Actions

Work Header

Paren la guerra del Grial, me quiero matar

Chapter Text

Una piedra de Troya. En una situación normal, aquel recuerdo hubiera terminado en algún lugar inalcanzable del altillo de Nikki (si tuviera altillo, pues vivía en un monoambiente barato). Pero había llegado en el momento justo.

Hacía tiempo había querido comprobar si eso era verdad. Los espíritus heroicos. La guerra del Grial. No sabía cuándo había comenzado a leer sobre aquella conspiración, o si realmente iba a perder su tiempo con eso, pero la cámara ya estaba encendida y lista para documentar todo.

—Bueno, no sé para quien estoy grabando esto... Hola, yo del futuro. —Se rio, pero pensar en el cringe que le daría verse luego le hizo callarse—.  Esta noche voy a comprobar si todos estos rumores de internet son ciertos, o si alguien creativo divulgó toda esta mierda. Lo único que voy a perder va a ser una piedra de recuerdo. Perdón, tío, pero esto es lo único para lo que creo que servirá.

Se giró sin mirar a la cámara, haciendo paso a paso las indicaciones que había recopilado de todos los sitios. Eran demasiado precisas como para haber salido de tantas fuentes. Al terminar, miró para el pedazo de piedra.

Nada. No había sucedido nada.

—Bien... —se dijo, volviendo su vista a la cámara—. ¿En serio no va a ocurrir nada? Me siento estafada. Supongo que aquí termina...—Iba a apagar el aparato, hasta que notó algo en su mano—. ¿Y esto? —Esas manchas no estaban en su mano cuando había comenzado—. Okay... Esto está poniéndose raro.

Desde centro de la habitación el círculo mágico comenzó a destellar, un fulgor azulado inundó lentamente la habitación, reflejándose en la pantalla de un la cámara, finalmente un cuerpo comenzó a manifestarse.

 Una masa brillante comenzó a emerger del suelo y a erguirse con lentitud, hasta tomar la forma de un hombre, que aún antes de cesar en su resplandor, simplemente dejo oír su voz.

—Soy el servant clase rider— Comentó manifestando su rostro de entre un haz de luz— Te lo pregunto, ¿acaso tu eres mi máster?

 Luego de decir esto, el brillo cesó y dejó ver su figura, ciertamente aparentaba ser un joven adulto normal, si no fuera por sus ropas que delataban parte de su legado griego, toda la iluminación se fue de un momento a otro, y quedaron solos los dos, máster y Servant.

Al notar el resplandor azul se giró hacia la piedra, donde en lugar de ella estaba un hombre con algo que parecía una especie de disfraz. Retrocedió unos pasos, y acomodó sus lentes, creyendo que se trataba de algún tipo de ilusión óptica. Al oír las palabras del ente que acababa de aparecer intentó recordar lo que había leído sobre aquel ritual, sin que nada se le ocurriera.

 

—... ¿Rider? Eso me suena... —comentó, al fin algo empezaba a recordar. "Aunque no sé si era exactamente de aquel post de 4chan" pensó. De todas maneras, la palabra Máster en definitiva tenía algo que ver—. Ehm, supongo, sí, yo soy tu máster, me llamo Nikki, pues, eh... Nunca pensé que el primer hombre que entrara a mi departamento fuera porque lo invoque.

Tardó un rato en procesar todo lo que había dicho.

"..." Se quedó en silencio, sin saber cómo retractarse o qué respondería el Servant.  "Bienkki, si no vuelves a abrir la boca todo saldrá bien," pensó.

Cuando recibió la respuesta simplemente sonrió como si reconociera que ella se tratara de una mujer de cultura, para finalmente exclamar.

—Mi nombre es Aquiles! He Sido invocado por el Grial para participar de una nueva guerra en la cual se... — Comenzó a recitar hasta que se puso a pensar en aquello que había dicho su máster.

—Soy realmente el primer hombre que ha pisado el lugar donde vives? ¿Eres una especie de sacerdotisa?— comento acercándose a ella mientras observaba todo a su alrededor.

—¿Para qué la cámara?— Finalizó levantando el aparato sin el más mínimo cuidado, como si se tratase de alguna especie de juguete.

