Actions

Work Header

Fly a Little Faster (Traducción)

Chapter Text

—Para que conste, esto no es lo más inteligente que hemos hecho nunca —dice Stiles, apoyado en la pared.

Lydia y Cora lo miran con la misma expresión. Stiles entrecierra los ojos hacia ellos y mueve un dedo en su dirección.

—¿Soy el único que le ha encendido esa mirada?—pregunta Stiles.

—Es caliente —aporta Isaac

—Esa es mi hermana —dice Derek, tratando de mirar a Isaac y a Stiles a la vez y fallando miserablemente. Isaac inclina la cabeza en tono de disculpa, que se profundizo cuando Allison se sentó a su lado y Scott se desplomó más cerca de Stiles. Stiles agarra a su amigo del brazo, ofreciéndole su apoyo. El triángulo amoroso, había golpeado a Scott de la peor manera.

—Un poco —admite Peter desde el sofá.

Cora hace movimientos como si estuviera vomitando. La expresión de Stiles se vuelve considerablemente inexpresiva. Peter es un idiota sin importar dónde se encuentren o lo que estén haciendo.

—¿Podemos terminar con esto? —dice Derek malhumorado. —Cuanto antes se haga, más rápido se podrá limpiar el suelo y mover los muebles a su sitio.

Stiles le lanza una mirada de desdén. —Es un sofá y una mesa de café. Creo que el equipo humano es capaz de hacer el trabajo pesado si queréis ir a correr y retozar a la luz de la luna.

—Es luna nueva, idiota —murmura Lydia sin levantar la vista y sin dejar de esbozar el contorno de tiza para que el hechizo.

—Lydia Martin está hablando de mi culo —le informa Stiles a Scott, imitando un desmayo. Ese comentario hace que Lydia sonría. El hecho de que Stiles en realidad no se desmaye después de su comentario es que ha crecido en los últimos meses.

Stiles ha tenido a Lydia Martin en un pedestal durante mucho tiempo. Al ver sus defectos en los últimos meses, les convirtió en amigos reales, lo que en realidad llevo a llevar al traste la lujuria que Stiles sentía por ella.

Stiles siempre ha tenido problemas para caer por la gente después de hacerse amigos de ellos.

—Así que esto nos dará una idea del nuevo desastre que viene, ¿no? —pregunta Allison.

—Esperemos —dice Cora. —Recuerdo a nuestra madre haciendo esto, una o dos veces. Una vez que el círculo se dibuja y los elementos están distribuidos, utiliza nuestras energías residuales para darnos una visión compartida de algo que nos pueda ayudar. Deucalion va diez pasos por delante de nosotros. Necesitamos cual sera su siguiente paso. Esta es nuestra mejor oportunidad.

—Y es por eso que escribimos nuestros nombres alrededor de la parte exterior del círculo —explica Lydia. —Así el hechizo sabe de quién alimentarse y de quién no —Le da a Peter una mirada despectiva. Él no había sido invitado a participar. Fue un voto unánime. —Así que tenemos que escribir nuestros nombres reales.

Scott empieza a reír. Stiles le frunce el ceño a Lydia, pero ella está concentrada en el círculo y no mirar en su dirección. Aún así, no hay nadie más en la habitación del al que podía estar refiriéndose

—Ugh, está bien —dice Stiles, cruzando los brazos y arrastrando los pies torpemente. —No es como si alguno de vosotros fuera capaz de pronunciarlo.

Isaac levanto si mirada sin dejar de cortar las hojas de laurel para el hechizo. —¿De dónde viene el apodo de Stiles?

Scott era el único en la sala que conocía la historia, y él no la diría de ninguna manera.

—Mi primo —dice Stiles, tratando de ser casual. —No fue mucho tiempo después de que mi madre muriera y él se quedó con nosotros durante un tiempo.

—Stiles creía que era su héroe —dijo Scott deja escapar, más parecido a una palabra que a una frase.

Stiles le lanza una mirada fría. Todos los demás en la habitación parecen curiosos. Excepto, curiosamente, Derek. Derek está mirándolo casi con tristeza.

