Actions

Work Header

Herencia de las Cartas (Traducción)

Chapter Text

Es un cofre amplio, pesado. Elegantemente decorado. Hecho de madera fuerte, acero e incrustaciones de metales preciosos y piedras, es verdaderamente una obra de arte. La mayor parte del arcón está hecho de roble blanco, con adornos de ébano y acero para reforzarlo. Los diseños decorativos están hechos de plata, oro, latón e incluso varias piedras semipreciosas y preciosas como el jade, el zafiro, el rubí y el ónix. Es realmente un cofre maravilloso -especialmente teniendo en cuenta que es de tamaño completo y no una miniatura- a excepción de una cosa:

Sin importar qué, nadie ha podido desbloquearlo. Podría decirse que esto aumenta su valor, ya que hace que la gente crea que en su interior, realmente hay algo invaluable escondido.

Ha viajado por todo el mundo, empezando en Hong Kong (donde fue encontrado enterrado bajo tierra por unos agricultores) yendo luego a Gran Bretaña en el siglo 19, a continuación, Francia, Italia, volvió a China después de una breve estancia en la India, y finalmente, viejo y en su mayoría olvidado, terminó en un pequeño monasterio en Japón. A un joven nuevo miembro con el nombre de Fujimoto Shirō, se le encomiendo llevarlo al sótano, ya que no hay nada más que puedan hacer con él, les fue donado por un rico benefactor después de que murió de vejez, y es bastante inútil para ellos.

El joven exorcista lo mira. Si bien está ligeramente sucio por el viaje a través de los siglos, los diseños son todavía maravillosos de contemplar. Por un lado, hay un sol brillante hecho de oro con rubíes agregados como un toque adicional. El otro lado tiene una luna hecha con casi el mismo estilo, excepto que se usó plata y zafiros en su lugar. En la parte superior, hay una gran estrella hecha en latón; o mejor dicho, perfilada en latón con relleno de jade en el centro. Otros diseños más pequeños hechos de latón y ónix también bordean el cofre, asemejándose a símbolos mágicos extraños.

Shirō suspira, será algo muy pesado de mover y los otros miembros más viejos ya lo han dejado solo. Enrollando sus mangas, se dispone a moverlo hacia el carrito que le dieron. Se tarda un poco, pero finalmente termina de colocarlo en su lugar y se dirige hacia las escaleras que conducen al sótano. Moviéndose con cuidado logra bajar la mayoría de los escalones sin problemas.

Al menos hasta que está casi en la parte inferior, momento en el que un paso mal colocado da como resultado que las ruedas se atasquen y que el cofre sea expulsado, golpeando el fondo con un sonido fuerte. Shirō se estremece ante eso, y luego mira fijamente.

El cofre aterrizó en su parte delantera antes de rebotar en posición vertical, los broches se abrieron y la cerradura... la cerradura está rota. Shirō no lo puede creer y se apresura a observarlo. Después de casi dos siglos de existencia, el cofre finalmente ha sido desbloqueado. Dudando brevemente, el joven abre el cofre.

Él mira dentro, luego se desploma. "Ah hombre... tienes que estar bromeando..."

El antiguo cofre, el misterioso y caro cofre que ha provocado todo un revuelo sobre su contenido...

... está completamente vacío.

"Bueno... eso es una decepción". Después de un momento, Shirō lo cierra y cierra los broches. Se le dijo que lo pusiera en el sótano en la parte posterior después de todo. No tiene que decirle nada a sus superiores sobre que fue abierto y esta decepcionantemente vacío. No es realmente tan importante después de todo.

Después de que lo haya colocado en la parte de atrás, se da vuelta y sale del sótano, subiendo las escaleras rápidamente. Es casi la hora de la cena y tiene hambre.

Se mueve tan rápido, que extraña completamente el círculo mágico que aparece debajo del cofre y lo envuelve en una luz brillante. En ese momento, una suave voz, una dulce voz... habla, aparentemente viniendo de la luz que rodea el cofre.

"Ah ... ya casi es hora".

Capítulo 1: Nacimiento de un nuevo CardCaptor

El gran ruido de algo estrellandose y la nube de polvo resultante que golpea su cara y lo hace toser es totalmente su culpa. De varias maneras.

En primer lugar, no debería haber tomado de manera imprudente algo para moverlo sin verificar si es seguro hacerlo. Que es por lo que ocurre el accidente.

En segundo lugar, debería haber pensado en llevar algún tipo de mascarilla por la cantidad de polvo y suciedad que hay en el sótano. Es por eso que está teniendo un grave ataque de tos.

Y, finalmente, no debería haber perdido la paciencia y haber causado tanto alboroto en su primer día en la secundaria, lo que provocó que su padre adoptivo lo castigara haciéndole limpiar el viejo sótano.

Alejando el polvo mientras sigue tosiendo, Okumura Rin se pregunta en cuánto tiempo no se ha tocado este lugar. Tal vez por décadas dada la densidad de la mugre. Rin se estremece al ver las telarañas; realmente no le gusta la idea de los insectos y otras cosas que se arrastran en la oscuridad donde no puede verlos. Es demasiado asqueroso.

Suspirando, Rin se pone de pie, agarrando la linterna desechada que trajo consigo. No hay forma de salir de esto; Al menos debe intentar limpiar el lugar hasta que el Padre Fujimoto diga que se le permite detenerse y subir.

