Actions

Work Header

Una nueva oportunidad para el dorsal 14

Chapter Text

UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA EL DORSAL 14

CAPÍTULO 1: Un Centauro de otra dimensión

Touichirou Izumida se dedicaba arduamente desde hace varios años al ciclismo y se desempeñaba muy bien: pasó de ser un sprinter notable y prometedor a convertirse en el capitán del club de ciclismo de la Academia Hakone y gracias a esa trayectoria estaba al otro lado del mundo como deportista de intercambio, más exactamente en el pueblo de El Naranjo.

Como siempre su rutina se dividía en tres partes: en el día ayudaba en la gran finca donde se hospedaba ya que su musculatura y rapidez eran muy útiles para trabajos como: cargar insumos de agricultura,bultos de naranjas, sembrar árboles jóvenes, hacer los mandados en su bicicleta,traer leña para la cocina o materiales y herramientas de construcción para ampliar la casona donde vivían Don Gaspar, su esposa Anastasia y sus hijos Enrique y Carolina,también conocidos como Kike y Carito.

En las tardes era el vice-capitán del club de ciclismo del pueblo y en la noche se ejercitaba incesantemente para rematar con un refrescante baño en el río aledaño e irse a dormir, esporádicamente a la media noche se comunicaba con sus amigos de Hakone por video-llamadas, mientras en un extremo del mundo todos dormían, en el otro era la tarde del siguiente día.

A Izumida le hacía feliz su rutina y a Andy,Frank y Fabián también, colaboraban, se ejercitaban permanentemente y adquirían más experiencia y físico, pero una nueva inquietud llegó cuando vio al regresar en su bicicleta BH cómo un mensajero iba velozmente en su caballo a un sector apartado del pueblo, el caballo iba tan rápido que lo alcanzó y en ese momento quedó intrigado y con deseos de aprender a montar a caballo y ser tan veloz como en el sprint.

Entró a las pesebreras y vio 5 caballos, todos diferentes, más hubo una yegua alazana que le llamó la atención: su pelo era cobrizo como el de su amado Shinkai-san, la cola y las crines eran doradas como el pelaje del conejo Usakichi, la vio y sintió una conexión especial inmediatamente, por su noble mirada era ideal para explorar su faceta de caballista.

De repente entró Kike, Izumida se asustó y gritó: "Abu Abu Abu!" haciendo relinchar del susto a todos los equinos .

- Te gustan los caballos? le preguntó su amigo.

Izumida le contó con respeto y seriedad lo impresionado qué quedó con la rapidez del mensajero y su interés en aprender. Kike le contó que este jinete los representaría en una semana durante una competición intermunicipal e invitó a su amigo a acompañarlo ese día. Él rechazó con cortesía la invitación porque prefería lograr la misma agilidad del Sprint a través del galope, eso lo llenaba de ilusión,así que Kike accedió a enseñarle a montar a caballo y le ordenó que escogiera uno, sin dudarlo tomó a la yegua cobriza de crines doradas.

Se llamaba Gus, era de los ejemplares más obedientes y veloces del establo. Izumida siguió las instrucciones de Kike para sacar a la yegua de la pesebrera, por otro lado un caballo blanco fue la elección del instructor. Se fueron a un gran espacio baldío a entrenar aprovechando que tenían la tarde libre.

Iniciaron caminando y llevando los caballos de las riendas para familiarizarse, pero cuando llegó el momento de subirse a la yegua... Andy y Frank empezaron a cimbrar temiendo a lo desconocido, a ese animal más grande y más difícil de manejar que una inerte bicicleta. Izumida empezó a exclamar Abu! Abu! Abu! por la preocupación de treparse al alto lomo de Gus, pero Kike sólo por esa vez se puso a gatas para que alcanzara el estribo fácilmente.

- Imagina que es una bicicleta gigante, usa tus abdominales para darle más fuerza a tus piernas y subirte.- Le aconsejó Kike.

Continuaron con paseos lentos en círculos, Izumida llevado por su anhelo de velocidad a cuatro patas aprendió rápidamente y tres días después ya recorría la finca completa galopando junto a Kike como un anfitrión más.

Mientras todo esto pasaba y nuestro amigo mejoraba sus habilidades, como dice cierto adagio:" Al mejor panadero se le quemaba el pan"... en un camino en mal estado se desbocó el caballo del raudo mensajero y tuvieron un accidente que les impediría participar en la carrera del domingo, por tanto El Naranjo se quedaría sin representación!

Como en todo pueblo, el rumor se propagó velozmente y la angustia invadió a sus habitantes, ellos daban la casa pero no tendrían un competidor.

- Y ahora qué hacemos?- Se lamentaba el organizador de la competencia ante Don Gaspar.

Su objetivo era derrotar al Chacal y a su caballo negro Satanás quienes llevaban 5 años seguidos como ganadores, eran tan invencibles como la Academia Hakone y tan siniestros como Midousuji y Machimiya juntos, o por lo menos eso pensó Izumida cuando Kike le propuso reemplazar al anónimo mensajero.

Él ya había aprendido pero no se sentía preparado para competir,como en el ciclismo una cosa era practicar solo y otra era competir en serio con muchos rivales, eso le preocupaba. Kike le propuso hablar con el organizador, sabía que lo escogería ya que no tenían más opciones y nadie se había atrevido a postularse.

Después de la práctica con los ciclistas de El Naranjo se reunieron con el encargado del evento quien inicialmente dudó del candidato extranjero, pero decidió ponerlo a prueba inmediatamente en el rudimentario hipódromo del pueblo.

- Muy interesante... - El organizador le comentó a Kike al ver el desempeño de Izumida.

También le preguntó dónde había aprendido, la respuesta lo sorprendió e inmediatamente quedó seleccionado como reemplazo del mensajero, desde ese día hasta el sábado él tenía que practicar junto con Kike y Carito.

Se dedicaron a trabajar el recorrido de la pista, casi que aprenderla de memoria, bloquearse y adelantarse entre sí, lo más desafiante fue saltar obstáculos para ganar camino, en un inicio fue algo aterrorizante para Andy y Frank por las alturas que se podían alcanzar, pero nuestro protagonista confiaba en que sus dos aliados no lo fueran a traicionar en el momento de mayor riesgo.

Llegó el ansiado día de la competición,el hipodromo estaba a reventar, los apostadores proliferaban y todos los habitantes del Naranjo esperaban al joven Izumida y a su equipo.

Con liqui-liqui blanco ceñido y como cosa rara bien abrochado, adornado con botones dorados en las puntas del cuello, bordadas en color café y muy pequeñas las letras A y F a la derecha e izquierda respectivamente, pantalón a juego y zapatos color café llegó el nuevo representante de El Naranjo junto con Kike, Carito y Gus, la audiencia al verlo llegar reaccionó en forma dividida: los anfitriones gritaban y aplaudían, mientras que los visitantes lo miraban con desdén o indiferencia.

Carito le obsequió a Izumida un sombrero típico del pueblo: era café, en cuero, de ala ancha y alrededor de la copa tenía una cinta naranja del mismo material grabada con las palabras "El Naranjo" en la parte delantera y el apellido del caballista en la parte trasera.

Todos los participantes se ubicaron al frente de la línea de salida y a su lado quedo el temible "Chacal" quién al verlo empezó a burlarse: "Este mocoso es el reemplazo del mensajero? Está claro! Hoy humillaré al Naranjo!".

Izu no le puso atención, pero la estrategia del Chacal era aumentar su nivel de burlas para hacer enojar al nuevo participante.

- Usted debería estar en el gimnasio haciendo aeróbicos! Esto es para machos, oyó musculoso pestañudo? Increpaba El Chacal con sorna.

La ira se empezó a manifestar en el participante foráneo, su rival no hallaba de que mofarse: su edad, su apariencia física, su ropa, su caballo y el participar por primera vez en estas carreras... hasta que llegó la gota que derramó la copa.