Oh. Sí. Stiles debería haberlo recordado. La familia de Derek murió. Lo más probable es que Derek habría perdido algún familiar que adoraba. Y definitivamente también perdió su mamá. Stiles recuerda la historia rápidamente, porque no quería hacer daño a Derek más de lo que tiene que hacerlo. Hay una cuota de dolor en el mundo para todos, piensa Stiles, y Derek ya ha tenido más de ella en un período ridículamente corto de tiempo. No es que ya sean amigos, pero últimamente Stiles definitivamente siente más empatía por Derek.

—Era increíble —dice Stiles. —Me hablaba como si yo fuera un adulto. Cuando se fue, pensé que no pasaría nada si tomaba su nombre.

—Así que no sabes lo que significa —dice Allison.

—Lo sé —dice Stiles, al instante. —Significa que tengo el estilo.— Él tira de su camiseta, que dice "CIENCIA: ¡Funciona, putas!" y frunce el ceño, como si le estuviera traicionando la camiseta.

—Ve a hacer algo útil y ayudar a Isaac a cortar las hierbas —dice Lydia, entrecerrando los ojos ante el diagrama en que ella y Cora están trabajando. Scott le sonríe a Stiles. —Tú también, McCall.

Stiles se escabulle hacia el mostrador, con Scott a su lado, y Scott empieza a contar con el concentración bayas de enebro con cuidado, colocándolas en un pequeño frasco de vidrio. Stiles ayuda a Isaac a contra las hojas, y ve el montón de rosas rojas que necesitan que les quiten las espinas.

Averigua lo que necesita un poco tiempo, Stiles lleva el pequeño montón a la barra cerca del fregadero, junto con el cuchillo de plata que el ritual aparentemente necesita (y Stiles se rió de eso, porque después de todo la plata estaba involucrada en el mito del hombre lobo) y comienza a tratar de cortar las espinas de los tallos.

Y entonces el cuchillo se desliza.

—Hija de pu... —Stiles se traga el resto de la maldición. Especialmente porque a Peter le gusta burlarse Scott con ese término en particular. "¿Y qué si lo soy?" es la respuesta favorita de Peter "A tu mama le gusta Scotty. Varias veces y en diferentes posiciones..."

Desde entonces hay un segundo agujero en una de las pared buhardilla, en donde Scott dio un puñetazo, en vez de a la cara de Peter.

Segundos más tarde, porque hombres lobo, la mano herida de Stiles está siendo examinada por alguien.

Esperando que sea Scott, porque su mejor amigo al parecer quiere ser la personificación de Florence Nightingale personificada, Stiles se sobresalta al ver la cara de Derek, tan cerca y no dejando espacio personal entre ellos. Él cierra de golpe en mostrador, aplastando las flores.

—Eso va a dejar marca —Stiles se queja.

—No te muevas —responde Derek, agarrando la muñeca de Stiles y tirando de él hacia el fregadero. —Estás sangrando. Mucho.

—Nnghh —Stiles administra y mira hacia otro lado.

—Necesito que abras tu mano —dice Derek.

Stiles entrecierra los ojos hacia Derek por la sugerencia estúpida, porque en estos momentos le duele demasiado como para abrirla, pero ve su propia sangre y... sí. Sí. Todo esto empezó por el impulso de Stiles por buscar el cuerpo de Laura. Ese no había sido en absoluto un plan inteligente. Le frunce el ceño en su mano, viendo lo pequeña y patética que se hacia entre las de Derek, como si pudiera hacer que la sangre desapareciera.

Derek rueda sus ojos en lo que parece ser una expresión Hale marca registrada, y venas negro se extienden por el brazo de Derek. El dolor disminuye casi al instante, lo suficiente para que Stiles pueda abrir los dedos y ver el daño.

Stiles precisamente no espera que Derek se estremezca.

—No me digas que tienes miedo de la sangre —Stiles respira. —Eso es clásico.

—No tengo miedo de la sangre —dice Derek, al instante, y agarra de nuevo la mano de Stiles y la mete bajo el grifo, abriendo el agua fría.

Stiles chilla. De forma aguda. Trata de agarrar su mano y frunce el ceño cuando Derek no la deja ir.