Rin espera que sea a tiempo para la cena, pero no está conteniendo la respiración demasiado en ese aspecto. Ir sin una cena adecuada es una especie de castigo por defecto en el monasterio. Y Rin causó un incidente bastante grande, por lo que probablemente se adjunte a su castigo actual.

Sacudiendo la cabeza, Rin comienza a mirar a su alrededor otra vez. Debería tener más cuidado; duda que el anciano hubiera enviado aquí a un niño de doce años si fuera realmente peligroso, pero eso no significa que no pueda lastimarse accidentalmente si no tiene cuidado.

Una pequeña luz en la parte de atrás lo hace detenerse en medio de tratar de arreglar el desastre que el mismo hizo, mirando a la oscuridad silenciosa trata de averiguar que es. Ahí es cuando se da cuenta de algo.

Permaneciendo muy callado, Rin se da cuenta de que puede escuchar algún tipo de gruñido/quejido. El pelo en la parte posterior de su cuello se eleva ante eso, y él comienza a considerar fastidiar su castigo y salir de allí. Ese sonido es extraño. Luego vuelve a ver el destello de luz y se gira para seguirlo con los ojos. Parece una especie de pequeña esfera de luz, moviéndose por el lugar. A pesar de su aspecto misterioso y el sonido parecido a un gruñido/quejido, Rin no puede evitar ser curioso. Él solo duda por un momento antes de dar un paso detrás de la esfera de luz que baila cerca, sobre una vieja lámpara con un patrón de flor rosa nocivo que probablemente se supone que es de sakura pero se parece más a manchas tóxicas.

La esfera continúa bailando en su lugar, antes de comenzar a moverse, tambaleándose como si estuviera borracha o algo así. Eventualmente, se establece en la parte posterior, moviéndose hacia arriba y hacia abajo en su lugar. Rin parpadea. Tan extraño como es, parece que le está diciendo que vaya allí. Poco a poco, con cuidado, Rin se acerca a ella. La luz se cierne en su lugar, iluminando el área. Rin mira hacia abajo cuando comienza a descender y ve el viejo cofre a sus pies. La luz se hunde en el cofre y desaparece de la vista.

Con la curiosidad despertada por completo en este punto, Rin se acerca al cofre y baja su linterna. Se arrodilla frente a el y recorre con la mano cuidadosamente la parte superior. Rin puede sentir impresiones en él, algún tipo de diseño debajo de todo el polvo y la suciedad. Sin embargo, es demasiado oscuro para verlo realmente, incluso con su linterna. A tientas por un momento, Rin finalmente encuentra los broches y los deshace. Hubo una cerradura en algún momento, pero está rota, lo que permite que Rin abra fácilmente el cofre. Una vez que el polvo se disipa, Rin toma la linterna y mira.

Para su sorpresa, todo en su interior parece completamente nuevo, con solo una ligera capa de polvo del exterior recientemente perturbado. Hay varios dispositivos tecnológicos ahí, la mayoría asemejándose a algún tipo de paquete de baterías. También hay ropa vieja que -cuando Rin saca una- tiene el tamaño y está diseñada para una niña. E incluso Rin tiene que admitir que son bastante bonitas. Dejando a un lado el atuendo, los ojos de Rin se fijan en la única cosa en el cofre que no es ropa o un dispositivo tecnológico. Parece un libro; uno bastante rosa además. Curioso, Rin lo recoge y lo ilumina con la linterna.

A pesar del rosa, hay una imagen de un león alado de aspecto bastante impresionante en la portada, con algún tipo de cadena y colgante en forma de sol con incrustaciones en la parte superior. Rin se pregunta si es oro real y da vuelta el libro, parpadeando ante el otro diseño: tiene lo que se puede llamar un "círculo mágico" en el medio, con un sol alado en la parte superior y una luna creciente con alas en la parte inferior, con una cinta debajo de ella. Se vuelve hacia el frente y mira hacia arriba en la parte superior, donde puede ver una cinta muy similar a la anterior.

Frunciendo el ceño, lentamente pronuncia la palabra escrita allí. "Sa... ku... ra. Sakura." Él inclina el libro hacia adelante y hacia atrás, luego mira hacia el cofre. "¿Perteneció todo esto a esta chica Sakura? Uh".

Se da cuenta de que el broche del libro tiene una cerradura y deja de lado la linterna, aunque se asegura de que todavía pueda ver. "Aah... probablemente..." Rin se estremece, mientras algo como la electricidad estática le sube por los dedos cuando toca la cerradura del libro. Este se abre de golpe, sobresaltándolo.

"Uh. Eso es extraño." Rin cuidadosamente abre el libro y se sorprende. "¿Cartas? Bueno, supongo que si quisieras esconderlas o algo así..." Levanta la primera. Frunce el ceño al no querer dejar de lado el libro, pero sin poder leer la carta sin levantar la linterna. Colocando la carta de nuevo en el libro, mira a su alrededor. "Tiene que haber un interruptor de luz por aquí en alguna parte... Estoy seguro de que Tou-san lo mencionó ..."

Se tarda un rato, pero, finalmente, Rin encuentra el interruptor de la luz. También tiene la suerte de encontrar una de las luces que están dispersas en el lugar justo encima del cofre, lo que le permite apartar y apagar su linterna.

