Actions

Work Header

Resident Evil: El Área B3

Chapter Text

Le Figaro, 10 de diciembre de 1998

MISTERIOSA MUERTE DE UN GUARDA JURADO

AILER — Ayer se encontró el cuerpo de Michael Martínez, guarda jurado que trabajaba en una casa cercana a la abandonada mansión de la colina que está al noroeste de la ciudad de Ailer, mutilado cerca del límite del bosque. Una joven que paseaba con su perro lo descubrió cuando el animal le trajo un miembro del difunto guarda. La chica asustada avisó a la policía que, inmediatamente, se desplazó al lugar de los hechos. Según los informes policiales, el señor Martínez, de ascendencia colombiana, había sido devorado en parte por criaturas salvajes. Se cree que ha sido un asesinato y no un ataque por parte de alguna manada de perros salvajes o de lobos que merodean desde hace bastante por la zona, debido a que, según los forenses, ningún animal sería capaz de descuartizar a un hombre de esa manera.

El jefe de policía, Savoir, afirma que la policía de la ciudad investigará el suceso y que atraparán al culpable «no permitiremos que un asesino de ese calibre esté deambulando por nuestra ciudad», ha dicho. Al parecer, ha habido varias desapariciones de jóvenes que salen de acampada al bosque y que aún no han regresado...

 

Le Figaro, 27 de diciembre de 1998

APARECE LOS CADÁVERES DE CINCO NIÑOS EN UN PARQUE A LAS AFUERAS DE LA CIUDAD

AILER — Cinco niños de entre siete y diez años fueron encontrados en un parque infantil hacia las siete de ayer tarde. Los cuerpos fueron encontrados por las propias familias, quienes al ver que no regresaban, salieron a buscarlos ellos mismos. La policía llegó en seguida al lugar y, al parecer, los cuerpos de los pequeños mostraban signos de haber sido mordidos por mandíbulas de animales, aunque en este caso no estaban descuartizados.

Las familias piden «mayor protección» y «resultados» sobre la investigación que el jefe de policía Sovoir inició a principios de mes. Éste se defiende diciendo que «entiendo su dolor» pero que «no tenemos pruebas suficientes como para tener sospechosos». Según los informes del laboratorio forense, la saliva encontrada en los cadáveres tanto de los niños como del cuerpo de Martínez pertenecen a cánidos, posiblemente perros. Eso hace que nos preguntemos si no va siendo hora de que alguien extermine a las manadas de perros salvajes que rondan por la zona.

 

Le Figaro, 6 de enero de 1999

UNA MUJER ES ABATIDA A TIROS POR LA POLICÍA EN EL HOSPITAL

AILER — El pasado domingo una mujer de unos treinta años fue abatida por la policía cuando ésta, de improviso, se abalanzó sobre la enfermera que la estaba atendiendo, mordiéndola en el cuello. El personal del hospital intentó separarla de la enfermera pero la mujer los atacó y la policía no tuvo más remedio que abrir fuego contra ella. La enfermera murió por el mordisco que le fue asestado ya que, al parecer, la atacante le había seccionado una arteria principal, de manera que la enfermera se desangró.

La policía y el personal del hospital no se explican el porqué a la reacción de la mujer. Según los testigos, había llegado por la calle dando tumbos y parecía venir de la mansión abandonada. El informe de la autopsia dará a conocer más detalles sobre lo que causó que la mujer atacase de esa manera tan brutal a la enfermera.

 

Le Figaro, 18 de enero de 1999

CUNDE EL PÁNICO EN AILER CON LA LLEGADA DEL CONOCIDO COMO “EL SÍNDROME DE RACCOON”

AILER — Las personas que fueron atacadas por la mujer en el hospital han atacado a varias personas del propio hospital y a gente de la calle, dando lugar a que la enfermedad que apareció en Raccoon City el año pasado y conocida como “El Síndrome de Raccoon” haya hecho su aparición en la ciudad de Ailer.

El alcalde Olivier Delacour ha dicho que no debe cundir el pánico, que ya han avisado a la autoridades competentes para que se hagan cargo del asunto. Por ahora, Delacour aconseja a los ciudadanos que «no salgan de sus casas a no ser que sea extremadamente necesario», que «el grupo especial llegará en un par de días»...