- Por qué no se larga a su país a comer m... arroz? Regrese al pueblito de dónde lo mandaron, primíparo! Usted no tiene nada que hacer aquí, presumido! Yo le ganaré y le cortaré esas horribles pestañas de cacorro! Espetó El Chacal.

Izumida se dejó llevar por la ira porque en cierto modo sus raíces fueron ofendidas, Además le molestó que lo subvaloraran por banalidades y no por su desempeño.

- Cállese la boca! Se cree muy hombre porque ha ganado cinco años seguidos? Yo, Touichirou Izumida le quitaré el título y restregaré el trofeo en su inmunda cara! Todo por el honor del Naranjo y de La Academia Hakone! Le contestó airado.

Estaba enojado, muy enojado en sus ojos brillaban rayos azul grisáceos que planeaban a como diera lugar calcinar a ese hombre alto con bigote de charro mexicano,mirada hosca y liqui-liqui gris que creía tener la competencia ganada.

-Todo se definirá en la carrera,le apuesto mi caballo a que yo ganaré! Remató Izumida y se calló ante la impresión y miradas burlonas de los demás jinetes.

Un altavoz en el hipódromo anunció que la carrera iniciaría en 5 minutos, éstos le fueron eternos , seguía enojado y Andy y Frank temblaban pero él no sabía que si no se calmaba la yegua Gus se vería afectada.

- En sus marcas...listos... ya!- Y con un tiro al aire se dio inicio la competencia.

Todos arrancaron menos Izumida y Gus. El halaba y halaba las riendas,movía los estribos y ella no se movía, su angustia crecía porque veía que su objetivo se alejaba rápidamente.

- Izu, conserva la calma! Gus se bloquea cuando estás enojado! Gritó Kike con preocupación.

El jinete no lograba serenarse y a su amigo se le ocurrió una idea:

- Demonios! Piensa en algo relajante!

Izumida a fuerzas se acordó del río fresco donde se bañaba desnudo cada noche,así a los pocos minutos logró controlarse y arrancó, pero para su infortunio El Chacal ya estaba terminando la primera de las 15 vueltas de la carrera.

-Te ganaré imbécil pestañudo! Así nunca me vas a alcanzar! Atacó El Chacal al cruzarse con él, pero nuestro amigo tuvo que abstenerse de mostrar enojo.

Varios metros detrás del "pelotón" de jinetes empezó a galopar como si no hubiera un mañana y los alcanzó, más como los sobrepasaría?... necesitaba pensar rápido!

El sprinter número 5 de Hakone iba de un lado a otro tratando de darse paso pero el pelotón era infranqueable, de repente pensó como habían memorizado la pista con Carito y Kike y se acordó que a unos 200 m la cerca que delimitaba la pista estaba incompleta y que podría correrse hacia ese espacio y adelantarse.

Unos 15 metros antes Andy y Frank comenzaron a temblar en sus funciones de ofensa y defensa,cuando Izumida los sintió prefirió desobedecerles sólo por ese día, no quería que le volviera a pasar lo de aquel puesto de control en el interescolar 41 donde enfrentó a Naruko y Tadokoro... tuvo el triunfo en sus manos más por hacerle caso a sus pectorales se le escapó.

Antes de que acabara la cerca incompleta gritando fuerte y constantemente abuuuuuu! para invocar sus abdominales como aprendió días antes haló las riendas de Gus al punto de casi hacerla parar y logró saltar de una forma perfecta sobre la continuación del cercado; el público de contener el aliento pasó a aplaudir y gritar emocionado. Una lanza larga, pulida y afilada se daba espacio en el hipódromo.

La pista estaba desocupada,él tenía una vuelta de desventaja con relación al Chacal y había que ganarle limpiamente. Como solía hacer en todo duelo se desabrochó el liqui-liqui blanco para intimidar con su musculatura perfecta. Siguió galopando hasta que lo alcanzó.

-Más vale maña que fuerza, musculoso! Le gritó a Izumida cuando lo vio y aceleró lo suficiente para dejarlo más rezagado todavía.

Pero ése era solamente el inicio de una carrera épica donde si alguno se adelantaba era alcanzado por su rival, El Chacal atacaba con insultos y burlas, Izu con su frialdad,algo que debió aprender por la imperiosa necesidad de ganar ya que la sensibilidad de Gus era su mayor obstáculo y a su vez desafiaba esa tendencia suya a dejarse llevar por las emociones.

Pasaron varias vueltas con el mismo resultado,aún así la ventaja del Chacal disminuyó,sólo tenían media vuelta de diferencia y viendo que iban a sólo 5 vueltas de finalizar decidieron sacar sus ases. El primero fue Izumida: levantó las caderas de la silla de la yegua y quedó sosteniéndose de los pies en los estribos y las manos en las riendas,una posición peligrosa para la velocidad que llevaba pero que él supo sobrellevar basado en su experiencia con el sprint.

-Abuuuuuuuu! - Gritó salvajemente y aceleró. Chacal no iba a quedarse quieto y sacó su arma secreta.

- Ataque de la fusta de oro!- Exclamó y empezó a azotar a su caballo con una larga caña dorada, además lo picaba insistentemente con unas espuelas del mismo tono.

Alcanzó en pocos segundos a Izumida y le cerró el paso como Makishima hacía con Toudou pedaleando en la montaña del interescolar 41.

- Te gané! Sólo nos faltan dos vueltas! Estarás rendido a mis pies! Se carcajeaba el Chacal.

En ese momento reapareció algo inesperado y que él creía superado: una antigua lesión de su caballo Satanás hizo que su ritmo bajara gradualmente y por más que lo azotaba con la fusta de oro cojeaba y avanzaba más y más lento.

- Diablos! Por qué ahora? Exclamó el jinete de gris.

Izumida le lanzó una mirada orgullosa y siguió para rematar la carrera.

Los altavoces anunciaron el retiro del Chacal y la ventaja del representante de El Naranjo. En esa última vuelta Izu pensó en el consejo de Kike: " Las riendas son como el manillar de una bicicleta, los estribos los pedales y las ruedas son las patas del caballo", sin dudarlo haló las riendas enérgicamente y corriendo como un loco con toda la fuerza de sus músculos llegó a unos 10 metros antes de la meta y con impulsividad decidió repetir la acrobacia con que logró adelantar al pelotón. De nuevo Andy y Frank temblaron pero esto no le importó y con su imponente y único grito de guerra saltó sobre la línea de meta. La audiencia estalló en júbilo absoluto y él se sintió tan altivo como cuando ganaba los puestos de control o una etapa. Para muchos no ganó un jinete y un caballo cualquiera, sino un centauro de otra dimensión.

Kike y Carito corrieron eufóricos a recibirlo, más Izumida les pidió un momento a solas porque necesitaba descargar toda la tensión de la competencia. Al bajarse de la yegua la abrazó por un lado del cuello y sintiendo su noble energía en silencio derramó tiernas lágrimas sobre su piel cobriza. Lloraba de alegría por la victoria, de ira por la forma en que lo trató el Chacal y de arrepentimiento por hacer sufrir a Andy y Frank, poco a poco sentía cómo su corazón se liberaba.

Kike lo buscó para felicitarlo, más esta intención cambió al verle llorando y le preguntó si se sentía bien.

-Sí, sólo libero mis emociones.- Le respondió con calma.

Unos minutos después los tres iban a la premiación. El ganador recibió un trofeo dorado y a la yegua le colgaron una medalla y una guirnalda de coloridas flores.

El maestro de ceremonias le preguntó si quería decir algunas palabras, Izumida se emocionó y declaró lo siguiente:

" Le doy gracias al Naranjo por confiar en mí, a Kike, a Carito y a Gus por su apoyo y muy especialmente a Andy, a Frank y a Fabián. Sin todos ustedes no habría logrado este gran debut y defender el honor de su pueblo."

Llovieron los aplausos y gritos de euforia, él hizo una reverencia cual artista en un escenario y al tiempo volvió a llorar de alegría mientras le dedicaba mentalmente ese triunfo a su adorado Shinkai-san.