Ahora completamente distraído de su tarea original, Rin toma nuevamente el libro y la carta. La carta es tan rosada como el libro, pero sigue siendo bastante interesante de mirar. En la parte superior tiene la mitad de una estrella de ocho puntas de color oro, mientras que en el inferior hay una estrella más pequeña de cinco puntas. La mitad de un símbolo con forma de sol está a la izquierda, mientras que en la derecha hay una luna creciente. En el medio hay una foto de una dama. Ella tiene el pelo largo cayendo hacia adelante en dos mechones largos, recordándole a Rin alas. En sus hombros también tiene algo con forma de alas, las cuales se parecen a la de los insectos o más bien a las alas que poseen las hadas, aunque Rin no puede ver sus pies; de hecho, solo puede ver su torso en realidad. Hay un subtítulo en la parte inferior en algo que se parece a una pancarta y Rin se centra en eso.

"Hm..." Rin comienza a caminar hacia adelante y hacia atrás, casi inconscientemente. Todavía sosteniendo el libro y la carta, Rin se esfuerza por leer la palabra. Está en inglés, piensa. "Um... Wi... Win"

Desapercibido para él, un extraño diseño hecho de luz comienza a aparecer lentamente en sus pies, parpadeando como si estuviera siendo encendido y apagado de forma intermitente.

Rin sonríe cuando finalmente lo descubre, deteniendo su caminata mientras lo hace. "¡Windy!"

Luego retrocede, sorprendido cuando un gran viento aparece repentinamente y una luz debajo de él estalla. Cubriéndose la cara y agarrando tanto el libro como la carta, Rin no se da cuenta de que todas las demás cartas del libro son alzadas por el viento y están en el aire. Parecen flotar por un momento, antes de que de todas repente empiecen a dispersarse, de alguna manera atravesando las paredes y saliendo del monasterio.

Hay una pausa mientras el viento se disipa lentamente. Rin levanta su cara, preguntándose qué demonios pasó y mira la carta. Luego echa un vistazo al libro; El libro ahora muy vacío.

"Uh... oops?" Rin no está seguro de lo que pasó, pero probablemente sea su culpa... otra vez.

" Ah ... y ahora comienza de nuevo ..." Una voz susurra suavemente, antes de que el orbe de luz que había llevado a Rin al cofre finalmente desaparezca, dejando solo un tipo de brillo que flota allí antes de dirigirse lentamente hacia Rin, hundiéndose en su piel.


El largo e incómodo momento de Rin mirando alternativamente entre la carta Windy y el libro termina cuando el joven decide rendirse y sentarse en el suelo.

Sentado con las piernas cruzadas, Rin aparta el libro para que solo pueda mirar la carta. "¿Eso... eso realmente sucedió?"

Un repentino y extraño resplandor hace que Rin se gire, aturdido cuando el libro comienza a brillar. Se da la vuelta para ponerse de pie cuando una figura sale lentamente de ella. Rin lo miró fijamente. Parecía una especie de animal de peluche amarillo-anaranjado, con grandes orejas y alas en la espalda.

Pequeños ojos negros se centran en Rin. "¡Yo!"

Rin deja escapar un grito de shock y se medio-arrastra lejos. "Tú... tú..."

La cosa inclina su cabeza, pareciendo confundida. "Oi, ¿hay algún problema?"

"¡Estás hablando!", Escupe Rin, mirando fijamente con grandes y asustados ojos azules a la extraña criatura que apareció frente a él. 'Y en el dialecto de Osaka para arrancar!'

El animal de peluche frunce el ceño ante eso. "Ah, ¡por supuesto que hablo! ¿Hay algún problema con eso?"

"Ahh... pero eres... un..." Rin hace una pausa, parpadea. "¿Que eres?"

"No soy un qué , soy un quién . ¡Soy Kerberos, la Bestia del Sello y el Guardián de las Cartas! "La cosa -él, Rin se da cuenta por su manera de hablar-, se infla.

"Uh..." Una palabra se queda en la mente de Rin, la de "cartas". "Um... ¿qué cartas?"

Kerberos sonríe. "¡Por qué, solo las mejores Cartas! ¡Las grandes cartas mágicas creadas originalmente por Clow Reed, dominadas y expandidas por Kinomoto Sakura! ¡Estas mismas Cartas en sí mismas! "Señala detrás de él hacia el libro vacío. Hay una pausa, una pausa muy incómoda para Rin.

"¿Tú... te refieres a... tarjetas como esta?" Rin le ofrece Windy a Kerberos.

El ser alado revolotea para ver y sonríe. "¡Sí, como este!" Él le da una palmadita a la parte superior de la misma. Luego se detiene y mira hacia abajo. "¿Windy?" Hay un momento de silencio cuando Rin puede ver algo como el miedo cruzar la cara de la pequeña criatura. "Oh no."

Se da vuelta y mira el libro.

"¡¡¡NOOO !!!", grita al ver el libro muy vacío, corriendo hacia él y mirando el compartimiento vacío como si al observarlo fijamente y durante el tiempo suficiente, las cartas reaparecerán mágicamente. Luego se desploma en el suelo. "Oh, Kerberos. Nunca aprendes ¿verdad? Ya deberías saberlo; tomar una siesta cuando estas de guardia es una receta para el desastre! ... Yue me matará cuando se despierte".

Rin le da una sonrisa nerviosa. "Um... lo siento. Creo que es mi culpa. Solo estaba leyendo el nombre de esta carta y surgió un gran viento y... "

"... voló todas las cartas lejos". Kerberos termina. Su cabeza se levanta y mira hacia la distancia. "¿Podría ser?" Se gira en Rin.

"Oi! ¿¡Exactamente cómo encontraste este libro!? "Exige, flotando hasta la cara de Rin.

