Actions

Work Header

La Investigación de Lay

Work Text:

La puerta de Can jamás había sido cerrada en la cara de Lay nunca en su corta vida, generalmente las amenazas relacionadas con la comida eran cien veces más efectivas que las que contenían vacías promesas de muerte con un cuchillo de cocina, sin embargo esta vez, Can parecía muy decepcionado por alguna razón. Lay solo quería obtener su información diaria acerca de P’Tin y P’Pete, sin embargo Can sólo pareció más enfurecido y a empujones la sacó de su habitación, como última instancia ella usó la comida de rehén, pero solo recibió un portazo en la cara por parte de su hermano y silencio.

-¡Hey! ¡Can!!!- Lay debía intentarlo, sus seguidoras en twitter estaban esperando sus noticias y no podía fallarles- ¡No esperes un almuerzo mañana si no abres esta puerta!- una cosa era tener cucarachas de almuerzo y otra no tener absolutamente nada.

-¡No me importa!- escuchó apenas el sonido de la voz de Can, amortiguada por la puerta que los separaba. Eso sí que era raro. Lemon se quedó sorprendida, su hermano debía estar más decaído de lo que pensaba si no estaba respondiendo a la comida. ¿Quizá perdió algún partido?

Sin esperanzas regresó a su habitación tratando de descubrir que podría tener así a Can. No podía ser un partido porque Lay había asistido a ellos y hasta ahora no habían perdido ninguno, además, el partido de esta semana sería en dos días más. Debía ser otra cosa. El sonido de una notificación en su twitter la sacó de sus pensamientos, eran sus seguidoras preguntando. Lay suspiro, hoy no habría noticias para ellas, tendría que pensar en otro contenido para compartir. Decidió entonces ponerse a buscar algo interesante olvidándose por completo de la persona del dormitorio contiguo.

Después de varios minutos encontró algo y contenta con los resultados lo compartió sintiéndose satisfecha con ella misma- ¡es verdad!- se dijo para sí en voz alta- ¡Si mi hermano no quiere hacer esto por mí, tendré que hacer una investigación yo misma!- con una determinación restaurada, Lay comenzó a hacer sus planes, debía aprovechar el día del partido de Can, ella y Chompoo estarían por la universidad, sería un buen momento para pasar por la IC y ver si podría ver a P’Tin y a P’Pete y ¡descubrir algo sobre su relación al fin! - ¿habrá dicho Pete que si a Tin al fin?- su voz se volvió más melodiosa y su mente empezó a divagar en los posibles escenarios, no fue hasta varios minutos más tarde que puedo volver a ordenar sus pensamientos y preparar su plan de acción.

 

****

Día del Partido

Como lo sospechó, Can no había estado receptivo los últimos días, incluso su mamá lo había notado, vamos, si su hermano jamás perdía el apetito, pero desde el incidente con la puerta, pareciera que el estómago de Can había salido de paseo junto con su buen humor, cosas extrañas estaban ocurriendo, a veces decía no tener hambre y también había permanecido muy callado, Lay incluso creyó haberlo oído llorar a través de la pared que separaba sus habitaciones. Entonces Lemon tenía dos objetivos el día de hoy, descubrir si P’Tin y P’Pete estaban saliendo y el otro preguntar con los amigos de su hermano si sabían qué le pasaba. Primero por supuesto iría a la IC, pues en el partido estarían todos aquellos que pudiesen saber acerca de Can.

Ella y su mejor amiga Chompoo caminaban cerca del edificio de la IC cuando a lo lejos pudieron ver como Pete y Tin venían caminando juntos.

-¡MIra! ¡Ahi estan los dos Chompoo!- lay jalo a su compañera para esconderse detrás de un arbusto y ver que sucedía entre ambos chicos.