Esa tarde soleada de Mayo las grandes dudas de los habitantes del Naranjo eran: " Quiénes son Andy y Frank?" "Serán amigos de su país?" " Don Fabián, el de la tienda de frituras los patrocinó?" "Pero si ese chico nunca se le ha visto allá!", aún así la victoria hizo que estas preguntas fueron olvidadas rápidamente, solamente Izumida,Carito y Kike sabían las respuestas.

Cuando regresaron a casa Carito quiso saber si Izumida se dedicaría por siempre a la equitación.

- El sprint y yo nos complementamos y la equitación se ganó un poco de mi corazón porque ha sido un gran desafío a mis mayores falencias, así que tengo una gran deuda con el Naranjo.-Le contestó mientras miraba al horizonte con ilusión.

En ese momento el sprinter de largas pestañas y cuerpo tonificado decidió regresar ese favor reemplazando al mensajero hasta que se mejorara totalmente.

FIN...

Gracias por leerme, no se pierdan los siguientes capítulos!

Abu!

 

N/A:

Liqui-liqui: Traje típico masculino de los llanos colombo-venezolanos, se usa en fiestas, actos sociales y bailes tradicionales. Consta de una camisa y un pantalón de un solo tono.

Cacorro: Término despectivo colombiano para los hombres que prefieren a los de su mismo género.

Se me ocurrió acompañar cada capítulo con una canción diferente en español, esta vez será " Caballo salvaje" de Rata Blanca.
https://youtu.be/0pH9jGorOPU

Chapter Text

CAPÍTULO 2: LLUVIA DE RECUERDOS

 

" Voy a tomar la Ruta 3,

una mañana para no volver,

cantando bajito me voy para el campo...

Total la ciudad como siempre dormida,

ni se va a enterar que me llevo la vida

y la música también...

Que un viento frío me pegue en la cara,

en todo el cuerpo, que me gaste el alma,

me enamore la tierra...

y no me deje volver, y no me deje volver,

no me deje volver, y no me deje volver,

y no me deje volver..."

( Fragmento de la canción "Querido Coronel Pringles" de Celeste Carballo)

**********************************************

CAPÍTULO 2.1 EL ELEGIDO:

Andy, Frank, Fabián... éste ha sido un viernes de mucho trabajo. Es una lástima que no podamos entrenar junto al río, la temporada de lluvias hizo que el cauce aumentara, sin embargo les prometo que cuando pase todo esto volveremos.

No sé porqué me acordé que hace un mes participaba en esa demencial carrera de caballos y hace 5 meses llegaba a este país.

Aún recuerdo como si fuera ayer todo lo que tuve que pasar para estar aquí: Falta de confianza,culpabilidad, esfuerzos sobrehumanos, engaños, deshonestidad y muchos cambios y retos.

El ser escogido por Hakone Gakuen para el intercambio fue una gran sorpresa, yo apliqué en segundo grado pero no imaginé que sería seleccionado. Me dieron ese aviso iniciando el siguiente curso, tenía que aprender español y después de graduarme iría cómo egresado ilustre a representarlos,me sentía orgulloso e inseguro a la vez y más con ciertos antecedentes en el club de ciclismo.

Me gustó el aprendizaje de este nuevo idioma porque fue un gran desafío! Es un lenguaje expresivo y hermoso, siempre hay una palabra para todo. El anciano Darío-Sensei me recomendó escuchar canciones para repasar lo aprendido, definitivamente es la mejor técnica...hasta encontré algunas para dedicar a Shinkai-san.

Después de muchos esfuerzos los frutos de este curso se vieron, pude expresarme muy bien, incluso no faltaba quien me decía que tenía un acento muy elegante y gracias a ese aprendizaje me pude informar sobre la historia y flora (que tanto me encantan) de mi destino : La República de las Cordilleras.

Cumplí con todos los trámites y requisitos cuando me gradué, era asunto de esperar hasta enero para irme. Me sentía tan emocionado! Abu! Abu! Aproveché el invierno y la Navidad para reunirme con mis compañeros de Hakone y el año nuevo para verme con mi familia...las lágrimas no faltaron y los sentimientos me dominaron en esos días.

15 de enero...Andy, Frank,Fabián se acuerdan de esa noche?

En el aeropuerto estaban mis amigos con los que disfruté tantas carreras, yo me fui con mi más elegante traje de invierno porque según la información que encontré Ciudad Capital estaba a más de 2000 metros de altura,era mucho más alta que las líneas de meta de los interescolares donde participé.

Recibí muchas palabras de apoyo, yo estaba entre triste y alegre. Triste porque extrañaría mi país mas alegre porque conocería uno nuevo con muchas pruebas para mí. Al llegar el momento de la despedida rompí en llanto, creo que no se notó mucho porque llevaba lentes oscuros...La última persona que me quedé viendo hasta que atravesé la compuerta fue a Shinkai-san, sabía que me haría falta y daría todo por seguirme ganando su aprecio.

El vuelo fue una pesadilla porque duró 15 horas más 4 de escala en los Estados Unidos,no me dejaron llevar mis mancornas en el bolso de mano y dejar de ejercitarme por tanto tiempo me desesperaba... sé que a ustedes tres también! Abu! Abu! Abu! Recuerdo que los pasajeros me miraban extraño y la azafata me preguntó si me sentía bien, tal vez parecía una de esas personas que les asusta volar en avión.

Cuando aterricé en Ciudad Capital sentí como si hubiera deambulado en el tiempo y el espacio: Salí de Japón a las 22 horas del 15 de enero, en Los Ángeles eran las 17 horas del mismo día y llegué a las 5 de la madrugada del día siguiente,lo único que me mantuvo vivo fue tomar café cargado! Necesitaba acoplarme rápidamente a este país tan distinto al mío...

Aunque el jet-lag y la altura me estaban molestando hice mi mejor esfuerzo porque tenía cita a las 9 de la mañana en la embajada de Japón con los delegados del programa de intercambio; pagué el alquiler de duchas en el aeropuerto y me arreglé con mi mejor outfit.

Desayuné con más café negro cargado y un sándwich y rato después decidí tomar un taxi para mi entrevista, menos mal me fui temprano porque el tráfico de esta ciudad es caótico... vi embotellamientos, carros pitando por todas partes,largas filas en las estaciones del metro...

La ansiedad se apoderaba de mí al ver todo esto, mas cuando el taxista me hizo conversación,fue muy amable conmigo, me recomendó sitios y cosas que hacer en la ciudad, eso me distrajo mientras llegaba a mi destino pero lo que no me gustó fue el costo del servicio!

Llegué unos minutos antes de la hora acordada, entonces me anuncié en la recepción y en poco tiempo inició la entrevista. Me preguntaron sobre mi historial deportivo, nivel de estudios, datos personales y mis expectativas con el intercambio. Por último, llené unos documentos y me dijeron que en caso de no adaptarme o tener conflictos con mis anfitriones tenía que avisar lo más pronto posible. Una tarjeta de presentación me fue entregada, era del club de ciclismo asignado que según mis entrevistadores era el mejor de la ciudad, allá tenía que presentarme ese día a las 2 de la tarde y nuevamente me asombraba de que confiaran en mí a pesar de mis errores.

Pedí otro taxi para ir al club, éste se llamaba Élite Bikes un nombre que para mí era imponente y después de una hora llegué. Era la una de la tarde así que decidí almorzar en el centro comercial del frente. Llegada la hora me hice anunciar en la gran sede y en menos de nada apareció un hombre de unos 50 años con traje de 3 piezas y mirada dominante.

- Es usted el señor Izumida? me preguntó. Afirmé y seguimos a su oficina.