Rin echa su cabeza hacia atrás, un poco sorprendido por la proximidad repentina. "Uh... lo encontré..." Rin piensa de nuevo. "Había una extraña cosa luminosa que seguí... y la vi entrar en el cofre". Rin hace un gesto detrás de Kerberos hacia dicho cofre. Rin vacila entonces, ya que hay algo profundo en la mirada de Kerberos.

"Sigue. Cuéntame más."

"Um..." Los ojos de Rin vagan un poco antes de aterrizar en Kerberos una vez más. El no cree que pueda escapar de aquí. No sabe nada sobre lo que es una Bestia Guardiana o quién es Kerberos, aparte de que se ve como un animal de peluche y usa el dialecto de Osaka. "Bueno, lo vi, el libro, en el cofre y lo recogí. Cuando toqué la cerradura, simplemente se rompió...

"Esa cerradura. Tiene un sello mágico en ella. No deberías haber podido abrirla, mucho menos hacer que se abriera solo por entrar en contacto contigo", le dice Kerberos lentamente. Entonces él sonríe. "Además ¿esto?, Activando Windy y esparciendo las Cartas... je, es como la primera vez que conocí a Sakura".

"¿De qué estás hablando?" Rin está confundido. Tiene todo el derecho a estarlo. Cartas mágicas, peluches parlantes y comentarios vagos... es como algo sacado de un manga de fantasía.

"Para haber usado a Windy, habrías necesitado tener talento mágico natural. Haber visto esa luz que mencionaste y hacer que el libro se desbloquee para ti..." Kerberos sonríe de repente. "Ah, tú debes ser el candidato que estaba esperando".

"¿Ca... candidato?" Eso es todo lo que Rin logra decir antes de que Kerberos este sobre él de nuevo.

"¿Cuál es tu nombre?"

"Uh... mi nombre es... Okumura Rin", dice Rin finalmente.

Kerberos parpadea. "¿Rin? Es un nombre de chica".

Rin frunce el ceño ante eso. "Oi, ¡como si tuvieras algún derecho para hablar! ¡Pareces un animal de peluche y tienes un nombre que no encaja en absoluto! "

Kerberos pone los ojos en blanco. "Esto es solo mi forma sellada. La forma que tomo para permanecer bajo el radar y conservar energía. En este momento, no puedo tomar mi increíble y verdadera forma. "Hay una pausa, luego él habla otra vez, un poco más tranquilo," Puedes llamarme Kero cuando esté así, si eso te resulta más fácil ".

Rin parpadea. Algo extraño se proyecta en la cara de Kero. "Kero... ¿pasa algo?"

El pequeño individuo sacude la cabeza y de repente sonríe. "No. Nada que te agobie. Después de todo, ya tienes una gran carga".

Rin lo mira fijamente. "¿Lo hago?"

"Sí." Kero aletea para pararse encima del libro. "¡A partir de hoy, tu deber es rastrear y capturar todas las Cartas que escaparon!"

Hay un momento de silencio. Entonces...

"¡¿QUÉ?!" Rin embiste contra Kero, agarrándolo y haciéndolo gritar en shock antes de sacudirlo furiosamente. "¿Qué quieres decir con mi deber? ¿No es tu trabajo cuidar las cartas o algo así? "

Kero no puede responder de inmediato, Rin lo aprieta demasiado fuerte como para hacerlo. Rin sin embargo se da cuenta de esto y rápidamente deja ir a Kero murmurando un "lo siento". Kero jadea y logra agitar sus alas, permitiéndole flotar en el aire. "Maldición, ah, pensé que iba a morir... eres muy fuerte niño". Sacude la cabeza. "Mira, mi trabajo es doble; Primero, guardar las Cartas. Segundo, elige al nuevo Heredero de las Cartas".

"Lo que sucedió hoy me lleva a creer que tú debes ser el próximo Maestro de estas Cartas".

Rin lo mira fijamente. "Y... yo? Yo... no soy adecuado para ese tipo de cosas. Yo... ni siquiera puedo durar un día entero en la escuela sin meterme en una pelea. Destruyo cosas y apesto en el trabajo escolar. ¡Lo único que hago bien es cocinar! Uh, uh. Tienes al tipo equivocado".

Kero escucha esto atentamente con la cabeza inclinada. "¿Así que permitirás que las Cartas corran desenfrenadas, causen caos en el mundo e incluso sean un peligro para los demás?"

Rin se congela ante eso. Eso... no suena bien.

Kero suspira y se sienta de nuevo sobre el libro. "En este momento, las Cartas están dispersas por toda la ciudad. No tienen un maestro y probablemente están confundidas, incluso perdidas. No serán nada más que problemas para los habitantes de este mundo, incluso las que son amables por naturaleza. Las Cartas destrozarán este mundo. No pueden evitarlo; al final son construcciones mágicas, y no son tan independientes de su naturaleza como yo, lo que significa que están atados por sus naturalezas. Ellas necesitan un maestro. Lo que sea que te hizo tropezar con el libro y liberar las Cartas no importa, lo que importa ahora es que eres él que no solo es el responsable de este desastre... "Kero mira resueltamente a los ojos azules de Rin. "También eres el único capaz de arreglarlo".

Hay un largo y tranquilo momento mientras esto se hunde en Rin. ¡Sólo tiene doce años por el amor de Dios! ¡De ninguna manera está listo para hacer algo como una especie de héroe mágico o incluso hacer algo tan grande como "salvar el mundo"! Pero... ¿puede él realmente quedarse quieto cuando algo peligroso como esto está pasando?

