Actions

Work Header

Tranformers: Reborn

Chapter Text


Planeta Tierra


 

3 de julio de 1970 


Afueras de Nueva Katherine, Texas


 

El pueblo de Nueva Katherine siempre se había caracterizado por ser bastante calmado. Sin embargo, esa noche lo cambiaría todo.

"¡Vamos Stanley! ¿Crees poder atraparla?" dijo el niño, sacudiendo una pelota frente a su perro.

"¡Victor! ¡Ten cuidado! ¡Ya es muy tarde para que estés jugando ahí fuera!" dijo la voz de una mujer proveniente de una casa no muy lejos del niño.

"¡Ya sé, mamá, tan solo será un lanzamiento!" respondió el niño, volviéndose a su perro "¿Estás listo, amigo?" estaba a punto de lanzar la pelota, pero algo lo distrajo.

Un objeto, dejando detrás suyo una estela de luz, pasó volando frente a sus ojos, que pareció estrellarse en el lago de la ciudad.

Dejando caer la pelota al suelo, Victor no dudó en correr hacia donde se estrelló el objeto.

Debido a la emoción del momento, Victor corrió como nunca en su vida. Una vez que llegó al lugar, no encontró nada. Pero entonces, una luz salió del lago, la cual se empezó a elevar.

No era muy fan de la ciencia ficción, pero sabía reconocer una nave espacial cuando la veía y lo que acababa de salir del agua se parecía bastante a una, pero ésta no parecía para nada una nave humana.

Después de un rato con la nave flotando sobre el lago, se desplazó y aterrizó en la orilla.

De ella bajó un ser de forma humana, aunque su aspecto parecía el de una máquina.

"¡Victor Samuel Valentine! ¡Más te vale salir de donde sea que estés!" dijo la voz de su madre, seguida por unos ladridos.

El grito hizo que la criatura se pusiera en alerta, haciéndola volver a la nave.

"¡Estoy aquí, mamá!" gritó Victor, dándole la espalda al objeto.

"¡Por el amor de Dios, Victor! ¡No vuelvas a asustarme así nunca más!" dijo la madre mientras abrazaba a su hijo.

"Pero mamá, hay una nave espacial por allá" dijo Victor apuntando hacia donde había visto la nave, pero ésta ya había desaparecido.

"¿Nave espacial? Victor, ¿que te he dicho de quedarte viendo hasta tarde las películas de tu padre? Después tienes pesadillas y soy yo la que tiene que levantarse a las 3 de la mañana"

"Pero, mamá…"

"Nada de peros, volvamos a la casa y te quedas castigado durante una semana sin ver otra de esas películas"

"¡Pero…!"

"¡Nada de peros!"

"Si, mamá"

Antes de seguir a su madre camino a casa, el niño se quedó mirando la orilla del lago, con la sensación de había más de lo que parecía.


 

50 años después


 

Secundaria Alwood

La campana sonó y el pasillo se llenó de adolescentes, bastante felices, ya que el año escolar al fin había terminado.

Una de ellos, llamada Cassandra Vázquez, se dirigió a su casillero para vaciarlo, o al menos esa era su idea antes de que cierta persona se lo impidiera.

“¡Cassie!”

“H-hola Rick, ¿como te fue en tu última clase?” dijo la adolescente un poco ruborizada, sin saber que preguntar.

“Mejor de lo que me esperaba, no importa si estamos en el último día, Marcus siempre se las ingenia para hacer rabiar a la profesora Anders. ¿y la tuya?”

“Bueno, el señor Wilkers siempre se las arregla para hacernos dormir” contestó con una sonrisa en la boca.

“Bueno, ¿tienes planes para mañana?” preguntó Rick, un tanto tímido.

“Más allá de quedarme en mi casa todo el día, no tengo ningún plan. ¿Por qué?”

“Quería saber si te gustaría salir, ya sabes, ir a ver una película o algo así”. Claramente se estaba sonrojando.

“Pues… em, cl-claro, no creo que mi padre diga que no, le caes bien y todo y ya sabes, no estaré muy ocupada y cosas así, je”

“¡¿En serio?! Digo, excelente. Me parece genial”

“Bueno, tengo que irme, si me demoro más mi padre hará sonar la sirena de su auto. Te veré mañana, supongo. Bueno en realidad no lo supongo, ya que si nos veremos, bueno… ADIÓS”. Corrió fuera de la escuela a una velocidad increíble.