Me habló orgulloso por más de media hora sobre la historia del equipo y sus triunfos, igualmente me mostró su colección de trofeos y medallas y comentó las especialidades en ciclismo de sus integrantes. La persona que me contaba todo esto era el mismo dueño del equipo cuyo nombre nunca olvidaré: Pedro Hadad. Luego me hizo una entrevista semejante a la de la mañana con la diferencia de que se enfocó a mi desempeño en ciclismo,cuando le dije que era sprinter se alegró mucho y me llevó de inmediato a ver el sitio donde entrenaba el club.

Cerca a las oficinas había un velódromo enorme rodeado de gradas, allí nos sentamos y pude ver cómo trabajaban los ciclistas. Sus técnicas eran muy particulares: se bloqueaban o esquivaban entre sí,a veces uno de ellos era rodeado y escoltado por los demás y vi algo más extraño todavía: corrían en zigzag y se lanzaban y atrapaban los termos entre ellos, ni me imaginaba el verdadero fin de esas dinámicas.

Terminada la práctica el señor Hadad me mostró las instalaciones del club, había todo el equipamiento necesario para entrenar fuertemente y el velódromo era ideal para el sprint, también él me informó que cada semana iban a los municipios cercanos a la ciudad para mejorar sus habilidades en montaña. Finalmente me presentó a los miembros del club: un sprinter, dos montañistas y dos todo terreno; me llamaron la atención dos personas: Matías y Santiago, hijos del dueño del equipo, sus miradas me causaron un mal presentimiento.

Cómo establecía el contrato, el anfitrión debía hospedarme en su casa durante mi estadía,sin embargo con él fue distinto ya que me hospedó en otra propiedad ubicada en un exclusivo condominio. Me llevó en su carro de alta gama hasta mi nuevo hogar y los recorrimos. El apartamento era enorme y totalmente dotado, para mí era como una mansión; los servicios del condominio me impresionaron, vi lindos jardines,caminos para trotar, una gran piscina,turco,sauna y lo más importante: un gimnasio precioso para Andy,Frank y Fabián! Estaba tan emocionado!

Los entrenamientos iniciaron al día siguiente, aprendí rápidamente las técnicas que utilizaban y fui muy bien recibido por mis compañeros. El próximo objetivo del equipo era ganar el interclubes de Ciudad Capital que sería en un mes. Confieso que me parecían un poco aburridas las prácticas en el velódromo porque no salíamos de lo mismo...les faltaba el toque competitivo, pero las carreras semanales a los pueblos aledaños me fascinaban, obviamente subir las montañas era complicado para mí, aún así lo hacía con todo mi esfuerzo por conocer y capturar los paisajes y las plantas de la región.

Después de varias semanas de gimnasio, carreras y mucha perseverancia los hermanos Hadad me hicieron una invitación: querían que saliera de fiesta con ellos. Acepté y aquel sábado nos encontramos en un lujoso bar, aunque no tomo mucho licor simplemente quería divertirme y conocer más de este país y su gente.

Andy, Frank, Fabián... 

Hablando de plantas y de trasnochadas casi olvido que debo madrugar mañana para ayudar a fumigar los naranjos! Vamos a dormir antes de que me desvele la nostalgia!

Abu! ...

 

**********************************************

CAPÍTULO 2.2 LA BIENVENIDA

 Hermano, sírveme otro whisky, está muy bueno.

 Por supuesto Matías, es escocés y de 18 años, qué más se puede esperar?

 Mmmmm... Sabes una cosa Santiago? Voy a brindar por el equipo.

 Así se habla! Salud por Élite Bikes! 

 A propósito hermano, te acuerdas del muchachito japonés que nos trajeron al equipo hace meses?

 Desde luego Matías... qué habrá sido de la vida de ese presumido?

 Jajaja...Yo no sé Santi! Sólo espero que nuestro papá y sus importantes amigos le den su merecido, el muy sensible no nos aguantó! Cómo no olvidarlo... en especial la noche en la discoteca. Recuerdo que lo desafiamos a un juego en el que contestábamos preguntas o a cambio de eso debíamos tomar un shot de aguardiente...Lo que él no sabía es que era el único que tomaba licor, nosotros sobornamos al mesero para que nos sirviera agua y así engañarlo.

 Iniciamos con preguntas sobre ciclismo,de nuestras rutinas de ejercicio o dietas y todos contestábamos tranquilos, de pronto nosotros hicimos intencionalmente que el juego tomará otro rumbo haciendo preguntas incómodas: " Te encrespas las pestañas o son naturales?" "Eres virgen?" "Alguna vez te has tocado ahí?" "Por qué dices tanto Abu?" " Te gustan los hombres o las mujeres?" y más... qué divertido!! Para evitar las respuestas todos tomábamos muchos shots y desde luego a nosotros no nos pasaba nada, pero él se estaba sintiendo mareado y su cara se ponía más roja que un tomate.

 De repente empezó a sonar una música muy conocida y una chica sin decirle nada lo haló de un brazo para que bailara con ella... al pobrecito lo arrastraron a la pista de baile. Esa chica era nada más y nada menos que Lolita Blue, la influencer mas bella y popular y él ni lo sabía! Matías, casi nos morimos de la risa en su cara!

 El DJ puso el reggaetón de "La quemona", qué oportuno! En la parte más sexy de la canción Lolita se sentó sobre la entrepierna de Izumida y empezó a mover sus caderas de lo más sensual... Qué suerte la de ese chico! Los demás asistentes los rodearon, gritaban y aplaudían... y este idiota como pudo regresó atemorizado a nuestra mesa! Perdió la oportunidad de su vida!

 Ay Mati! Si fuera él me habría acostado con ella esa noche... después tú le preguntaste con sarcasmo si le había gustado bailar con ella...No alcanzó a hacer cara de miedo y nosotros estallamos en carcajadas! Fue muy cómico! 

 Sabes qué fue lo peor? Cuando te abrazó como si fueras su novio y empezó a pedirte auxilio para que lo sacaras del bar. Hermano, esa mojada de canoa fue de lo más vergonzosa, Izumida parecía una nena llorona!

 Y repentinamente el se desmayó sobre ti, es decir el licor hizo lo suyo y decidimos llevarlo a la camioneta. Lo dejamos en el sitio del ritual de bienvenida, ese lote abandonado a las afueras de la ciudad, le manchamos el cuerpo con rotuladores y le despojamos de casi toda su ropa y sus cosas, allí pasó la fría noche.

 Al día siguiente regresamos a ese terreno y estaba bien asustado ese tonto! Su expresión no tenía precio!

 "Izumida te damos oficialmente la bienvenida a Élite Bikes" le dijimos, le lanzamos una bolsa con la ropa y las cosas que tenía la noche anterior y se vistió en silencio. Fue la mejor bienvenida para primíparos! Por qué diablos no la grabamos?

 Santiago, no neguemos que después de esa broma el ambiente se puso pesado en el club...

 Y eso qué importa Matías? Lo único que nos interesaba era ganar ese interclubes a nuestro estilo.

 En eso tienes razón Santiago, te acuerdas de nuestra victoria?

 Claro que sí, una semana después fue la carrera; ese domingo en la mañana en nuestra tienda tú y yo dábamos instrucciones a los antiguos compañeros, a Izumida lo recogieron más tarde como parte de nuestro plan para ganar fácilmente. Mientras él llegaba se repartieron las "dotaciones especiales" para todos, él no las necesitaría porque era la punta de lanza del equipo o según sus palabras: "Soy una lanza afilada, larga y pulida"... Cuánta arrogancia!

 Contábamos con una gran ventaja porque la competencia era perfecta para un sprinter como él por ser totalmente plana, como el objetivo del equipo era impedir que lo adelantaran otros ciclistas y así ganar teníamos listos nuestros ataques sorpresa.

 Así es Santiago. Gracias a esos ataques sorpresa y las influencias de papá llevábamos 4 años seguidos de estar de primeros en la línea de salida y en la meta. Como planeamos Izumida salió de primeras y nosotros le cuidábamos las espaldas. Mmmmm... Sabes que me dio curiosidad hermano?

 Qué cosa?