Otro resplandor atrae su atención. Kero está brillando intensamente, un rico color dorado. Un círculo hecho del mismo resplandor aparece repentinamente debajo de él, antes de moverse frente a él y crecer ligeramente de tamaño. Algo se tuerce en el aire por encima del círculo, antes de, con un fuerte "estallido", una llave aparece de repente. No parece nada especial, pero de todos modos hay un fuerte zumbido en los oídos de Rin.

Kero se enfoca en la llave, y el círculo comienza a girar, la llave crece y cambia de forma hasta que se ve como una especie de varita mágica. Un extraño y feroz viento aparece de repente, y el círculo comienza a brillar cada vez más, emitiendo ondas de energía. Rin retrocede por la fuerza de la misma. Y luego Kero habla, dejando caer el dialecto de Osaka brevemente mientras lo hace.

"Llave del sello", comienza, "este niño llevará a cabo la promesa sagrada. Su nombre es Okumura Rin. Te ordeno que le concedas los derechos y deberes que cumple tu contrato. De repente, se pone a gritar. "¡Rin, toma el bastón!"

La voz de mando allí hace que Rin se acerque al círculo, luchando contra la fuerza que lo empuja hacia atrás. Su mano aterriza sobre el mango del bastón, el cual resplandece.

"¡Yo, Kerberos, te nombro Rin Cardcaptor!" Kero proclama y el resplandor se convierte en luz brillante, haciendo que Rin cierre los ojos de manera reflexiva.

Cuando la luz se apagó, Rin abre cautelosamente los ojos. Y se sorprende. Antes, el personal era sencillo y de apariencia aburrida. Pero ahora, es de un azul profundo, coronado por una estrella de cristal rojo, rodeada por un par de alas blancas curvadas que sobresalen por encima ella.

"Felicidades", dice Kero, sonriendo con orgullo a Rin. "Ahora eres un Cardcaptor".

"¡Sí!" Rin bombea su puño en el aire. Luego se detiene. "... espera un minuto... ¡¡ME ENGAÑASTE, MALDITO ANIMAL DE PELUCHE!!"

Kero se ríe a pesar del resplandor con el que Rin lo está mirando, rodando en el aire por la fuerza de su alegría. "¡Ahh, niños... tan fácil... eres tan crédulo como lo era Sakura!"

Rin echa humo en silencio, pero desafortunadamente él sabe lo suficiente como para entender que ha sido atrapado por completo. Todo esto apesta a un "contrato mágico" y si el manga le ha enseñado algo, es que este tipo de cosas no deberían ser alteradas.

Él es un "Cardcaptor", lo que significa que su trabajo es atrapar todas las Cartas que desaparecieron.

Alegría.


En última instancia, Rin no va a cazar las cartas de inmediato. En su lugar, tiene que escabullir el cofre y su contenido escaleras arriba a su habitación sin ser atrapado.

Se las arregla bastante bien, hasta que llega a su habitación. La habitación que comparte con su hermano menor; que, por supuesto, está allí justo cuando Rin no quiere que él este allí.

"Nii-san... ¿qué es eso?" Yukio parpadea al mirar a su hermano mayor que acaba de entrar en la habitación. No le sorprende que Rin sea capaz de cargar un cofre tan pesado (su hermano ha sido muy fuerte desde que eran niños pequeños), sin embargo, le sorprende que tenga uno.

"Oh... esto?" Rin vacila un poco. Es un bonito cofre que encontré en el sótano. Todavía está en muy buenas condiciones y pensé que podría arreglarlo y poner cosas en el".

"¿Por qué en el cofre?" Yukio entorna los ojos. "¿No se supone que debes estar limpiando el sótano Nii-san, no tomando cosas allí?"

Rin le da una sonrisa nerviosa. "Ah, vamos Yukio. Es solo un viejo cofre. Me gusta... no vas a decirle a Tou-san que he abandonado mi castigo, ¿verdad?" Pone su mejor cara de súplica y abre sus grandes ojos azules.

Yukio, como siempre, cae en ello. 'Un día tendré que construir una inmunidad contra esa cara...' "Bien Nii-san. No le diré a Tou-san. Pero solo puedes mantener el cofre si puedes encontrar un lugar para él en tu lado de nuestra habitación".

Rin sonríe brillantemente a pesar de las condiciones que adjunto Yukio. "¡Gracias! ¡Eres el mejor hermano menor Yukio! "Rin comienza a mirar alrededor de la habitación, reorganizando mentalmente su lado para que quepa el cofre.

Yukio sacude la cabeza y se ajusta las gafas. "Soy tu único hermano menor..." Él murmura para sí mismo en voz baja. A pesar de eso, está sonriendo.


 

"Entonces, ¿por qué necesito el cofre también?" Rin le pregunta a Kero, con los brazos cruzados sobre el respaldo de la cama y mirando hacia el cofre que Kero está revisando. Fiel a la predicción de Rin, se le prohíbe cenar, aunque Yukio fue lo suficientemente amable como para traerle un pequeño refrigerio.

Rin recoge la manzana que forma parte de su pequeña "comida" y la muerde mientras Kero comienza a explicar.