-¿Te sucede algo Tin?- Lay podía verlos claramente, como Pete preguntaba algo a Tin y parecía preocupado, pero para su mala fortuna no podía escuchar nada de lo que alguno de ellos estaba hablando. Tin negó con la cabeza- ¿estás enfermo?- la mano de Pete viajó desde su hombre donde aseguraba la tira de su mochila recargada en su hombro, hasta la frente de otro, el corazón de Lay estaba a punto de explotar de la emoción, pero se contuvo deseando ver más. Pete retiró su mano satisfecho de no encontrar signos de enfermedad, pero ambos chicos pararon su caminata mientras Pete decía algo más-¿pasó algo entre tú y Can?- esta vez Lay notó como Tin parecía incómodo y hasta cierto punto triste con lo que sea que Pete le hubiera dicho, Tin bajó la cabeza y negó nuevamente, se notaba por la mirada cada vez más preocupada de Pete que no creía en las negaciones de Tin. Ambos quedaron en silencio por unos segundos, Pete miraba a su alrededor pensando que decir y pareció encontrar algo porque hablo de nuevo- hoy Ae y Can tendrán un partido contra un equipo rival, Ae dijo que era muy importante, ¿vas a ir?- Tin ahora parecía un poco irritado además de triste,.

-Layyy aiiii layy- habló su amiga- Chompoo no puede oír nada…- hizo puchero, su amiga no podía estar mucho tiempo tranquila y no era muy buena leyendo el comportamiento de otras personas, por lo que era natural que se aburriera pronto al solo ver la interacción de ambos a pesar de que dijo que quería saber también que había pasado entre los dos- chompoo quiere irse… y ya no quiere saber- terminó con un puchero.

-espera un poco más Choompo- dijo Lemon tratando de escuchar las siguientes palabras de Tin pero sin éxito.

-no iré- Pete parpadeo confuso ante las palabras de Tin- yo no soy amigo de Can ni de nadie ahí- el semblante de Tin cambió a uno frío y por dos segundos, justo en medio de la frase que estaba diciendo, sus ojos mostraron una profunda tristeza que desapareció tan rápido como acabo la palabra. La preocupación de Pete creció y Tin optó por seguir caminando y dejarlo detrás.

-Ai Tin!- Pete subió la voz para detener a Tin en su andar por lo que Lemon escucho cada palabra- el partido de Ae y Can es a las 6, es muy importante para ellos- Tin cerró los ojos y suspiro, hizo una mueca con sus labios antes de abrirlos de nuevo, pero no dijo nada a Pete y resumió su camino hacia su auto. Pete lo miró por unos segundos resignado y se dió la vuelta para dirigirse a la zona de ingenierías.

-Ai’Layyyyy- se quejó su amiga- Chompoo quiere ir a ingeniería a ver a P’Ae- como siempre su amiga solo hablaba del chico que le gustaba.

-¡No te das cuenta Chompoo!!- dentro su cabeza, lay estaba segura de que había pasado- ¡¿que no viste lo que yo?! Lo mas seguro es que Tin está celoso de que Pete siempre vaya a ver Ae- Lemon sonreía de imaginarse el drama y su amiga solo la miraba como si estuviera hablando en chino.

-¡No entiendo!- su amiga rasco su cabeza- pero si no oímos nada cómo es que sabes P’Tin esta celoso si jamás dijo nada- chompoo tironeaba del brazo a su mejor amiga tratando de conseguir que dejara ese lapsus de fantasías en la que parecía estar cayendo

-¡espera un momento!- dijo lay al ver que Tin aún seguía parado frente a su auto pensativo, había detenido su mano antes de abrir la puerta y parecía estar debatiéndose algo consigo mismo. Chompoo por su parte seguía quejándose y jalando a su amiga- Chompoo espera un poco más por favor- pero la chica no cedió y salió de su escondite.

-Chompoo no quiere esperar, vamos con P’Ae, quiero comer con él antes del partido- anunció la chica tratando de arrastrar a la otra.

-solo un momento más Chompoo te prometo que te compraré el almuerzo- la chica se siguió negando- ¡ya se! Te compraré una nieve después si eso quieres- a su amiga se le iluminaron los ojos y Lay supo que había ganado.

-Lay es la mejor- dijo con alegría mientras la abrazaba. Lemon redirigió su atención donde antes había visto a Tin, pero él ya no estaba ahí, y junto antes de perder toda esperanza, escucho su nombre.