 Cuando algún rival se acercaba él intentaba abrir su maillot, no entendía porque hacía eso... el hecho es que con nuestros ataques como La granizada, El Camino de Espinas y El Termo Negro los mandamos a volar, sin embargo veía al pestañas de nena muy aburrido,hizo el sprint final sólo por cumplir.

 Hermano, a él le gustaba competir en serio y a nosotros ganar fácil por eso se portaría de ese modo.

 Bueno, lo importante es que el 1-2-3 en el podio fue nuestro! Lo extraño es que ese chico no llegaba a la tienda, se nos escapó y apareció pocos minutos antes de la premiación, no sé qué le dijeron pero estaba iracundo... ni siquiera se arregló para ir a recibir el premio.

 Cuando subimos y nos premiaron, a Izumida como ganador le pidieron que dijera algunas palabras. Santiago... no pude creer lo que oí: "Es el peor triunfo de mi carrera, me repugna haber logrado esto así" decía él, luego la prensa quiso saber más pero él no deseó hablar nuevamente.

 Yo no sé cómo se enteró de lo que hicimos, si él nunca nos volteó a mirar durante la carrera así que no pudo ver ninguno de nuestros trucos.

 Y si alguien le contó hermano? Por algo se demoró en volver a nuestra tienda, para completar después de la premiación aprovechó que estábamos atendiendo a los reporteros y desapareció, no contestaba nuestras llamadas ni mensajes. A pesar de todo eso celebramos el triunfo, no nos íbamos a morir de tristeza si ese aparecido no estaba en la fiesta.

 Santiago, el que menos corre vuela! Mientras celebrábamos Izumida empacaba sus maletas y organizaba todo para irse sin dar aviso. Si papá no hubiera ido al día siguiente a buscarlo al apartamento mientras él estaba en la embajada no habría sido castigado. Me imagino la cara de terror que hizo cuando al regresar vio a papá en la sala. Sinceramente aún tenemos mucho que aprender de nuestro padre.

 La idea de retener su equipaje o cobrarle 800 dólares por todos los servicios y utensilios que le suministramos durante ese mes a cambio de retirarse del club fue un jaque mate, el debía pagar para irse o seguir en el club si no tenía dinero o no quería perder sus cosas.

 Esa fue una gran jugada hermano, después de todo pagó la cuota con todo el efectivo que tenía, seguro que no le quedó ni para un pasaje del metro! Eso le pasa por dárselas de rebelde! El que se mete con los Hadad no sabe a lo que se está enfrentando!

 Y eso fue poco Santiago! Si todavía está en el país y nos lo encontramos en alguna competición tenemos que darle su merecido. 

 Así será Mati!... Mira...cambiando de tema... me llegó un mensaje de Lolita Blue, quiere saber si al fin vamos a la fiesta en el bar Amatista,recuerda que es viernes y el cuerpo lo sabe.

 Con esta lluvia quién va a ir? Mejor sigamos tomando whisky en casa.

 Lolita viene con su amiga Esmeralda, la webcamer!

 No se diga más! Quiero conocer a esa belleza! Le tengo unas ganas...

 Yo también hermano! Voy a encender la camioneta.

 Y yo me arreglaré! Mamasita, ya te llegó tu galán! 

**********************************************

 

CAPÍTULO 2.3 NARANJOS EN FLOR

 Enrique, lanza los dados.

 Salió 6... te toca lanzar Carolina

 Ya llevamos una semana jugando parqués en las noches, no te aburre hermanito?

 Un poco, pero mientras no pase la temporada de lluvias de junio no podemos hacer mucho.

 Qué será de Tou? Estará haciendo ejercicio en el cuarto desocupado?... Lleva junto a nosotros varios meses. Sin embargo aún pienso en el día que lo trajiste a la finca... Pobrecito, llegó sin un peso, apenas le alcanzó para pagar el envío de su equipaje al pueblo. Llegó hasta aquí en su bicicleta y con el clima de aquí obviamente estaba bañado en sudor.

 Es verdad Carito, a cualquiera le pasaría lo mismo con estas temperaturas de más de 30 grados. Me acuerdo que nos encontramos fácilmente en la plaza del pueblo, lo distinguían su maillot con letras japonesas, su curioso peinado, sus facciones y cuerpo fornido.

 No me hables de cuerpos fornidos que me muero!

 Tú no eres la única, desde que él llegó no ha pasado desapercibido, hasta dicen que las chicas del pueblo hicieron un club de fans.

 Se lo merece porque es muy lindo e íntegro. Cuando lo presentaste a la familia él se ofreció a ayudar en todo lo posible en la finca a cambio de ser hospedado, además ha sido muy respetuoso con todos nosotros, es intachable y adorable, no como esas ordinarios de aquí que se creen mis pretendientes.

 Bueno, bueno... relaja la libido,quieres?

 No te hagas Kike, porque también te gusta.

 Está bien niña, tú ganas. Sabes? Ya que hablas de la finca el ha sido muy cumplido.No hay mañana que no esté ayudando; aunque al inicio no le caía bien a nuestro padre porque para él tenía una apariencia "rara y poco varonil" sus resultados lo impresionaron ya que aprende muy rápido, incluso él nos ha enseñado cosas nuevas como el bonsai.

 Kike, a él se le da muy bien todo lo relacionado con las plantas y flores, a simple vista se ve que los ama. Si vieras su expresión cuando conoce una flor nueva o cómo cuida los naranjos, es sólo ternura... O en marzo pasado cuando los naranjos estaban en flor! Es muy hermoso ver tantas flores blancas perfumadas pero él se emocionó tanto que gritó: "Hanami !!! " luego caminaba feliz por entre los árboles y parecía que a la vez lloraba en silencio.

 Le llegó al alma...él después me explicó que en su país pasaba algo similar con los árboles de cerezo con la diferencia de que las flores son rosadas y la gente va a observarlos, de por sí no era extraño verle haciendo ejercicio en las noches entre los naranjos florecidos.

 También es un experto para cuidar su cuerpo, es un contraste ver ejercitarse en medio de las flores a alguien con una figura tan masculina,además nunca deja de hacer actividad física y es muy estricto con su alimentación... de puro milagro lo he visto comiendo un caramelo o una fritura.Supongo que es igual como ciclista, verdad Enrique?

 Claro que sí niña. A pesar de que nuestro equipo es pequeño y con pocas herramientas él nos ha ayudado a sobrellevar esa situación. Hemos empezado a usar el gimnasio que puso la alcaldía y que creíamos era un parque infantil, desempolvamos un montón de artículos deportivos que estaban arrumados en el salón cultural y él nos ha compartido sus rutinas de ejercicios. Por nuestra parte le hemos presentado las vías del pueblo y sitios aledaños para entrenar y tratamos de ser muy recursivos cuando escasea el material para trabajar, definitivamente ha sido un gran intercambio de conocimiento.

 Pues Kike, todo ha ido sobre ruedas con él, pero también es humano y tendrá sus defectos... para mí es un poco sensible, algo tímido y se encierra demasiado en su actividad física... y creo que a ratos se exige mucho a sí mismo, sin embargo no deja de ser encantador.

 Yo pienso que él tiene muy claro lo que quiere y por eso se dedica tanto al ejercicio. Lo que me molesta es que de vez en cuando se vuelve dominante en los entrenamientos, sé que era capitán de su equipo y que necesitamos un sprinter como él, pero debe recordar que el capitán del equipo soy yo y que él es un subalterno. Y esa manía de decir "Abu abu" cuando se ejercita... al inicio fue molesta mas uno se va adaptando. Carolina, te acuerdas que él le tiene nombres a sus pectorales?

 Es verdad! Tú también haces lo mismo con tus muslos!

 Aunque muchos no lo crean mientras él llama a sus pectorales Andy y Frank...ah! Y al músculo dorsal lo denomina Fabián yo llamo a mis muslos Cochise y Lucho!

 Kike... tienen más cosas en común de lo que pensaba...