"Los dispositivos que hay aquí son dispositivos mágicos especiales creados por el maestro anterior. Mira, Sakura trabajó en combinar magia con tecnología. Los resultados son bastante efectivos también. Podrían ser útiles". Kero luego se quita el polvo de las patas y vuela fuera del cofre. "Bien, todo está en orden. Sólo una cosa más que hacer..."

Cierra el cofre y se acerca a la cerradura rota. El pequeño ser parecido a un león produce una chispa en una de sus patas y se desplaza para tocar la cerradura. Un destello de luz y de repente está en condiciones totalmente nuevas. Eso, combinado con la limpieza que Rin hizo anteriormente, hace que el cofre se vea como si lo hubiera comprado recientemente, en lugar de arrastrarlo hacia arriba desde el sótano después de haber estado allí quien sabe cuánto tiempo. Sin mencionar que se muestra ante el aturdido joven que es bastante caro y elegante. Eso no puede ser oro real... ¿verdad?

"Woah". Entonces Rin se da cuenta de algo. "Oye, ¿cómo se supone que voy a desbloquearlo ahora?"

Kero sonríe ante eso. "¡Ya tienes la llave, tonto!"

Rin se detiene y toma la cadena que ahora está alrededor de su cuello. La llave en la que se convirtió el bastón esta adjunta a ella. No le había tomado mucho tiempo a las inteligentes manos de Rin diseñar un collar simple con eso. La llave incluso se ve bastante bonita; con el mismo aspecto que el bastón en su tamaño completo, excepto por la parte de "llave" que es de color plateado. "Oh. Lo siento."

"Está bien". Kero vuela y se sienta en el respaldar de la cama. Echa un vistazo a la pequeña colección de bocadillos (saludables). "... Ah, puedo tener algunos?"

Rin sonríe ante el rostro hambriento y suplicante que tiene Kero. Como cocinero, Rin no puede resistir asegurarse de que Kero consiga algo de comida; especialmente porque el onigiri en el plato fue hecho por él. "Claro, solo deja algo para mí".

"¡Yay!" Kero se zambulle y agarra un onigiri, masticándolo casi de inmediato. Tragando, él llena el espacio que deja su comida con más charla. "Está bien, primero lo primero. Necesito que escribas tu nombre en Windy.

Rin parpadea, y recoge la carta que estaba a su lado. "¿Mi nombre?"

"¡Sí!" Kero hace una pausa para tragar una rodaja de naranja entera. "Necesitas reclamar esa Carta. De hecho, si por casualidad te encuentras con cualquier Carta que todavía está en su forma sellada, pon inmediatamente tú nombre en ella. Incluso si la Carta no se ha activado en ese momento, todavía existe la posibilidad de que lo haga. Y no te gustarían las consecuencias de eso.

"¿No lo haría?" Rin le pregunta, mientras busca una buena pluma en su escritorio; que es, por naturaleza, una tarea difícil ya que el escritorio de Rin es un desastre total.

"Digamos que la única vez que el anterior Cardcaptor olvidó eso, toda su casa fue casi destruida". Es la respuesta de Kero después de una pausa.

Rin se estremece al pensar en su casa siendo destrozada. "Lo tengo". Rin finalmente encuentra una pluma utilizable y regresa a Windy. "Um... ¿dónde lo escribo?" Él mira fijamente la Carta.

Kero se detuvo en su comida y vuela hacia Rin. "En la parte inferior. También tiene que estar en inglés".

"¡¿Inglés?!" Rin exclama, girándose para mirar con horror al ser mágico. Kero se ríe y vuela hacia uno de los escritorios, rasgando un pequeño trozo de papel antes de regresar. Rin se estremece un poco por eso, ya que viene del escritorio de Yukio. 'Espero que no se enoje...'

"Dame el bolígrafo, ¿quieres?" Rin lo hace y observa mientras Kero le muestra con cuidado cómo escribir su nombre. "Como puedes ver es fácil. Sólo tres letras. Similar a romaji en realidad.

Rin se asoma sobre el papel por un momento, luego asiente y se gira hacia Windy, agarrando la pluma de Kero en el camino. No pasa mucho tiempo antes de que RIN esté garabateado e impreso pulcramente en la parte inferior. "¿Por qué tiene que ser inglés?" Rin pregunta cuando termina.

"También puede ser en chino", reconoce Kero. "Pensé que el inglés sería más fácil para ti; La escritura china y japonesa es muy similar después de todo y hay que pensar que es chino mientras lo escribes. Y es por el creador original de los Cartas, Clow Reed. Era mitad británico y mitad chino. Clow creó estas Cartas mediante la combinación de Magia Occidental con Magia Oriental".

"¿Hay una diferencia entre ellos?" Pregunta Rin, dejando de lado por ahora la carta con el bolígrafo.

"Sí. Tiene que ver con las creencias y afines. No es realmente importante saber la diferencia en este momento, pero debes saber que la diferencia es lo suficientemente grande como para que el logro de Clow Reed sea verdaderamente una proeza de poderosa magia", explica Kero. "Es por eso que las Cartas son tan peligrosas. Solo aquellos elegidos o con el conocimiento adecuado pueden tener alguna esperanza de contenerlas y mucho menos dominarlas".

"Uh..." Rin termina su manzana y coloca el corazón en el plato, agarrando un onigiri mientras lo hace. "Entonces, este tipo Clow Reed era impresionante... ¿qué pasa con Sakura?"

"Ella fue la segunda maestra de las Cartas y el heredero elegido de Clow Reed". Kero le dice a Rin, con una sonrisa cariñosa cruzando su rostro. "Sus logros residen en ser una digna sucesora y en combinar magia y tecnología, como lo demuestran los dispositivos que dejó atrás".

