de salvar a Harry de una colisión que podría ser considerara mortal, Amos ahogó un grito mientras veía que el suelo estaba cada vez más cerca de los dos muchachos pero lo que no contó fue que Cedric sacará su varita de su túnica de juego.

 

Arresto momentum! - gritó Cedric  apuntando a Harry cuyo caída empezó a ralentizarse cosa que aprovechó Cedric para acelerar con su Nimbus 2000 y atrapar a Harry entre brazos para aterrizar atropelladamente pero manteniendo todavía el equilibrio logrando saltar al campo con Harry en sus brazos.

 

El equipo de Quidditch de Gryffindor de inmediato siguió a Cedric al suelo mientras este intentaba que Harry despertará, estaba pálido  y parecía no reaccionar por lo que Cedric, cargo bien a Harry entre sus brazos mientras corría a toda velocidad al castillo seguido por los equipos de Quidditch que competían ese día… Amos sintió un escalofrió cuando decidió mirar hacia arriba y notó de inmediato que los Dementores se acercaban poco a poco antes de ser repelidos por un Patronus lanzado desde la varita de Dumbledore.

 

-¡Caramba!- exclamó Amos de repente mientras los jóvenes a su alrededor se apiñaban junto a él, puesto que era un adulto- ¡Los Dementores debieron animarse por el partido!...

 

-¡pobre Harry!- exclamó Cho muy asustada- ¡Pudo haber muerto de no haber sido por Cedric…!

 

-¡Cedric es un héroe!- exclamó la amiga de Cho (estaba seguro de que se llamaba Margarita) 

 

-Por supuesto que si Marietta- repuso Cho colorada, Amos respingo, estaba seguro de que se llamaba Margarita- Cedric es uno de los magos de la más alta fibra moral de la escuela…

 

-Por supuesto, pero sabes lo que significa ¿No? ¡Harry tiene una deuda de vida con Cedric!- expresó Marietta a Cho, mientras Amos tuvo una visión en sus ojos de felicidad ¡Harry Potter le debía la vida a Cedric! ¡Una deuda de vida…! ¿Cuánto dinero tendría Harry Potter a su disposición?...

 

-Creo que debemos de bajar de las gradas- indicó Amos amablemente a las chicas que asintieron sonrojadas de vergüenza la notar como habían ignorado al señor Diggory a su lado- Debemos de regresar al castillo ¡Vamos chicos!...

 

Amos pastoreo a los alumnos de regreso al castillo con una mirada agradecida de Minerva quien estaba muy ocupada en ayudar a despejar a los Dementores del campo de Quidditch junto a otros profesores para la seguridad de los alumnos, Amos siempre quiso ser el prefecto de su casa… desafortunadamente ese honor fue reservado para otro estudiante aunque él siempre realizó las funciones de Prefecto para todos los efectos.

 

Amos esperó en el castillo pacientemente hasta ver a su hijo venir con los hombros caídos aunque se recuperó notablemente al ver a su padre esperándolo.

 

-¡Hola!- saludó Cedric sonriendo, muy cansado.

 

-Mi querido hijo- felicitó Amos a su hijo con un fuerte abrazo- ¡Eres todo un héroe!..

 

-No es así- dijo Cedric poniéndose rojo- hice lo que cualquier otro en mi situación…

 

-Ese es mi noble hijo- dijo Amos felicitandolo- pero debes de saber que lo que acabas de hacer es más grande de lo que crees… deja de menospreciar tu acto…

 

Con ese último comentario Cedric sonrió orgulloso pero se disculpó mientras se dirigía al baño de Prefectos a descansar un poco y quitarse toda la suciedad, su padre lo felicitó una vez más mientras le indicaba que lo esperaba en el gran comedor para poder hablar sobre la señorita Chang, Cedric asintió sonrojado mientras se despedía de su padre con un movimiento de mano.

 

Amos se dirigió lentamente al comedor mientras pensaba en todo lo que había sucedido, ¡Su hijo sería conocido como el héroe que había salvado a Harry Potter!... al escuchar unas voces acercarse tuvo el impulso extraño de esconderse y lo hizo.

 

-No se como decirle a Harry que su escoba está completamente rota- dijo con mucho pesar el profesor Flitwick a la profesora Sprout, juntos tenían unas ramitas de árbol enredadas en sus cabellos.

 

-El Sauce boxeador es muy difícil de tratar, es muy difícil que una escoba sobreviva… ¡yo diría imposible!- señaló Sprout asertivamente.

 

-¿Me preguntó cómo conseguirá otra escoba?- preguntó el jefe de Ravenclaw a la profesora Sprout 

 

-Supongo que pedirá otra- dijo Sprout suavemente- Minerva me hizo el comentario de que Harry es el único heredero de la casa Potter… se supone que posee una gran riqueza a la cual no tiene acceso su familia muggle…

 

-¡Caramba!- exclamó Flitwick impresionado- Supongo que podrá recuperar pronto el duelo por su escoba entonces…

 

Amos salió de su escondite lentamente, ¿Ese niño era el heredero de la fortuna Potter?, él había escuchado de esa fortuna por accidente hace unos años, por parte de un duende borracho que fue llevado a su oficina por un incidente menor relacionado con la bebida… estaba tan ebrio que le dio detalles de muchas cámaras,desde las más pobres hasta las más antiguas y recordaba perfectamente como la cámara de Harry era una de las más llenas de oro y esa sólo era la superficial… la verdadera cámara de Harry estaba entre las más antiguas.

 

Amos volvió a tomar su camino hacia el Gran comedor, era hora de replantear su plan… si sólo pedía un poco de dinero de una cámara para el pago de una deuda de vida no sería demasiado… sólo una compensación simple que puede ser o no pagada… pero Cedric estaba a punto de cumplir los 17 años… justo en Agosto… Harry cumpliría los 14 años el próximo año… aún no sabía con exactitud cuándo… si Cedric se casará con Harry podría tener acceso al oro de Harry mientras Cedric y él sigan en Hogwarts… ¡Eso es! ¡Un matrimonio arreglado por una Deuda de vida! 

 

Amos sonrió satisfecho, tendría unos días de investigación muy pesados en el Ministerio pero todo saldría a pedir de boca… tendría dinero, posición y un mago respetado en la familia… ya vería cómo mantener el oro para él más tiempo… si, Amos Diggory ya veía otro matrimonio por dinero y su hijo sería la pieza clave de todo… ¡Fue un gran día para ambos Diggory!