Desconcertada, Nikki no sabía por dónde comenzar a hablar aquella... ¿Invocación? ¿Era correcto llamarlo así a pesar de verse tan humano?

—Aquiles... ¿Cómo el griego? —preguntó, más a sí misma que a aquel hombre. Al oír la palabra Grial, empezó a relacionar los puntos, y no sabía si sonreír emocionada o ponerse más nerviosa de lo que estaba. "Así que todo era cierto... ¡Lo sabía! ¡Lo sabía! ¡Lo sabía!", Pensó, a pesar de no poder expresar su emoción en el exterior. No se paró a oír lo que dijo Aquiles hasta momentos después—. ¡N-no! No soy religiosa, no estoy en celibato, solo... —Incluso si se trataba de ella, la palabra "virgen" se le hacía patética. Era más sencillo cambiar de tema, y tuvo la salida oportuna al casi infartarse cuando sacó la cámara de su lugar. "Mierda, quedó todo grabado, y ahora va a terminar rompiéndose..."—. ¡Hey! ¡Dame eso!

Cuando oyó la forma tan inexacta en la que se refirieron a su persona simplemente se vio obligado a hablar de sus orígenes.

—Mi nombre es Aquiles, Hijo de la diosa Tetis y el Rey peleo, pupilo de Quirón y guerrero de Grecia.— Comentó alejando a su máster de la cámara, mientras la revoleaba de un lado al otro como haciendo malabares.

—¿Acaso no sabías que Vendría? ¿Qué pensabas invocar? — Comentó levantando la cámara con sus manos con el único fin de que quede fuera del alcance de su máster.

—¿Tu realmente eres un mago? Es imposible que me hayas invocado de casualidad.

—Sí, sí, tuve clases de literatura en la secundaria, pero que yo sepa ese Aquiles estaba muerto —contestó, intentando alcanzar su cámara de video. Maldecía entre dientes el ser tan baja, y mientras más la revoleaba más revoltijos en el estómago le causaba. "Tanto esfuerzo para invocarlo y ahora me va a joder la grabación"—. ¡No! Quiero decir, sí sabía que vendría alguien, o sea, quiero decir, creo que se llaman servant y sí estaba buscando uno, uhm, usé, esto, una piedra de Troya así que me esperaba alguien de Troya pero no, no soy una maga, eso quería decir.

—Muerto... Eh?— por un momento pareció perder sus ánimos mientras susurraba eso, más recuperó la compostura con rapidez.

—¿Un Troyano? ¿Como Héctor? ¿O como su hermano mujeriego?— Por un momento bajo sus manos para llevarse la diestra al mentón, dejando ya la cámara en el rango de acción de Nikki—Me parece increíble que de entre todos los espíritus heroicos que pudieron haber venido en tu encuentro, haya Sido invocado precisamente yo...

"¿Lo ofendí?" pensó Nikki, al ver al soldado decaído "... ¿Es posible ofender a alguien recalcando su muerte?" Aprovechó para intentar recuperar la cámara, esperando que el agarre no fuera fuerte.

—Pues, no estaba buscando a ningún troyano en particular, yo solamente quería probar si era posible que apareciera alguien invocado por una piedra, recuerdo que la llamaban "catalizador" —recordó, acomodándose sus mechones. Todo el asunto le tenía los pelos de punta—. Aunque quiero creer que era bastante específico...

No se esperaba ser convocado para una guerra de forma tan aleatoria, tal vez siguiera preso del destino y la voluntad de los dioses aún después de muerto, más no era el momento para pensar en eso ya.

Dió una mirada a su alrededor y se dió cuenta rápidamente que se trataba de una de esas estructuras nuevas del siglo XX, algo que nunca había visto en su vida terrenal.

—Que lindo es este lugar... ¿Cuántas habitaciones tienes aquí? Dijiste que era un departamento, ¿no es así?