"El hecho de que sea la maestra anterior es la razón por la que las Cartas se ven como lo hacen ahora. Anteriormente, eran conocidos como las Cartas Clow. Sin embargo, actualmente son las Cartas de Sakura".

"¿Es por eso que son de color rosa?" Rin pregunta.

"Bueno... el rosa era uno de sus colores favoritos después de todo ..." Kero suda un poco, recordando ciertas acciones y frases de su maestro anterior. "De todos modos, ahora mismo, necesito enseñarte los dos cantos que necesitas".

"¿Cantos?" Rin parpadea.

"Cantos mágicos. El primero es para liberar la varita, el cual necesitarás, y el segundo, es para sellar las Cartas, el cual también necesitarás".

Rin se sienta ante eso. Suena importante. "Bien. Dime."


 

Los ojos de Rin se abren a pesar de la hora tardía. Se pregunta por qué se despertó, y por qué siente que algo está zumbando a su alrededor, entonces sus ojos se enfocaron en lo que está arriba de él.

La cara de Kero. Realmente, muy cerca de él.

"¡Gah!" Rin se sienta, golpeando a Kero al hacerlo. Esa fue una visión extraña para despertar. Sacude la cabeza y mira con recelo a Yukio; pero parece que su hermano pequeño no había sido despertado. Que suerte.

"Wah... eso duele..." Kero se queja en voz baja antes de acercarse a Rin. "Oh bien, estás despierto. Eso hace que esto sea más fácil; ¡Tienes que levantarte de la cama, ahora!"

"Uh? Pero es..." Rin mira el reloj y bosteza. "Es la una de la mañana".

"Shh." Kero pone su pata en sus labios y luego hace un gesto hacia sus oídos. Rin hace una pausa y escucha.

Hay algo pesado golpeando afuera. No, no golpeando; Es como una sábana gigante siendo sacudida. La ventana hace ruido, y Rin salta de la cama y se sube al acolchado de la ventana. Hay algo parecido a un gran viento agitando la noche, y Rin retrocede cuando el viento aumenta, y la ventana hace aún más ruido.

"¿Qué es?" Rin le pregunta a Kero en voz baja, Kero va a responder, pero es rápidamente interrumpido.

Rin aulló cuando algo grande y blanco pasó junto a la ventana, haciendo que todo el monasterio se estremeciera y gimiera. "¡¿Qué es eso?!"

"Una Carta Sakura. Es la Carta Fly", le dice Kero. "¡Tenemos que atraparla!"

Deteniéndose solo para agarrar una chaqueta, un bolígrafo, la Carta Windy y comprobar que la llave aún está alrededor de su cuello, Rin abre con cuidado la ventana. Una gran ráfaga de viento sopla dentro de la habitación, pero Rin lucha a través de ella y sale, logrando cerrar la ventana también. Es difícil bajar al suelo con el fuerte viento golpeándolo, pero Rin aprieta los dientes y hunde los pies y los dedos.

Al llegar al suelo en una sola pieza, Rin sale corriendo, ignorando el pavimento y la arena contra sus pies descalzos. Kero de alguna manera logra mantener el ritmo a su lado, volando a pesar del fuerte viento. "¡¿Por qué nadie se ha despertado con este escándalo?!"

"¡Ah, no lo sé!", Admite Kero. "Pero si no te das prisa... ¡cuidado!"

Fly se da la vuelta y Rin queda aturdido al verlo. Parece un gran pájaro blanco, con un cuello largo y un pico corto. Y se precipita directamente hacia él.

"¡Oh, mierda!" Rin se da vuelta y estalla en una carrera, haciendo todo lo posible para alejarse de la carta repentinamente agresiva. Las garras rastrillan el suelo donde había estado y Rin salta lejos su pico, el viento originado por el batir de las alas de Fly lo empuja hacia el aire.

Gritando, Rin logra agarrarse de una rama de árbol cercana y se aferra a ella estilo mono. "Oh hombre..." Fly se aleja, dejando a Rin solo por ahora. Entonces recuerda, "¡Kero!"

Rin mira alrededor, preocupada por el pequeño.

"Ah, estoy aquí". Kero sale de debajo de la camisa de Rin, y se ve bastante agitado. "Yikes(1). Parece que ser despertado de su siesta lo hizo gruñón".

"Si esto sigue así, destrozará el vecindario". Rin traga ante ese pensamiento. "¿Cómo lo detengo?"

"Usa Windy", aconseja Kero. "Ella es una carta suave, pero también es una de las cuatro cartas elementales superiores. Ella es fuerte y es capaz de atar a la mayoría de las cartas. Solo tienes que decirle lo que quieres y ella lo hará".

Rin mira a Kero por un largo momento, Kero nota el temor en la mirada del joven. Sus rasgos se suavizan. "Puedes hacerlo niño. No te preocupes Como dije, Windy es amable.

Rin traga de nuevo, pero asiente lentamente. Se da vuelta y palidece un poco ante la vista que lo saluda. La gran forma de pájaro blanco de Fly, embistiendo directamente hacia él con una maliciosa mirada en sus ojos.

"¡Está regresando! ¡Rin, muévete! "Rin hace el ademan de seguir la orden de Kero, pero se detiene. Su expresión se enfoca y se levanta sobre la rama a la que se aferra.