 Tal vez sí hermanita. En cierto modo le agradezco al destino haber podido ir al interclubes de Ciudad Capital y abordarlo antes de la premiación, aunque él estaba enojado porque los de Élite Bikes ganaron con trampas pude ofrecerle el club por si deseaba irse de esa ratonera y aquí está con nosotros. Es buena persona y amigo, un gran ciclista y nos gusta a los dos.

 Carolina, por qué no intentas ligar con él si te gusta tanto? Yo lo haría...pero no quiero que mi padre me desherede por ser la vergüenza de la familia o el hazme reír del pueblo y no deseo que Izumida se meta en problemas por mi culpa. Aprovecha que eres mujer y que yo no puedo salir del clóset.

 Enrique, con sinceridad me da miedo ser rechazada o que él no me vuelva a tratar igual. Si supieras que sueño con Tou casi a diario... La única forma en que me animaría a hacerlo sería con una apuesta: el que logre conquistarlo primero recibe todos los ahorros del oponente.

 Caro, estás loca? Yo no me voy a arriesgar así!

 Kike, te gusta él o no?

 Sí, pero no quiero apostar y...

 A mí si me encanta y te voy a ganar!

 Ah sí! Pues yo también lo intentaré! No me vas a derrotar! 

 Vas a ver Kike! Yo...

 Niña, están llamando a la puerta.

 Oigan ustedes dos! Ya son las nueve de la noche y no se han ido a dormir?

 Papá...

 Aprendan de su amigo, él ya se durmió! Recuerden que mañana madrugamos a fumigar los cultivos.

 Padre, mañana es sábado y...

 Nada de excusas Carolina y baje ya a su cuarto.

 Enrique, mañana seguimos jugando parqués, vale?

 Listo, que descanses Caro.

 Feliz noche hermano. Padre, que duerma.

********************************************************************************************

Sin quererlo esa noche cinco abejas se acercaban a la misma flor. 

Indudablemente el mundo es un pañuelo.

********************************************************************************************

N/A

Mojada de / Mojarse la canoa: Tener comportamientos homosexuales en estado de embriaguez.

Le tengo ganas: Desear carnalmente a alguien.

Salir del clóset: Manifestar abiertamente que se tiene una orientación sexual distinta a la heterosexualidad.

Ligar: Conquistar a alguien con fines amorosos o sexuales, generalmente pasajeros.

Aguardiente:Bebida alcohólica colombiana de alta graduación (25 a 40 grados) que se obtiene por destilación de sustancias que fermentan, como caña de azúcar y anís.

Parqués: Juego de mesa colombiano derivado del Parchís español.

Lucho y Cochise son referencias a los ciclistas colombianos Luis Alberto Herrera y Martín Emilio Rodríguez famosos en las décadas de los 70 y 80.

 

 

Chapter Text

CAPÍTULO 3: HOJAS SECAS 

"Qué breve fue tu presencia en mi hastío
Qué tibias fueron tus manos, tu voz
Como luciérnaga llegó tu luz
Y disipó las sombras de mi rincón

Y yo quedé como un duende temblando
Sin el azul de tus ojos de mar
Que se han cerrado para mí
Sin ver que estoy aquí
Perdido en mi soledad

Sombras nada más
Acariciando mis manos
Sombras nada más
En el temblor de mi voz

Pude ser feliz
Y estoy en vida muriendo
Y entre lágrimas viviendo
El pasaje más horrendo
De este drama sin final

Sombras nada más
Entre tu vida y mi vida
Sombras nada más
Entre tu amor y mi amor"
(Fragmento de la canción "Sombras" de Javier Solís)

Era una noche más en la hacienda " La Policarpa" en el pueblo de El Naranjo, todo el mundo se había ido a dormir menos Touichirou Izumida quien después de ejercitarse se sumergía en las frescas aguas del río al lado de la hacienda; nadó por varios minutos y mientras se deslizaba por las aguas cristalinas reflexionaba sobre la agenda del siguiente día, cuando terminó sus pensamientos junto con el aire que llevaba en sus pulmones emergió de la corriente de agua como llegó a este mundo.


La luna llena iluminaba su rostro, sus vivaces ojos, a Andy, a Frank, sus abdominales y más... él miraba al satélite plateado y soñaba ser llevado hacia la Universidad de Meisou al estilo de la princesa Kaguya: volando en un carro dorado junto a mágicos seres, todo por verse nuevamente con su amado Shinkai-san.


De repente se oyó el sonido de alguien que caminaba dentro de las aguas, Touichirou aterrizó de sus pensamientos y prevenido volteó a ver quién se acercaba. El blanquecino resplandor lunar poco a poco fue mostrando al oculto personaje: Alto, acuerpado, piel blanca, boca sensual, grandes y calmados ojos azul rey, cabellera roja y algo larga e iba comiendo una barra energizante... Tou no podía creer lo que veía, al igual que él estaba completamente desnudo.

- Shinkai-san... - dijo tartamudeando y con lágrimas en sus ojos.
- Touichirou, cuánto tiempo sin vernos... - le respondió con suavidad


El sprinter de largas pestañas se acercó nervioso y cuando tuvo al pelirrojo a unos centímetros de distancia lo miró a los ojos por unos segundos, nuevamente el llanto hizo de las suyas.


Hayato se aproximó hasta su amante para abrazarlo y limpiarle sus tiernas lágrimas, luego besó su frente, sus ojos, llegó a su boca sedienta de amor y como dos engranajes se acoplaron en un beso apasionado y un abrazo fogoso, tan intenso que después de unos minutos bajo la luz de la luna una demoníaca katana y una larga lanza se desenvainaban para matar o morir de placer. Cuando se sintieron listos para entregarse en medio de las aguas Touichirou vio cómo Shinkai-san se convertía lentamente en un remolino de bermejas hojas secas que eran llevadas por el viento, él desesperado intentó atraparlas mas sus esfuerzos fueron en vano.


-Shinkai-san!!!!!! Gritó llorando y mirando al cielo mientras su corazón se llenaba de frustración.


**********************************************


Hacienda "La Policarpa" Municipio de El Naranjo.

5 de Julio, 2 de la madrugada.

El llanto y los gritos de Touichirou interrumpieron el sueño de más de uno en la finca, entre estos Carito quién dormía en la habitación de al lado y Don Gaspar pensando que algún ladrón había ingresado a la casona. Antes de que alguien ingresara a su cuarto Tou advirtió que sus sábanas por la zona de la entrepierna estaban tan templadas como la carpa de un circo y se volteó hacia la pared para evitar malentendidos.

- Izu, estás bien? - gritó Carito al ingresar velozmente al dormitorio de huéspedes.
Él solamente se limitaba a llorar acostado en la cama mirando hacia la pared.

- Tuviste otra pesadilla, no es así?- Insistió la joven, él sólo asintió. De repente se asomó Don Gaspar con una escopeta en la mano.

- Padre, guarde eso!- Dijo Carito e Izumida se irguió para mirar y del susto terminó lanzando un grito ahogado.

- Abu! Abu! Señor, le prometo que no lo volveré a hacer, pero por favor no me mate!-
Don Gaspar avergonzado se retiró de la habitación no sin antes pedirle a su hija que cuidara del extranjero hasta que conciliara el sueño de nuevo.


Ella lo acompañó en silencio mientras imaginaba qué podría haber soñado; sería la misma pesadilla que tuvo en abril o una nueva? Para ella era una distinta a la anterior por el grito que lanzó y su actitud después de ese sueño, la primera vez la abrazó impulsivamente y lloró temblando de miedo sobre su hombro como si hubiera vivido algo muy terrorífico mas en esta ocasión se aisló prefiriendo sollozar y aferrarse a su almohada dando la impresión que extrañaba a alguien. Cuando él se durmió ella nuevamente lo cubrió con la sábana para que no lo picaran los insectos, unos de los pocos seres que podían acceder a sus pectorales Andy y Frank sin que él se percatara y ella regresó a sus aposentos.

