Actions

Work Header

わがままなオレ・ボクを抱きしめて

Chapter Text

La verdad es que tengo miedo.

No quiero enfrentarme a este cambio.

Sólo pensarlo me da escalofríos.

¿Qué puedo esperar?

¿Qué es lo que espera de mí?

Tengo miedo.

En mi mente sólo existe la opción de huir.

Evitar en lo posible acercarme a esa situación.

Porque estoy seguro que terminaré llorando.

 

 

Todas esas ideas abarcaron la mente de Kouki ensimismadas, no podía discernir una de otra, porque el miedo lo dominaba.

 

-Lo siento mucho. No volverá.

Y a pesar de esas palabras no pudo evitar aferrarse a su cuerpo con fuerza en un abrazo desesperado

 -Yo…

Estaba a punto de cometer una locura.

 

-Perdóname por haberte lastimado, por haber ocupado su lugar-

 

Cuando un tanto indeciso aceptó la propuesta de Akashi, nunca imaginó que era lo que pasaría.

 

 

 

*~*~*~*

 

 

 

 

Si no lo ayudaba perdería más que un amigo. A la persona más importante de su vida.

Se sentía amenazado por el pasado en Teiko, su relación con Kuroko, añadiendo la falta de autoestima era una bomba de inseguridad.

 

 

Ambos pondrían lo mejor de su parte, para empezar una relación honesta, sin  pelos en la lengua.

 

El primero en empezar fue Akashi, le confesó lo que pasaba por su mente, sus peleas con Bokushi y el miedo que tenía de perderlo.

 

Furihata tenía que corresponder con la confesión de Akashi diciendo la verdad de lo que sentía.

 Ante todo sinceridad. Y  tenía mucho que decir al respecto…

 

 

 

-Yo me negaba a aceptar porque… Me hace sentir que no lo merezco.- le confesó-

 

¡NO!- pensó Akashi- ¡Era lo contrario! Era él quien no lo merecía, Furihata había aceptado prácticamente quedarse con un desconocido.

 

- Por-porque tú es decir usted… sigue… ¿enamorado de Kuroko? Aun lo quiere, ¿verdad?- trató de sonar lo más seguro posible para evitar romper en llanto como en ocasiones anteriores- tuviste la oportunidad de estar con Kuroko ¿Por qué no lo hiciste?

 

-Kuroko es un amigo muy preciado. Nada más.- trató de usar un tono tranquilo para darle confianza- ¿Qué si quiero a Kuroko? ¡Claro que lo quiero! Es un gran compañero y amigo… tengo una amistad con él.

 

El castaño aún no parecía del todo convencido.

 

-Sólo eso.- le dijo para reafirmar-

 

Le había dejado en claro que Kuroko era un preciado amigo, al cual solo le guardaba amor fraternal.

 

-Si yo siguiera enamorado de él, se lo habría dicho en el mismo instante en que nos reencontramos. Tampoco me hubiera importado que tú hayas tenido una relación con el otro.

 

En cambio, solo para presionarle un poco dijo en forma de reproche, fingiendo estar un poco enojado:  

 

-¿Disfrutas viendo como me enamoro de ti, sabiendo que soy solo el sustituto del que conociste?- respiró profundo para calmarse- tuviste la oportunidad de alejarte de mi ¿por qué no lo hiciste? ¡Soy un desconocido para ti!- por más que le doliera reconocerlo, él también tenía dudas sobre la relación que tendrían-

 

-¡NO!- se apresuró a responder el castaño- ¡C-claro que n-no! Es sólo que no sé... No sé si sea correcto ser querido por usted.

 

Con intención de presionarlo un poco más, siguió interrogándolo:

 

- ¿Cómo te sentías con él? ¿Era interés? ¿Dinero? ¿Poder? ¿Reconocimiento?

 

-No-no…fue diferente. El otro Akashi, bueno... el que yo conocía, mi relación con él no empezó bien. La primera impresión que tuvo de mi fue patética. Era lo opuesto a mí. Y por eso nos complementábamos. Pero con usted...

 

 

Akashi espero a que terminara la frase.

 

 

-Con usted, es como empezar desde cero. Conocer a Akashi-san de Teikou es algo que nunca creí posible. Todo lo que escuchaba sobre usted antes de aquél accidente que cambió a la generación de los milagros sonaba tan idílico. Me costaba creerlo. Y ahora que estoy frente a usted no sé qué hacer.

 

Lo miró suplicante, esperando que entendiera que lo que le decía no era fácil para él, pero el pelirrojo no se ablandó y lo miró con detenimiento, dando a entender que no desistiría de seguir preguntando hasta que soltara todo.

 

 

-Usted es demasiado perfecto. Por eso siento que no tengo nada que ofrecerle.

 

 

No pudo más y le confesó un tanto resignado:

 

 

-Usted está a otro nivel... Y yo no puedo alcanzarlo.

 

 

Ante tal declaración, Oreshi se sorprendió.

 

-¡Pero qué dices!-¿De dónde sacaba semejantes ideas?- El decir tales juicios es precisamente por tu falta de conocimiento hacia mí.

 

Avergonzado, Kouki no sabía cómo responder, bajó su cabeza, mirando hacia el suelo completamente cohibido. Se sintió patético.

 

 

El sólo se hacía la víctima, fingía no ver el esfuerzo que el otro hacía para poder acercarse. Lo anteponía por sobre todas las cosas cuando era más que evidente que él necesitaba ayuda desesperadamente.

Y él, sintiendo que sufría. No era nada.

 

 

Akashi casi podría asegurar ver la imagen de un chihuahua en todo su esplendor.

Ante tal escena no pudo menos que acercarse y abrazarlo, para darle confianza.

 

- Gracias por darme una oportunidad.-le confesó, sin soltarle aún- También es nuevo para mí.

 

 

 

 

La verdad absoluta no existe.

Ya no te veré a través de los ojos de otro.