Preparándose, mientras Fly regresa con un grito furioso, salta, agarrando una de sus piernas mientras se sumerge para atacarlo. Fly deja escapar un molesto graznido ante eso y comienza a volar más agresivamente, girando y rodando en el aire. Sin embargo, Rin sigue aferrándose a la pierna y, una vez que Fly ha detenido los movimientos más peligrosos, comienza a abrirse camino hacia arriba.

Finalmente, llegando a la parte superior, Rin se impulsa hacia adelante hasta que está cerca de la cabeza. Luego agarra la llave girando alrededor de su cuello, perforando su mano y pies libres en las plumas en un intento de no ser derribado, no solo por los movimientos del espíritu de la Carta, sino por el fuerte viento que se precipita sobre ella mientras se mueve.

'Espero recordar bien el canto'. Ora brevemente, luego comienza a hablar, un círculo mágico aparece debajo de él mientras lo hace.

"Llave que guardas el poder de las estrellas, muestra tu verdadera forma ante mí. Yo, Rin, te mando según nuestro contrato. ¡Libérate!"

La llave se expande con una ráfaga de luz y Rin la agarra. Se las arregló para sacar la Carta Windy sin expulsado, se prepara, lanza la Carta hacia adelante y la golpea con el bastón cuando regresa.

"¡Viento! ¡Sé una cuerda vinculante! ¡Windy, LIBERATE! "La carta estalla en luz, transformándose en la forma de una hada de color amarillo pálido con lo que parecen ser alas verdes en la frente y rodeada por un manto de viento de tonalidades verdes y amarillas. Fly grita cuando Windy lo envuelve, atándolo y arrastrando al espíritu al suelo.

"¡Woah!" Rin exclama, mientras el temblor y choque resultantes hacen que se caiga cuando Fly golpea el suelo con un estrepitoso golpe. Se desliza por el suelo durante un buen rato antes de finalmente detenerse. Sacudiendo la cabeza, se sentó y se dio cuenta de que aterrizó en un parque cercano, el cual lucia bastante diferente en la noche. Girando la cabeza, ve a Fly luchando contra las ataduras de Windy y se pone de pie. Corriendo hacia la Carta, prepara el bastón una vez más y recuerda el segundo canto que Kero le enseñó.

"Fly, te ordeno que regreses a tu verdadera forma... ¡Carta Sakura!" Golpeando la varita sobre Fly, las alas de la varita se expanden y se extienden, mientras Fly se lamenta al disolverse en hebras de luz que lentamente forman una carta delante de él.

Pronto ha acabado y Rin se derrumba, aceptando la carta que flota suavemente hacia él. Él mira la carta en su mano, la cual muestra la imagen del espíritu de la carta. "Yo... lo hice." Susurra, con shock en su rostro. 'Yo... no lo arruiné'.

Kero vuela hacia él, habiendo quedado atrás durante la captura. "¡Rin! ¿Estás bien?"

Rin mira hacia arriba, sus ojos brillan y están poco húmedos. "¡Yo... LO HICE KERO!" Se levanta de un salto y comienza a bailar alrededor, incluso abrazando a Kero en su alegría. "¡En realidad lo hice!"

Kero se ríe de la alegría que infecta a Rin y el aire a su alrededor. "Buen trabajo chico. Te dije que podías hacerlo".

Rin limpia la parte posterior de su brazo contra sus ojos algo llorosos. "Sí". Él mira a Fly. "Oh, es mejor que ponga mi nombre en él".

Una vez hecho esto, una idea golpeó a Kero. "Funcionó en el caso de Sakura, así que..." "Oye, Rin, ¡deberías usarla!"

Rin le vuelve la cabeza a Kero. "¿R-realmente? ¿Estaría bien?"

Kero sonríe. "Tú eres el nuevo maestro de esta Carta después de todo. Vamos, inténtalo".

Rin vacila por un momento, antes de que una sonrisa se dibuje en su rostro. "¡Por supuesto!"


 

"WHOOHOOO!" Rin grita, mientras se eleva por el cielo. La varita había crecido en longitud, y las alas en el extremo anterior se habían expandido y aleteaban suavemente detrás de él, permitiéndole montarla en el cielo. "Esto. Es. Tan. ¡GENIAL!"

Kero, volando a su lado, se ríe de la alegre energía que prácticamente ilumina a Rin. "Sip. No hay muchas cosas mejores que volar por tu propio poder, ¿verdad?"

Rin asiente, con una aturdida sonrisa en su rostro. "Sabes... esto podría no ser tan malo. Ser un Cardcaptor". Admite.

"Oh, habrá pruebas por delante", le dice Kero, aunque su voz todavía mantiene un tono ligero. "Pero las recompensas valen la pena. Nada es mejor que usar el poder con el que naciste. Se siente correcto, después de todo".

"¡Definitivamente!" Rin se ríe y se acerca para mirar dónde está el monasterio. "Mejor volvemos a casa sin embargo. No quiero que Tou-san me grite por salir solo por la noche. Realmente no puedo decirle la verdad".

"Cierto. ¡Vamos, voy tener una carrera contigo! "Kero se lanza, y Rin lo persigue con un grito que es mitad queja y media alegría.

Kero sonríe cuando Rin lo pasa, burlándose de él; Sin saber que Kero lo dejó tomar la delantera. 'Así que este es el nuevo heredero. Qué gran niño. No te preocupes Sakura; No te defraudare, ni a ti ni a él.

Después de todo, las más recientes pruebas de Cardcaptor acaban de comenzar.