 

Amaneció y la rutina en la gran finca de los Díaz Hernández ya había iniciado, todos estaban concentrados en sus labores menos Touichirou.

- Le dije que trajera el fertilizante, no el fungicida! - Le reclamó Don Gaspar.
Para colmo intentaba abrir surcos en la tierra con una pala sabiendo que para eso estaba el azadón.

Casi se pone dos zapatos diferentes e ingresó accidentalmente a la habitación de Carito mientras se vestía y eso desde luego la asustó. Minutos después la intuición femenina le daba a entender que aquella pesadilla había afectado mucho a su amigo.


Por la tarde antes de ir a los entrenamientos por poco deja su casco en la finca y no ponía atención por dónde manejaba su bicicleta. Ese día fueron a pedalear en las vías intermunicipales compartidas con toda clase de vehículos; su objetivo era salir de El Naranjo para ascender al extremo sur de Ciudad Capital y regresar, en total eran unos 200 kilómetros de recorrido.


En algún punto del trayecto de retorno empezaron a bajar una curva ,Touichirou se alejó del grupo y en vez de ir por el extremo derecho de la vía se fue sin querer hacia la mitad de la carretera totalmente ensimismado en sus pensamientos y recuerdos olvidando que no estaba en las calzadas desocupadas del Interescolar o los entrenamientos; detrás de él se aproximaba un tráiler a gran velocidad que hizo sonar la bocina con insistencia, el sprinter volvió a la realidad, volteó a mirar y sobresaltado aceleró como nunca lo había hecho al ver que la muerte lo acechaba; afortunadamente con la pericia del conductor el gran camión logró frenar en seco y nuestro protagonista se salvó de perecer, sin embargo de la impresión quedó tan aturdido al punto de descontrolar sus movimientos y caer rodando al asfalto. Sus compañeros no tardaron en llegar a ayudarlo y por supuesto el camionero se aproximó pero no venía exactamente con intención de socorrerlo.

- Estúpido! Por ciclistas como ustedes deberían pagar peajes, sólo sirven para estorbar! Y lo amenazó con una cruceta. Touichirou no reaccionaba por el miedo y el extremo dolor corporal que sentía.

 

El capitán Kike y Héctor el impulsivo todoterreno salieron en la defensa del joven caído.

- Qué le pasa? Él es extranjero y aún no se adapta a las carreteras de aquí! - Gritó Héctor enojado.
Entre groserías e insultos discutieron por varios minutos ante los ojos de los curiosos en la vía provocando un embotellamiento considerable.

Touichirou consciente de lo que había producido su momento de distracción se levantó con esfuerzo y solicitó a sus amigos que dejaran de gritar.

- Me disculpo con usted, señor. Todo fue culpa mía y de mi estupidez. Le agradezco haber frenado a tiempo.

Y se retiró, Kike y Héctor lo siguieron; éste último aprovechando que iba al final se volteó y le hizo pistola con la mano al camionero para finalmente irse.

- Izumida, de ahora en adelante no se puede separar del grupo!- Exclamó Kike cuando retomaron paulatinamente su camino.

Pocos metros antes de la entrada al pueblo él como capitán ordenó a todos que rompieran filas para irse a sus hogares; como era de suponerse él y su huésped tomaron el mismo camino, oportunidad aprovechada por el líder para hablar en privado.

-Usted ha estado muy raro hoy,se siente bien?- Le preguntó Kike al sprinter.Cómo le diría que extrañaba a su amado? Él prefería tener su vida amorosa bajo reserva...

- Enrique, son asuntos del corazón, de extrañar a la gente que aprecio... Seis meses sin verles es mucho tiempo.- Le contestó Touichirou con la voz entrecortada.

Kike en señal de amistad posó una mano sobre su hombro y se ofreció como alguien con quien contar de alguna forma en esas difíciles ocasiones, sabía que ese no era momento para ganar la apuesta que hizo con su hermana Carolina sino de colaborar a un alma desesperada.

 

A pesar de sus raspones y dolores y de que llegaron después de las 9 de la noche Touichirou no dudó en irse a ejercitar al lado del río como siempre hacía a diferencia de Kike que optó por ducharse e irse a dormir, pero antes de subir a su cuarto con mucha discreción le pidió ayuda a Carito para disipar la tormenta de pensamientos que hacían sufrir al visitante desde hace 2 días porque él no era muy bueno dando consejos o animando a los demás.

Una hora después Tou enfundado en una yukata azul oscura con cuadros grises y con la cabeza gacha caminaba pensativo a su habitación mas no contaba con que cierta muchacha trigueña de cabello crespo y ojos color miel lo esperaba. Ella se sentía decidida para conversar con él, sin embargo en su inocencia no calculó que se encontraría a su objetivo con ese aspecto tan voluptuoso... todo lo que planeaba decirle se le olvidaba conforme él se acercaba, aún así como pudo sacó fuerzas de flaqueza para hablarle con amabilidad y resolución. 

- Izu, cómo seguiste? Te veo melancólico. - le preguntó Carito.

- Caro, todavía me siento inquieto y asustado: Esas pesadillas,la confusión permanente que me han llevado a estar cerca de la muerte.

Con sólo recordar ese fatídico momento se le aguaron los ojos. Ella le puso la mano derecha sobre uno de los hombros del joven, quería abrazarlo para decirle que todo estaría bien mas se tuvo que abstener por pudor.

- Tú extrañas a alguien, no? Le preguntó ella sin rodeos.

Y Touichirou confiando en su amiga le manifestó el porqué de su abatimiento. Sentados en dos mecedoras en el pasillo inferior de la casona él le habló de alguien a quien le tenía mucho cariño y en el momento cursaba sus estudios universitarios y trabajaba medio tiempo en un remoto lugar.

Inicialmente se escribían con frecuencia y se citaban cuando podían, tenían un primer obstáculo: la distancia. Ahora, aparte de eso llegaba la falta de tiempo, la diferencia horaria y su pavor a ser ignorado o reemplazado mientras estaba fuera de Japón por tanto el sentía que una brecha se abría entre los dos: mensajes ignorados, llamadas enviadas a buzón de voz y respuestas muy breves habían sido el pan de cada día durante los últimos meses, todo esto ponía tan ansioso al pestañudo que llegó al punto de tener esos horribles sueños, adicionalmente él no deseaba contar su privacidad a terceros y eso reprimía sus sentimientos.

- He soñado con esta persona desde hace 3 días... en el momento que nos abrazamos se transforma en hojas secas llevadas por el viento...- Narraba sin dar muchos detalles a su amiga y no podía evitar que salieran algunas lágrimas.

El sufrimiento del joven se acrecentaba ya que en dos días llegaría el Tanabata en su país y no podría celebrarlo junto a su adorado Shinkai-san, además este cumplía años el 15 de julio y tampoco había opción de verle en su día. Lo extrañaba mucho, su presencia, su voz y los momentos donde la veneración y el cariño se mezclaban; aparte de ser tanto su amado como su mentor en ciclismo era su ídolo y el mayor deleite para sus sentidos y su tierno corazón.

- Por qué no desahogas tus sentimientos escribiéndole una carta? - Le sugirió Carito.
Las cartas físicas eran la única alternativa que no había probado y para eso tenía un aliado: la embajada de Japón en la República de las Cordilleras que le ofreció durante su estadía el servicio de correo gratuito bajo ciertas reglas como límite de peso y frecuencia de envío.

- Esa es mi última opción! Dijo Touichirou ilusionado.

Se propuso ordenar sus pensamientos para hacer una bella carta de amor y agradeció a su consejera con un respetuoso beso en la frente para encaminarse a sus correspondientes habitaciones.

Antes de dormir curó sus heridas del accidente, luego él anotó en una libreta con impecable caligrafía todas las ideas que deseaba plasmar en esa misiva. Finalmente decidió que al siguiente día llamaría a la embajada con el fin de programar el envío y comenzaría los preparativos de ese ansiado regalo para su enamorado. Antes de la medianoche concilió un sueño reparador y apacible que dispersó la tristeza de días anteriores.