-Lay- P’Tin estaba parado a medio metro de ellas, ambas chicas dieron un salto del susto, Tin fue muy sigiloso al llegar.
-
Hola P’Tin- la voz de Lemon bajo un octaba al saludar al chico, mientras hacían la reverencia con las manos ella estudió a Tin, quien se veía neutral como siempre y asintió como era su costumbre- que bueno verte otra vez- dijo ella para despistar, esperando que no se haya dado cuenta que lo estaba espiando. De nuevo Tin solo asintió, paseo sus ojos alrededor como queriendo preguntar algo que le costaba trabajo, pero se decidió a preguntar:

-¿le gustó el regalo a tu mama?- viendo que no había notado su espionaje, a Lay se le iluminó el rostro y perdió el miedo que la tenía tan tímida.

-¡si! Le encantó y me dijo que le gustaría agradecerte- Tin negó con la cabeza, pero lay no lo dejó decir nada- las veces que nos hemos encontrado fuiste muy amable y ni siquiera pudimos agradecerte correctamente, así que espero que no te niegues si un día te invitamos a casa a comer- Tin pareció decaído al oír esto, lo que dejó a Lemon un poco confusa pero aun así asintió- ¿P’Tin, no iras al partido de mi hermano hoy?- decidió preguntar, si la tristeza era porque Pete iría ahí a apoyar a Ae, tan vez Lay podría convencerlo de ir y demostrarle que Pete le había dicho la hora del partido porque lo quería ahí junto a él, y tal vez, solo tal vez, ella podría ver todo el romance de primera fila. Tin fu tomado desprevenido, porque su cara de sorpresa fu muy evidente, fue cuando chompoo decidió romper su silencio.

-¡Ai’Lay! Chompoo tiene hambre- Lay suspiro.

-Lo sé pero… espera un poco mas te dije que…- su amiga le tironeó un par de veces el brazo y antes de que pudiera decir algo mas Tin habló de nuevo.

-quieren almorzar conmigo- ambas chicas voltearon a verlo, pero su expresión seria decía que no bromeaba- yo las invito- dijo creyendo que el silencio y el shock era vacilación por parte de las dos. Lay vió el momento en que Chompoo quería protestar y lay inmediatamente le recordó en voz baja su trato con la nieve a lo que la chica asintió.

-estaríamos encantadas P’Tin, muchas gracias- respondió con su voz más encantadora.

***
En algun restaurante de la zona IC

Este era el momento de Lay para averiguar todo lo que pudiera de la relación que había entre P’Tin y P’Pete, no podía creer que una oportunidad como esta se le presentara. Su amiga y ella había mantenido mucha de la conversación mientras elegían qué comer, Tin se mantenía respondiendo cuando debía, pero parecía querer preguntar algo cada vez que hacía contacto visual con Lay. una vez trminado el almuerzo, Chompoo no dudó en recordarle de su promesa y es por eso que ahora se encontraban esperando sus postres, lay pensó que el momento era ahora o nunca.

-P’Tin- el mencionado dirigió su vista de su bebida hacia lemon- puedo preguntar, ¿cómo van las cosas con P’Pete?- Tin parpadeo un par de veces como si la pregunta no tuviera mucho sentido.

-bien- solo dijo como si no entendiera la pregunta. Su amiga como siempre no tenía tacto.

-pero chompoo lo vio confesarse y ser rechazado, y hoy Lay dijo que estaba celoso porque iba a apoyar a P’Ae, pero P’Ae es genial y Chompoo también quiere ir apoyarlo- dijo la chica impertinentemente. Lemon se sostuvo de darle un buen golpe a su amiga, pero Tin solo sonrió.

-Pete y yo solo somos amigos- dijo paciente Tin- y aunque no me agrada Ae, Pete cree que es de fiar, así que debo creerle a Pete porque el es mi amigo y debo confiar en que Ae no lo va lastimar- por un momento Lay pudo oír a su estúpido hermano hablando a través de Tin, eso sonó muy parecido a las cosas que parloteaba Can todo el tiempo. Chompoo procesaba sus palabras mientras que Tin usaba la sonrisa más hermosa que Lay jamás le haya visto, como si recordara algo muy querido para él. Así de enamorado estaba él de Pete, que decidió que ser amigo de Pete y aguantar los celos era mejor que no tener a Pete del todo.