—Eh... Es y no es, usted me entiende. —Lo primero que le vino a la cabeza para responderle fue una referencia, algo absurdo teniendo en cuenta que no había manera que aquel hombre las entendiera siendo que había nacido como cuatro mil años antes que ella. Le daba escalofríos pensar en eso—. En sí... Es una sola habitación, esta, pero en esta habitación tengo la cocina, el comedor, el living, duermo aquí —señaló su futón frente a la TV—, casi no tengo espacio para mí, así que... Sí, tendrás que encontrar un lugar dónde vivir que no sea aquí. Lo siento, pero no tengo dinero para costearme otro lugar.

—Esperate... ¡¿Me estás diciendo que tu casa es solo esto?!— comento dando vueltas sobre sí mismo para apreciar lo que tenía a su alrededor.

—Bueno, es más pequeño que la morada común— Finalizó haciendo una mueca— Es mejor que vivir en el bosque con Quirón.

—Me conformo con dormir en el suelo del lugar, ¿quien sabe que podría pasarte si te dejo sola? —Refunfuño un poco, más no quería parecer muy descortés— Después de todo, ni siquiera eres un mago.

—Pues, sí. Una mesera no tiene para pagar... ¿Qué? —preguntó, no por el comentario sobre Quirón, pues se esperaba que en Grecia antigua no tuvieran chalettes, sino porque el hombre ya había decidido acomodarse en su propia casa—. Tengo suficiente soportándome a mí misma en este lugar, gracias. Esta zona no tiene robos ni asesinatos ni violaciones y tampoco secuestran perros para vender sus órganos a los chinos, así que no necesito un guardaespaldas griego, muchas gracias... ¿Qué tiene que ver exactamente que yo no sea una maga?

La expresión de Aquiles volvió a cambiar ante la última afirmación, hizo una sonrisa forzada y simplemente se volvió a su máster.

—Para para ¿Me estás diciendo que hiciste una invocación, usaste catalizador y no sabes que es la guerra del santo Grial? — comentó luego.

—KKJJJJJ...Te has metido en un gran lío, jovencita— Finalizó riendose de ella.

—Una invocacion sin saber de la guerra... KJJJJJ (?

—La guerra era mencionada en aquel post de 4chan, pero dudo que tantos quieran comprobar que esto no es un mito, pero si resulta que esto es verdad... —Después de responder, sintió que su estómago comenzaba a tener un movimiento centrípeto, y el frío en su rostro le hacía sentir que había empalidecido. No sabía qué le daba más rabia, si el hecho de que se estuvieran riendo a costa suya o el haberse dado cuenta de todo lo que llevaba a su situación—. La. Puta. Madre. Puta madre, puta madre, puta madreee la concha de la lora, ¿ME ESTÁS DICIENDO QUE TENGO QUE LUCHAR A MUERTE CON UN MONTÓN DE MAGOS BUFFEADOS? GRIAL DEL ORTO

Sin darse cuenta había perdido la noción del espacio, por lo que se sentó sobre el futón para mantener el control sobre sus pies. El frío de su rostro la hacía temblar de nuevo, y juntó sus brazos sobre su pecho para protegerse. "Bien, tengo que comenzar a leer los términos y condiciones con más atención... esto se escalateó demasiado rápido..."

Al ver como se puso Nikki, Aquiles no pudo evitar sentir algo de empatía, realmente estaba acostumbrado a que en su época la gente muriese de la nada, más su compañera estaba en medio de una crisis del siglo XXI, ¿Qué clase de héroe sería él si no fuese capaz de consolar a una dama?

 Aquiles se colocó frente a su máster que aún se encontraba en el futón y procedió a posar una rodilla en el suelo, para agachar su cabeza.

—Todo estará bien, Máster— comentó levantando su cabeza para mirarla a los ojos con mirada decidida y penetrante, como si intentara clavar  su  determinación en el alma de Nikki— No debería preocuparse, nada le pasará porque yo estoy aquí para cuidar de usted, Máster.

"... eso en mis lares se llama buitreo," pensó Nikki. A pesar de lo difícil de su situación, no podía dejar de ser irónica ni por un momento, algo que no sabía si era positivo o negativo. "Al menos ahora puedo modular lo que me pasa por la cabeza y lo que sí digo en voz alta." El contacto visual tan directo era intimidante para ella, y apenas notó lo que sucedía evitó la mirada de Aquiles.