 

En lo profundo del Lago Michaels


 

Varias pantallas iluminaban el lugar, con un cybertroniano de color blanco y rojo viendo la pantalla.

Otro de color amarillo con negro, se acercó.

“¿Alguna respuesta de Optimus y los demás?” preguntó.

“Si y no, Bumblebee”

“¿A que te refieres con si y no ?”

“Prowl se encuentra examinando la ciudad cercana. Ironhide y Chromia se encontraban al norte de aquí, en lugar llamado Iron Hills . Me contacté con ellos y ya vienen hacia acá”

“Ese par de tortolos, ¿que hay de Optimus y Hot Rod?”

“Optimus me contactó y me dijo que se encontraba en una cueva. No ha contestado ni puedo rastrearlo desde entonces, supuse que será por la señal.”

“Te ves preocupado. ¿Qué hay de Hot Rod?”

“Él es lo que me preocupa, no me responde y creo su rastreador está averiado o desactivado, ya que no logro ubicarlo. ¿Cómo estuvo la recarga?”.

“Bastante bien debo decir, Ratchet. ¿Hace cuánto que no puedes contactar con él?”

“Hace 5 ciclos”

“¡¿Cinco ciclos?! Ya está, voy a salir a buscarlo, doc” dijo el Autobot preocupado, dirigiéndose a la salida.

“Claro” contestó el médico sin prestar mucha atención, dándose cuenta tarde de lo que dijo el explorador. “¡Espera! ¿Qué? No creo que sea buena idea, Bumble…”, antes de poder terminar la frase, se dio cuenta de que se encontraba solo de nuevo. “...bee. Y ya se fue, parece que el único cybertroniano capaz de ejercer autoridad sobre él serían Optimus y el mismísimo Primus”


Afuera de la Secundaria Alwood


 

Por el amor de Primus, ¿cuánto se va a demorar este chico? Si alguno de los otros se entera o me ven por aquí…” pensó el autobot, estacionado en su forma de vehículo, el cuál era un Lamborghini Centenario LP-770 de color naranjo con amarillo.

Después de esperar un buen rato, un humano de unos 17 años se subió al autobot.

“Al fin, ¿se puede saber en que te estabas demorando tanto, Rick?” preguntó el cybertroniano.

“Em… nada importante, Hot Rod” dijo un tanto sonrojado.

“Si, seguro”, el autobot se puso en marcha y se empezó a pasear por la ciudad.

Después de un buen rato conduciendo en la carretera sin dirigirse la palabra, el autobot se dispuso a entablar una conversación con el humano. “Así que, ¿alguna excusa para tanto silencio?”

“No se me ocurre nada para conversar honestamente” contestó el adolescente, quién estaba apoyado en ventana.

“Si, claro, que tiene que ver con la humana esa, ¿cuál era su nombre? ¿Mikaela? ¿Sari? ¿O era Miko?”

“Ni de cerca, ami-” iba a seguir, pero una explosión hizo que el auto se desviara. “¡¿PERO QUÉ RAYOS?!”

“¡Sujetate!”

Procediendo a transformarse, Hot Rod se dio una vuelta de carnero, sujetando a Rick para que éste no se cayera, sacó su cañon y empezó a disparar hacia el cielo.

En momentos como ese, Rick se puso a gritar como loco. “¡¿Qué es lo está pasando?! ¡¿Por qué eres un robot?! ¡¿A qué le disparas?!”

Hot Rod ignoró las quejas del humano, lo dejó en el suelo y empezó a buscar a lo que sea que le haya disparado en el cielo.

Sin embargo, ese algo resultó encontrarlo a él.

Enfrente del autobot apareció una figura de más o menos su misma estatura, de complexión delgada y con tonos bastante oscuros de azul, acompañados de gris. Hot Rod lo reconoció al instante.

“Starscream” dijo a secas el Autobot, sin dejar de apuntarle.

“Miren a quien me encontré, al protegido del mismísimo Optimus Prime. Megatron estará orgulloso cuando le lleve tu cabeza”, dijo el Decepticon con una sonrisa fría en su rostro.