-¡entiendo!- Lemon metida en su fantasía exclamó- ¡Tienes miedo de perderlo, es por eso que es mejor tenerlo como amigo a arriesgarte a no tenerlo a tu lado simplemente porque los celos pueden envenenar su relación!- P’Tin detuvo todo movimiento y miró a Lay como si le hubiera dado la respuesta del universo. En ese momento la mesera llegó con sus postres, puso un plato de helado para cada una de las chicas y para Tin uno con fruta. En el plato de Tin había una fruta conocida y Lay sin pensar solo lo dijo:

-¡Cantaloupe!-y se rió. Tin por su parte no le quitó la vista al pedazo de fruta y poco a poco fue sonriendo de nuevo- es verdad- dijo ella recordando a Can, su otra misión de hoy, tal vez Tin sabría si su hermano había sido rechazado o algo, porque ambos eran amigos y si ambos estaba rechazados por la persona que les gustaba, tal vez lo compartieron uno con el otro- P’Tin, tu sabes que es lo que le sucede a P’Can últimamente-Tin regresó su atención hacia Lay continuando en silencio permitiendole que se explicará- últimamente ha perdido el apetito y aunque lo amenace con no hacerle de comer no me hizo caso, además lo he escuchado gritarle a su teléfono porque alguien no le contesta, incluso me ha parecido escucharlo llorar, me preguntaba si había sido rechazado por alguien por primera vez porque nunca antes había pasado algo así- Tin sonrió de medio lado y negó con la cabeza, de manera indulgente pero no agregó más. Lay no podía describir nunca la relación que había entre su hermano y Tin, ellos parecían ser buenos amigos porque salían muy seguido el uno con el otro, pero la verdad es que cuando los había visto juntos Can se había portado algo grosero con Tin, sin embargo, esta reacción de Tin era muy extraña, como si supiera lo que pasaba y no estuviera preocupado.

Antes de obtener cualquier información, su amiga intervino de nuevo, alegando que deseaba regresar dónde Ae y como no había helado que la pudiera detener más tiempo, decidieron irse. Tin fue muy amable con ellas y las llevó hasta el lugar del partido, al llegar ahi les pidió que se adelantaran, pero Lay ya no lo vió más durante todo el juego, así que no le pudo preguntar de nuevo. Parecía que después de todo Tin no podía ver a Pete alabando a nadie más, y a aparte de eso, los amigos de Can también estaban preocupados por él y no sabían a qué se debía su estado de ánimo actual. Lay tuvo que conformarse con encontrar lo de Tin y Pete, y debía buscar otra forma de descubrir acerca de lo que le pasaba a su hermano.

***

Después de partido

Esto iba de mal en peor, además de todo lo trastornado y triste que Can había estado los últimos días, su equipo tuvo que perder el partido. Lay estaba muy angustiada así que decidió buscar a su hermano para darle algo de consuelo, lo conocía bien, seguramente no iba permitir que nadie lo viese llorar, así que iba separarse de su equipo, buscar algún lugar solitario y sentirse miserable el solo. Le bastó solo buscar en dos lugares para por fin poder localizarlo y cuando estaba apunto de gritar su nombre escuchó como alguien le llamaba antes.

-¡Can!- Era Tin. Lay se sorprendió al verlo ahí, ella pensaba que se había retirado desde el inicio, pero al ver la car de su hermano, llena de tristeza y vulnerabilidad se quedó congelada en su sitio.