—No es tan sencillo no preocuparme —contestó, mordiendo su labio. Siempre sucedía lo mismo, cada vez que le ocurría una crisis de ese estilo. Nunca debía preocuparse. De todas maneras, lo que seguía a aquella frase tan repetitiva que siempre oía, eso sí no era algo que le dijeran todos los días. Siempre había estado acostumbrada a derrumbarse y a rearmar sus piezas sola, incluso si en el camino terminaba rompiéndose más. Incluso si fue solo por un segundo, se sintió tranquila, pero poco después un escalofrío recorrió su espalda de nuevo—. Supongo que gracias...

Finalmente volvió a ponerse de pie, una vez hecho eso, se quitó los zapatos exponiendo su debilidad.

—¿Que tanto sabes de la guerra del Grial? Por lo visto tienes algo de información— prosiguió— Si llegaste hasta mi, debiste de haber tenido una fuente muy buena.

 Finalmente, se sentó como indio frente a la chica y continuo— No cualquier persona termina en este evento, solo el mismo grial tiene la potestad de elegir a los participantes de la guerra, por lo tanto, no eres menos que un máster digno.

El comportamiento de aquel... ente, si esa era la forma de llamarlo, ya que no era humano, la confundía bastante. Primero se burlaba de ella por no recordar lo que sucedía en la guerra del Grial y luego se sentaba como indio frente a su futón para hablarle con civilización. Ciertamente era incómodo.

—SI 4chan y reddit cuentan como fuentes muy buenas... —dijo, luego retractándose; era imposible que supiera de qué estaba hablando—. Quiero decir, en internet, una fuente de información muy grande, hay muchísimos datos, pero no creo que sean de confianza completamente... Lo único que recuerdo es que unos magos se enfrentan entre sí con invocaciones heroicas para obtener un objeto que les cumplirá un deseo, o eso creo. Solamente quise saber si las invocaciones eran reales, no quería meterme en esto por completo.

—Jajaja!— Río fuertemente a pesar de estar dentro de un departamento pequeño donde cualquiera podría oírlo— Bueno, ojou-chan, algo que debería saber es que tengo una serie de conocimientos básicos de esta época.

 Sonrió de nuevo, pues no era precisamente un troglodita del siglo XXI— Se de la historia a grandes rasgos, y tengo una noción de que sucedió desde mi época, soy conciente que Troya se vino abajo, la revolución industrial, y por supuesto, sé que es el internet!— continuó con vigor al darse cuenta de la maravillosa época en la que vivía.

—El Grial nos informa de todo esto, para que no encontrarnos demasiado desactualizados al llegar aquí— comentó dando vueltas por  la habitación para finalmente volver a acercarse a Nikki— Y quienes son esos 4chan y Reddit? Uno de los suena a qué es occidental.

—¿Puedes dejar de hacer eso? Siento que te estás riendo en mi cara —dijo molesta, antes de responder nada. "Es griego, está en EEUU y habla japonés... para colmo, el japonés de un pederasta"—. Vaya, esa copa pensó de todo. Aunque creo que me ahora varias explicaciones estúpidas ahora que lo pienso. —La idea de tener que luchar a  muerte con otros tipos mágicos le seguía dando escalofríos, pero no estaba tan aterrada como la primera vez que se le había ocurrido. "¿Pero cómo le explico qué son 4chan y Reddit a un ente mágico que lleva vivo por más de tres siglos?"—. A ver, cómo puedo decirlo... ¿Sabes lo que es un foro?

-- ¿Hacer Qué?-- Comento algo confundido por la distancia que imponia entre ellos-- Somos compañeros en esta lucha! Yo me rio, tu ries conmigo! Yo digo #nohomo, tu dices #Nohomo! -- Comento sin esperar que pudiera llegar el casero a tocar la puerta porque estaban haciendo demasiado ruido, Que pensaria él al oir detras de la puerta la frase #nohomo? Nadie lo sabia, simplemente el dueño se fue en silencio y eventualmente dejo de pensar(?