“Eh, ¿Hot Rod? ¿Qué está pasando?”, preguntó el humano, aún tratando de procesar todo lo que ocurría.

“Quédate atrás, Rick, esto se va a poner feo” dijo el Autobot, sacando su lanza y saltando al ataque en contra de su contrincante.


 

No muy lejos de ahí


 

¿Dónde estará Hot Rod? De seguro está durmiendo en alguna parte de este sector. Aún no entiendo como es que Optimus lo eligió como suce- ¿Qué es ese ruido? ”, los pensamientos y el andar del explorador fueron detenidos por un ruido que provenía cerca de él.

Cambiando a su forma robot, Bumblebee se acercó a la fuente del ruido, llevándose una gran sorpresa.

A lo lejos, veía a su mejor amigo peleando contra el segundo al mando de los Decepticon.

Hot Rod intentaba asestar varios golpes con su lanza, pero el Decepticon se los esquivaba con gran facilidad, propinándole un golpe por la espalda cada que vez que el autobot se concentraba en el humano, quién no dejaba de lanzarle ánimos.

“Debo decir que estoy bastante decepcionado, esperaba más combate por parte del futuro líder de los Autobots, aunque con esos movimientos, dudo que lo seas tú”, dijo el Decepticon, con la intención de provocar a su contrincante.

Objetivo que consiguió, “¡¿Quieres callarte un momento?! ¡Estoy intentado darte una paliza, si es que no te das cuenta!”

Después de salir de la perplejidad del momento, Bumblebee se transformó en un Chrevrolet Camaro y aceleró hacia el combate.

“¡Te dije que te quedes quieto!” gritó Hot Rod cargando contra su rival. Aunque lo único que consiguió, fue que Starscream lo lanzará al suelo y le quitara su lanza.

“Me gustaría decir que Megatron estaría orgulloso, pero no creo que tu muerte cambie algo”, dijo el Decepticon con una maliciosa sonrisa, alzando el arma con la intención de matarlo, pero algo llamó su atención.

“¡Déjalo!” fue lo que alcanzó a escuchar, llegando a recibir un disparo en la espalda, lo que hizo que cayera al suelo y que la lanza  se enterrara justo al lado de la cabeza del Autobot en el suelo.

“Uff, eso estuvo cerca” dijo mientras se levantaba y guardaba su lanza “¿Te encuentras bien, Rick?” preguntó al humano.

“Eso creo, espero que ese que viene por allá sea amigo tuyo” contestó apuntando en la dirección del explorador, quién se acercaba con cara de pocos amigos.

“¡Bee! ¡Hermano de chispa! No te preocupes, que tenía esta situación bajo total con-”

“¡¿ACASO ESTÁS LOCO?!” exclamó el autobot amarillo con negro “¡Desactivas tu rastreador, no contestas los comunicadores, y ahora casi mueres enfrentando al segundo al mando de los Decepticon! ¡¿A eso le llamas tener la situación bajo control?!”

“Mmm, más o menos” contestó tratando de dar su mejor sonrisa, cosa en lo cual falló.

“Hablamos en la base, primero nos encargamos de-”, antes de poder terminar lo que iba a decir, un disparo le llegó en el cuello, haciéndolo caer al suelo.

“¡Bumblebee!” gritó Hot Rod, acercándose a su amigo preocupado, para luego mirar con rabia hacia el Decepticon, quien se encontraba apuntando su cañón en su dirección.

“Y que eso te enseñe a no atacar por las espalda, autobot” dijo de manera despectiva, para luego transformarse en un F-35 Lightning II y salir volando.

Preocupado, Hot Rod activó su comunicador y llamó a la base.

“-¡Hot Rod! ¡Te he estado llamando desde hace 5 ciclos!-” dijo la voz de Ratchet a través del comunicador.

“Después me regañas, ¿qué tan funcional está el Nexus?”

“-Bastante bien, aunque no todavía no lo he probado. ¿Por qué preguntas?-”

“¡Porque Bumblebee necesita atención médica urgente!”

“-¡¿QUÉ?-”

“¡Te explico allá! ¡Transportanos! ¡AHORA!


 

Continuará...