-no lo entiendo…- dijo Can al borde de las lágrimas-... perdimos… - Tin tenía la misma mirada que esta tarde cuando ella le habló del estado de Can, su hermano por otra parte comenzó a llorar en serio y entonces Tin abrió sus brazos como invitándolo a un abrazo y le dijo -Ven aquí- Poco pudo hacer Lay para contener el jadeo que se le escapó de la sorpresa de ver a Can corresponderle, yendo directo a los brazos de Tin y aferrándose a él con fuerza como si de un salva vidas se tratase y él se estuviera ahogando en el mar. Can se culpaba de la derrota, mientras Tin le contraargumentaba y le ofrecía palabras de aliento. Lemon no podía procesar realmente todo lo que estaban diciendo, pero definitivamente ella nunca había conocido a este Tin y a este Can. El más alto estaba tratando tan dulcemente al otro que era imposible para Lay no pensar que algo estaba perdiéndose, que algo en ese comportamiento indicaba algo más, pero su cerebro no podía procesar nada. Por un momento Lay consideró que ella desearía que su hermano fuera P’Pete, cuando vió como Tin limpiaba sus lágrimas y sostenía el rostro de su hermano entre sus palmas y suavemente le decía “para mi tu eres el mejor”. Pero no pudo profundizar en ese pensamiento fugaz porque Can refuto como un niño que no lo era y siguieron la discusión un poco más, hasta que can dijo que quería llorar un monton y asi lo hizo en el hombro de Tin mientras él respondía que llorara para él.

Lay no podía despegar sus ojos a pesar de que todas las alarmas estaban encendidas, este momento era demasiado íntimo entre ellos dos, pero algo la detenía, algo le decía que lo que estaba pasando era más significativo de lo que ella creía. Debatiendo entre irse o no el momento la atrapó de nuevo y terminó encontrando su respuesta.

Can se removió aun en los brazos del otro sin romper el embrace, levantó la vista hacía Tin quien con una de sus manos procedió a limpiar los rastros de lágrimas del rostro del más bajo, y sin decir ninguna palabra más empezó a acercar sus rostros. Lay tapo su boca con sus dos manos para evitar que algún sonido saliera de ella cuando notó que Tin hacía lo mismo. Y aunque Lemon estaba presenciando, simplemente no podía creer lo que sus ojos veían. Ambos chicos estaban besándose con un ritmo que de ningún modo podía ser por primera vez, era un ritmo aprendido y practicado; entonces como un balde de agua fría la comprensión llegó a ella.

El día que su hermano había regresado con el humor en los suelos, fue el día después que ella le enseñase la foto de P’Tin y de P’ Pete y le había dicho que ambos salían, después de eso ella lo había escuchado gritarle a alguien en el teléfono, pero sin darle mucha importancia a las cosas que hacia, ella no había escuchado ni una palabra. Después de eso su hermano y P’Tin no había salido mucho como regularmente lo hacían (eran Citas, su cerebro suplió). Es por eso
que P’Can se había negado a decirle nada sobre la relación entre P’Tin Y P’Pete, ¡porque ella le estaba pidiendo que le dijera sobre Su Novio y Otro! ¡Por eso la corrió de su cuarto ese día y por eso es que Tin tenía esa mirada cuando hablaba de Can y la razón por la que pidió Cantaloupe en el restaurante y el porqué Tin estaba triste también todo porque ellos se habían peleado y quizá era su culpa porque le dijo sobre pete y quizá todo este tiempo solo era pelea de una pareja que Lay no sabía ni siquiera que existía!!

Mientras todo caía en acomodado como piezas de rompecabezas en la mente de Lay, la pareja había cambiado a una posición más cómoda, Tin atraía a Can por el torso mientras el otro abrazaba su cuello, se besaron un poco más antes de que el llanto de Can los interrumpiera de nuevo. Él le informó al más alto que quería irse de ahí y Tin solo asintió para después tomarlo de la mano y guiarlo a donde Lay suponia debia estar el auto de Tin.

Ella se quedó un momento procesando todo lo que sabía ahora mientras veía el lugar donde antes había estado la pareja, suspiro y decidió regresar con chompoo quien de seguro ya quería regresar a casa.

Más tarde esa noche, ella descubrió que Can había llamado a su mamá para decirle que se quedaría en casa de un “amigo”. Lay suspiro porque, era demasiado extraño tener que pensar en su hermano como pensaba acerca de P’Tin y P’Pete. Sin embargo, como prometió, en su twitter ella posteo las malas noticias, diciendo que el TinPete no eran pareja, que Pete había rechazado a Tin, sin embargo, no pudo evitar al final del post escribir como una etiqueta: #TinCan?

El twitter recibió muchas respuestas preguntando por la misteriosa etiqueta y sobre quien era la persona que era la pareja de Tin… bueno, pensó Lay, tal vez shipear a tu hermano con un hombre no sea tan raro…

Fin