--¿Un foro? Pues, por supuesto! Creo que eso lo hacian los romanos para discutir temas legales y economicos!-- Se jacto de saber algo, pero en realidad no sabia una verga, de hecho, no se dio cuenta que su interlocutora lo pensaba como pimentero, bayoneta, sacacorchos, cucurucho, banderin, ni mucho menos como un chupete)?-- ¿Que tiene que ver eso con Reddit o 4chan? ¿Ellos son romanos?

—... ¿eres gay?

Su pregunta fue interrumpida por los golpes en la puerta del casero, algo que no esperaba a esa hora de la noche, nunca le había ocurrido pues por lo general era una persona tranquila (no contaba cuando estaba puteando en los shooters). Al irse, intentó bajar un poco el tono de su voz para evitar que volviera a pasar.

—Pues, no, no son romanos, pero sí discuten ese tipo de temas, entre... muchos otros. —No quiso mencionar los foros NSFW o las nerdeadas que se mandaba en varios posts—. Ahora eso se hace en páginas de internet, que se llaman igual, foros. Reddit y 4chan son foros, aunque Reddit es estadounidense y 4chan salió de Japón.

-- Por supuesto que no soy gay-- Comento "no estando a la defensiva"-- Pues, no quiero hablar de eso, por eso esta conversacion se acabó.

-- Entonces, habland alli de temas importantes como la guerra del grial, ¿no es asi? Para comenzar, ¿Sabes que es lo que tienes en tu mano? Se llaman sellos de comando, y posees tres en total, son hechizos sumamente poderosos que podrias usar aun en tu condicion de no maga, con ellos puedes incluso hacerme aparecer donde quieras que estes, o doblegar mi voluntad si asi lo quisieras, es la prueba de que eres mi master, pero muchos los usan como amenazas para sus servant, pues no hay forma de oponerse a ellos en nuestra situacion por mas poderosos que seamos...-- Comento sobre ello, pues le parecio que mientras mas información tuviera su master de la guerra, mas facil seria protegerla.

"... eso fue rápido," pensó, ante la velocidad con la que Aquiles se había puesto a la defensiva.

—¿En serio? Yo creía que los griegos eran bastante abiertos en su sexualidad, como cuando Zeus se cogió sin condón a un to... —Se calló, prefería no interrumpirlo y que se negara a contarle información importante que probablemente necesitaría si no quería cagarse muriendo. Habiéndolo oído se fijó en su mano, casi olvidaba esas manchas tribales, habían sido el primer cambio que había notado desde el inicio de la invocación. "Esto tiene connotaciones fetichistas," pensó—. Creo que entiendo. ¿El límite es tres? ¿Qué sucede si lo sobrepaso?

-- Que forma de generalización tan... No importa...-- Comento sobre la insinuacion zoofilica de Nikki, eso era incomodo y solo forzo una sonrisa, él no era zoofilico, podra ser sanguinario, matar troyanos por diversion, acosador de sacerdotisas, zoofilico, pero nunca santiagueño.

--Los sellos de comando son un arma tactica importante, aunque no vayas a usarlo, son garantia para con tu servant y los otros master, si te quedas sin ninguno... Nada sucedera de inmediato, pero yo no estaria obligado a obedecerte, mas aun, si los otros magos se enteran, pues no dudaran en verte como presa facil...-- Volvio a ponerse serio, tomo una silla y se sento al reves para mirar a Nikki.

-- Escucha, si en algun momento me encuentro en una situacion dificil, facilmente podria huir o Tener una gigantesca reserva extra de Mana con solo un sello, y eso les consta a todos los demas, por eso se trata de un arma tactica, y tenerlos es casi tan bueno como usarlos, pues garantizan proteccion cuando no puedes confiar en nadie-- Miro con seriedad su master.-- Pareces perder la calma con facilidad, pero descuida, los sellos te protegeran... Sabes quien soy, ¿verdad? Uno de los heroes y semidioses mas grandes de la mitologia griega, al nivel de Perseo y Hércules.

"Debería escribir un manual. 'Cómo ofender a griegos muertos'," pensó Nikki luego del comentario. Mantenerse callada sería más sencillo, pero era o callarse o saber cómo sobrevivir a una guerra de magos. No confiar en nadie no era una frase a la que no fuera familiar, incluso sin estar en un conflicto bélico.

