Actions

Work Header

Experiencias y experimentos

Chapter Text

Las cosas en el búnker iban bien.
Terriblemente bien.
Castiel nunca creyó extrañar tanto el estrés, la desesperación... No era por dar indicios de masoquismo, pero la falta de peligro inminente le obligaba a tener los pies en la tierra, como el noventa porciento de la población humana, y darse cuenta que, en realidad, él no era nada si no se le requería.
Sí, está bien; Sam y Dean eran cazadores, podían pasar días, o hasta semanas sin hacer nada, pero ellos sabían qué hacer si no hacían nada. Dean, si no estaba en bares, estaba en algún table, o, sino, tenía resaca; Sam también sabía desentenderse del mundo sobrenatural y se ponía a ver series en Netflix, o a leer alguno de los libros de los Hombres de Letras que sobraban en el búnker.
Castiel llevaba años conviviendo con ese dúo, durante ese tiempo (corto a comparación de la existencia del ángel) un par de gustos se le fueron inculcando, por llamarlo de alguna manera, y logró comprender muchas cosas, aún si Metatron no le hubiese dado el conocimiendo de la cultura pop, lo más probable era que él lo llegaría a saber en algún momento; pero eso no le ayudaba a pasar el rato, porque seguía siendo un ángel, seguía pensando como uno, y eso no le ayudaba cuando quería entablar alguna relación con cualquier otra persona que no fuera un Winchester.
"¿Te encuentras bien, Castiel?" Preguntó Jack a lo que parecía ser la nada al ojo humano, pero que para él era Castiel, completamente visible, parado desde hacía algún tiempo en la cocina sin hacer nada más que ver una taza de café ya fría.
"Todo bien." Respondió el ángel dejando el juego de la invisibilidad a un lado, pero sin ver al más joven en ningún momento. "Todo muy... tranquilo."
Jack, en su inexperiencia lidiando con las emociones de seres ajenos a él, no notó la mirada perdida del contrario, y en lugar de acompañar a Castiel en su melancolía, decidió simplemente seguir con naturalidad la conversación.
"Sí, es extraño no sentir el fin del mundo a cada instante... O la muerte... O dimensiones alternas..." Castiel no pudo evitar sonreír un poco con la mención de la muerte, sabiendo él las veces que se habían burlado de la misma y hasta... matado...
Jack sacó unos dulces de un cajón mientras seguía hablando.
"Vaya que es raro, porque, bueno, desde antes de nacer nunca estuve... tranquilo." La voz del menor no pudo ocultar su tristeza, después de todo, Jack aún no convivía tanto con los Winchester como para ocultar sus sentimientos o lo que pensaba, con eso en mente, Castiel se volteó a mirarlo con un foquito sobre su cabeza, como lo había visto en las caricaturas de la televisión cuando los personajes tenían una idea.
Jack continuaba hablando, pero Castiel ya no le escuchaba.
¿Cómo era posible que no se diera cuenta antes? Jack seguía siendo nuevo en el mundo, aún luego de haber vivido más que cualquier otro humano, no conocía cosas que Castiel sí; y mientras Castiel podía enseñarle cosas de la Tierra fuera del mundo sobrenatural, Jack, con su fresco punto de vista, podía abrirle un panorama diferente.
Ambos podrían buscar juntos quiénes podían ser además de las etiquetas de ángel caído y nephilim recién nacido.
Así que, ¿quiénes eran Castiel y Jack realmente? Eso tomaría un largo viaje por diversas carreteras, peleas, dos apocalipsis y muchas emociones para averiguarlo.