Pasada la hora del almuerzo cuando medio pueblo sesteaba continuó con la redacción de la carta, él sabía que obviamente no llegaría a su destino el 7 de julio pero con suerte esa correspondencia estaría en manos de Shinkai el día de su cumpleaños. Después de esa tarea se vistió con su maillot de Hakogaku y se dispuso a irse el entrenamiento con Kike mas antes de llegar al salón comunal donde se reunían con el equipo hicieron una escala en la papelería para comprar los materiales para su epístola, además Touichirou logró comunicarse con la embajada de su país, les informó cómo iba en su nuevo destino y por supuesto solicitó el envío de su misiva a la nueva dirección de Shinkai, petición que fue aceptada exitosamente.

Con un poco de retraso se encontraron con sus compañeros quienes estaban tan preocupados por ellos hasta llegar a pensar que el accidente del día anterior tenía alguna relación, no obstante el sprinter y el capitán estaban allí para luchar por sueños deportivos.

 

Esa noche, acabadas las obligaciones diarias Izumida escribía la anhelada carta a Hayato en un papel celeste con una pluma azul.

" Si supieras cuánto te he extrañado... las estrellas del cielo son nada en comparación a las veces que he pensado en ti durante este tiempo."

Le contó sobre las pesadillas que tuvo recientemente y sus terribles consecuencias, aún así no todo fueron quejas, también le comentó sobre su experiencia como ciclista en El Naranjo y lo felicitó por su cumpleaños.

" Ahora somos como Orihime y Hikoboshi quienes sólo se contactaban una vez al año...

Todo mi amor queda en esta carta y el obsequio que la acompaña.

Recíbelos y guárdalos como el más grande tesoro y la manifestación de mis sentimientos.

Feliz Tanabata y Feliz cumpleaños. "

Izumida escribió la misiva con tanto aprecio al punto de contenerse las ganas de llorar para no arruinar los pulcros kanjis que la conformaban. Hasta que empacó la carta, un llavero típico artesanal y alistó el obsequio en su totalidad afloraron las lágrimas involuntariamente; tal vez eran de felicidad porque su sentir se expresó o de tristeza por no estar con su amado, sólo le quedaba esperar a una respuesta y eso lo llenaba de esperanza.

 

La siguiente tarde nuevamente Izu y Kike llegaron atrasados a practicar ya que estaban dejando el mencionado obsequio en la oficina de correos del pueblo; en la noche cuando regresaban a casa el pestañudo le confesó a su superior que gracias a su hermana gemela Carito y su apoyo se sentía mejor, éste supo que había escogido a la persona idónea para transmitir los consejos qué tanto se le dificultaba otorgar porque él solamente sabía dar órdenes u obedecer.


Después de su obligado baño nocturno en el río, Izumida sacó de una caja plástica dos tiras anchas de papel celeste, una pluma azul y cintas azules, blancas y rojas que le recordaban su época en la Academia Hakone y armó sus tarjetas para el Tanabata:

" Shinkai-san, que nuestro idilio sea tan resistente y bello como el diamante, tan ardiente como el fuego y eterno como los dioses."

" Quiero convertirme en la lanza más larga, afilada y pulida en el mundo del ciclismo y deseo competición, alegría y vitalidad sin fin para Andy, Frank y Fabián."

A falta de bambúes buenas eran las guaduas. Según sus amplios conocimientos sobre botánica eran plantas de la misma familia y sin problemas le serían útiles para el ritual de los deseos. Caminó por la orilla del río y cuando tuvo las grandes cañas enfrente pensando en el hombre a quien amaba ató el primer deseo e invocando los mejores momentos con Hakogaku amarró el segundo papel, después se quedó viendo por unos minutos como las tarjetas se movían con la brisa.

- Andy, Frank... Últimamente los he descuidado un poco...- musitó abriendo un poco su yukata y observando sus pectorales a quienes veía como seres sensibles o por qué no como sus amigos imaginarios y pidió por su bienestar en esa noche especial para dar paso a un sentido llanto.

Pasaron los días entre arduas labores agrícolas, cabalgatas y entrenamientos, simultáneamente Touichirou esperaba con ilusión la respuesta a su correspondencia, hasta que llegó el 15 de julio; él deseaba con ansias enviar un mensaje o llamar a Hayato para felicitarlo en su cumpleaños antes de que terminara esa fecha en Japón pero siempre ocurría algo para que no lo pudiera hacer: no tenía datos móviles, olvidaba conectarse al Wi-Fi de la hacienda y para colmo los compromisos de ese día fueron agotadores.

 

Poco antes de irse a dormir él al fin se conectó a Internet desde su celular; no había mayor novedad a excepción de los saludos de cumpleaños para su amante en el chat grupal de las dos generaciones de Hakogaku a los que él se adicionó, también había algunas selfies del homenajeado con el otrora capitán Fukutomi, su actual compañero en Meisou con quién fue a tomarse unas copas para festejar.

Aproximándose la media noche, Izumida enviaba por privado una felicitación más cariñosa a Shinkai y llegó una notificación al chat grupal mas él decidió abrirla hasta terminar de escribir su mensaje cumpleañero y adjuntar una foto del paisaje local al amanecer.

Volvió al chat del grupo y se encontró una bella sorpresa: una foto de su obsequio y un breve mensaje de agradecimiento de su destinatario, sin duda más de uno de los integrantes se asombraron con ese detalle e Izumida se regocijó a más no poder.

 

Regresando al chat privado de Shinkai y su novio-admirador...

"No te deberías haber molestado Touichirou, este envío te habrá costado una fortuna" Le escribió Hayato sin saber acerca de las facilidades que hubo para que llegara ese regalo.

"Por ti y por verte feliz en tu día, lo que sea Shinkai-san!" Respondía Izumida dichoso.

Las felicitaciones y elogios abundaron para el homenajeado y éste por su parte fue muy agradecido y se disculpó por no manifestarse en los últimos meses, su trabajo, las exigentes clases y las prácticas del equipo universitario de ciclismo no eran cosa fácil y le dejaban poco tiempo libre y mucho cansancio; aunque no lo pareciera Shinkai también extrañaba a Izumida pero el ser alguien de pocas palabras le dificultaba mucho más expresar sus sentimientos.

Casi una hora después, el cumpleañero viendo la expresión melancólica de su amado cuando le dijo que tenía que irse a estudiar le hizo una propuesta: Se prometerían confianza mutua hasta que se volvieran a encontrar y de parte suya ofrecería más comunicación porque no quería causar más sufrimiento, igualmente que estarían en la mente y el corazón del otro como una motivación en las situaciones más complicadas.

La clave para Touichirou estaba en ser más paciente y por el lado de Hayato volverse más abierto, de tal modo esa gran brecha que se estaba formando sería sellada con un puente resistente, amoroso y dulce.

Tou aceptó ese pacto con gusto y fe y entre lágrimas se despidió de su enamorado; el chat se terminó con algo inesperado: Shinkai envió una foto de sus deseos del Tanabata la cual había olvidado enviar y una selfie haciendo su conocido "bakyun" con una sonrisa de aprecio que sólo el pestañudo entendía. Él trató de corresponder el gesto con su expresión más romántica pero mientras se secaba las lágrimas perdió tiempo y cuándo subió la foto su Romeo ya no estaba en línea.

 

Mientras tanto en Meisou eran las 3 de la tarde del 16 de julio. A pesar de que el pelirrojo iba tarde a sus clases sentía que su espíritu había sido recargado como una batería y se fue lleno de energía a estudiar; Y Touichirou? Se alistó para dormir muy relajado y alegre, sabía que ese no era momento para llorar sino para fortalecer su alma y luchar por sus sueños inspirado en su adoración.

Desde ese día los lazos de dos fuerzas y dos corazones se reforzaron con ahínco sin importar la distancia y tomaron un nuevo aliento.

Las otoñales hojas secas se convertían en coloridas flores primaverales.

**********************************************