—Ehm, tengo una duda, ¿tu maná se autoabastece? —preguntó, seguido de oír el comentario de Aquiles sobre su temperamento. "¿Por qué lo dice tan brusco?", pensó, apartando la mirada—. ¡Hey! Eso no es mi culpa, yo no tengo la experiencia en batalla de un mito griego. Y sí, tendría que vivir en un tupper para no saber que estuviste en la guerra de Troya. Incluso si no hubiera oído de eso, la expresión "el talón de Aquiles" está por todos lados.

Cuando oyó el comentario sobre su talón volvió  a ponerse de pie y se puso a caminar nuevamente por la habitación.

 —Eso es cierto, pero contamos con la ventaja de que nadie sabe quién eres, ni que yo soy Aquiles— Comento yendo a la mesa para darse cuenta que no tenía más muebles que los necesarios, y que las dimensiones eran demasiado humildes para dos personas— Este será nuestro secreto, mientras nadie sepa que no eres un mago, y yo soy Aquiles, podremos jugar nuestras cartas con paciencia, más aún que en esta época la información viaja tan rápido.

— Sobre el maná... Tu eres quien me lo provee, si te pasa algo, desaparecere en poco tiempo— Luego de eso, finalmente volteo a su máster se puso a apreciar la figura, y de solo pensar en la jalea, como quisiera tener una monja ahora mismo tututu(?— Como no eres un mago, no podré sacar todo mi potencial, dado que tus circuitos mágicos no están desarrollados... Pero hay tres maneras de resolver esto, sin embargo, algunas de estas son demasiado extremas... Y no creo que sean tu estilo.

—... Bien, es cierto que no te pareces al Aquiles que yo imaginaba —admitió Nikki. "Este Aquiles parece más una especie de cosplayer que se equivocó de lugar y en realidad quería ir a una convención," pensó, era probable que Aquiles no entendiera una mierda de todos esos términos, había que estar hundido en las estupideces weeaboo—. Creo que es una desventaja. Una desventaja bastante grande... —No sabía a qué se refería con "circuitos mágicos", pero no era el momento para comenzar a preguntar siendo que estaban con otro tema. "Debería armar una lista, no quiero perderme..."—. ¿A qué te refieres con mi estilo? Apenas nos conocemos, no creo verme tan clicheada como para que sepas qué me gusta y qué no. —"Aunque debo admitir que las gafas de culo de botella no ayudan."

—... ¿Como te imaginaste que sería? Bueno, no importa— respondió acallando su propia pregunta luego para contestar a algo más importante.

—pueeees... — extendió la palma de su mano izquierda frente a Nikki mientras mostraba tres dedos, y comenzó a señalarlos.

—La primer manera: Debo comer almas humanas... Soy bien conocido por enfrentar ejercitos enteros por mi cuenta, matar a una, dos, diez, o cien personas en esta época no hace ni hará ninguna diferencia— Observó fijamente a su compañera cuando menciono lo de la matanza, debía comprobar con sus propios ojos su reacción ante la primer propuesta.

 Luego cambio al segundo dedo —La segunda es tranferencia de maná por fluidos, y no me refiero precisamente al sudor o a los desechos— No quiso detenerse mucho tiempo en este punto por temor a parecer un depravado, su compañera se mostraba reacia a su presencia en el monoambiente, y si lo pensaba demasiado, podría terminar durmiendo en la calle, por lo que rápidamente pasó a la tercer posibilidad.

—La última y la que creo más viable, es... Tomar maná de algún lugar con grandes reservas, puede que los señores 4chan o Reddit sepan dónde hay lugares ricos en maná natural si entras a uno de sus "foros"— Aquiles no sabía que eran exactamente las páginas que nombraba, de hecho, las confundía con personas valga la redundancia, más iba en serio con que la consideraba la mejor opción para el caso.

—En el peor de los casos, debería consumir un sello de comando para liberar alguno de mis nobles phantasm...— finalizó agachando la cabeza pensativo.

"Brad Pitt, no un monito chino" pensó Nikki, antes de que Aquiles se retractara. El cambio de tono entre la primer pregunta y la respuesta a la suya le hizo estirar la cabeza hacia atrás y alejar su cuerpo, casi perdiendo el equilibrio siendo que la atrapó él respaldo del futón. "Bueno, tenía razón en cuanto a que no son mi estilo..."

—¡N-no voy a hacerme responsable de un asesino serial! ¡Por dios! —contestó. Ya era suficiente con tener que enfrentarse a muerte entre otras personas que seguramente tenían más ventajas que ella. Al hablar de los fluidos, no hizo falta que aclarara de qué fluidos se trataba para que siguiera igual de consternada. No sabía qué era peor, si tener que mandarlo a cagar por haber insinuado lo que insinuó o saber el tercer método. Casi suspiró aliviada cuando oyó la última opción—. Sí, creo que buscar lugares con maná es la mejor opción... —Rio con nerviosismo al oír la manera en la que Aquiles se refería a las páginas de internet como si fueran una sola persona y no un conjunto de gente—. Podría ponerme a buscar ahora... —Un bostezo le hizo retractarse de lo que dijo, y apenas vio el reloj de pared marcando las dos de la madrugada dejó de hacerlo—. ¡¿Cuándo se hizo tan tarde?! ¡Lola me va a matar! ¡Puto día el que empecé a trabajar en turno mañana! —Al darse cuenta de todas las puteadas que dijo frente a Aquiles se mordió el labio, intentando explicarse de manera calmada—. Uhm, lo siento, seguiría despierta pero debo dormir para despertarme... Dentro de cuatro horas...

Ante la reacción espontánea de su máster al ver la hora, se sorprendió que de la nada se pusiera a gritar, él no sabía que había gente durmiendo en el edificio, pero gritar a las dos de la madrugada cuando era día laborable, no era precisamente lo más... Apropiado (?

—Tarde, eh? Es cierto, tu habías mencionado que trabajabas de mesera...—comento finalmente— Bien, lo primero que tengo que hacer es conseguir ropa del siglo XXI, mientras tanto, creo que me quedaré en modo espiritual para no levantar sospechas.

 Luego de decir eso, se recostó en el suelo, acomodándose como si estuviera próximo a dormir.

— ¿Donde queda exactamente el lugar donde trabajas?— comento cerrando los ojos, colocado aún en frente del futón.

Intentó calmar su temperamento para no escandalizarse de nuevo, no quería que el casero volviera y la tuviera de punto por gritar en medio de la noche.

—Es lo mejor a lo que pude aspirar... —Suspiró—. Te prestaría ropa, no tengo un estilo muy femenino, pero no creo que te entre. —La diferencia de altura era demasiado grande entre ambos, y ni siquiera quería saber cómo terminaría su ropa de mujer con cuerpo de australiana promedio si se la probara un griego de casi dos metros. Antes de acostarse en el futón se levantó a alcanzar el interruptor—. Apagaré la luz. —Habiendo dicho eso la habitación quedó a oscuras, dejó sus lentes sobre la mesa frente a la TV (que funcionaba como mesa ratona y mesa de luz a la vez) y se acomodó para dormir—. ¿Exactamente? Pues, no creo que necesites mantenerme vigilada incluso mientras trabajo, de eso ya se encarga mi jefa.

— Preferiría asegurarme de que estés bien— comento en la oscuridad — si de casualidad alguno de los otros magos llegase a ver tus sellos de comando, te convertirías en objetivo principal y presa fácil... Además, no tengo nada que pueda hacer por aquí...

 Finalmente se dió vuelta sobre sí mismo y le dió la espalda al futón— Hasta mañana, Máster.

Oyendolo de nuevo, la pregunta de Aquiles sonaba razonable siendo que no había mucho que pudiera hacer sola más que tirarle gas pimienta a los otros másters.

—Bien. Te mostraré el camino mañana, pero no esperes que vaya a pagarte nada. Hasta mañana. —Dicho eso se cubrió con la sábana y volvió a intentar dormirse. Cuatro horas de sueño eran una miseria, pero quizás lograría sobrevivir a la mañana.