—Eres tu —Derek respira, lo que no tiene sentido en absoluto.

—Uh, sí. Soy yo. Stiles Stilinski.—Stiles inclina la cabeza. —En cualquiera de las muchas luchas que recientemente habéis perdido, ¿fuiste golpeado en la cabeza?

—Tu mejor amigo me contó dos historias —dice Derek, y luego sacude la cabeza. —No. Quiero decir. Mierda...

—Está bien —dice Stiles— cuando el Alfa en la sala jura, se me permite empezar a entrar en pánico, ¿de acuerdo?

—Cora, ¿puedes recordar las consecuencias si el hechizo está equivocado? — Derek suelta su muñeca, sólo para poner sus manos sobre la espalda de Stiles, empujándolo hacia la puerta, más bien arrastrándolo.

—El libro enumera una gran cantidad de cosas. Lo de siempre —Cora se encoge de hombros. —La evisceración. Despellejo. Enfermedades de transmisión sexual. Viajes en el tiempo. La castración..

Stiles intenta golpear inútilmente a Derek, quien le agarra por los hombros y le da la vuelta.

—Vas a salir de aquí —dice Derek. —Ahora. Fuera de la buhardilla.

—¿Qué? —Stiles no sabe lo que está pasando, pero eso no va a impedir que se oponga a ello. —¿Qué quiere decir con que tengo que salir? ¿Sólo yo? ¿Y los demás

Scott parece protestar vagamente en el fondo.

Derek agarra a Stiles por el cuello y lo arrastra más cerca, gruñendo justo en su oído. —O dejas el desván ahora mismo o te sacó de aquí.

—No te tengo miedo —dice Stiles, tratando de no flaquear antes las vibraciones que el gruñido de Derek envía por su espira dorsal.

—¿No lo tienes? —pregunta Lydia, todavía de rodillas en el suelo. —¿En serio? — Suena realmente sorprendida.

—Hay palabras para lo que siento por Derek Hale y miedo no está entre ellas —explica Stiles. —El miedo puede ser una de esas palabras, sin embargo. Terror, otra —Mira a Derek a los ojos y por un momento, sólo ve tristeza. Stiles frunce el ceño y las manos de Derek se aprietan en sus caderas, empujándolo no muy suavemente hacia la puerta.

—Oh, Dios mío, déjame ir grandísimo tarado, puedo caminar.—salta Stiles, quien lo mira con extrañeza, pero se dirige hacia la puerta. Él mira a Scott. —¿Vienes conmigo?

Scott mira con ansiedad hacia donde Allison está ayudando a Isaac y hace una mueca. —Creo que es mejor si me quedo, hombre.

Stiles rueda sus ojos. —Está bien, perdedores. Llamadme cuando Mister Modales deje de tener una crisis nerviosa, quiero saber como va el hechizo.

—Estás en mi marcación rápida —dice Cora, sin expresión. Stiles le da a sus amigos una última mirada horrorizada al ver como dejan que el Alfa sea un cabrón con él, pero solo consigue que le devuelvan expresiones arrepentidas.

—Vete a casa, Stiles —gruñe Derek, con sus ojos parpadeando en rojo.

—Espero que todos obtengan herpes genital —farmulla Stiles y cierra de golpe la puerta de la buhardilla. Se siente algo aliviado cuando oye a Lydia preguntar qué diablos fue todo eso mientras se dirige a las escaleras.

Él murmura todo el camino por las escaleras, y mientras camina hacia el Jeep, y mira vengativamente a la mochila Scott en el asiento del pasajero.

—Tu dueño puede irse de paseo con uno de esos perdedores de allí —le dice Stiles a la bolsa de Scott. El bolso de Lydia también está en la parte posterior del Jeep. Considera la posibilidad de volver sobre sus pasos, pero la ira hierve en su interior, y él simplemente golpea el volante con frustración.

Zarcillos de dolor atraviesan su mano, y Stiles frunce el ceño. —Esto es por tu culpa —le dice Stiles a su mano. Antes de darse cuenta de que está hablando consigo mismo. —Maldita sea.

Durante un momento, se apoya en sus manos, pero no tiene sentido que vuelva y haga el idiota.

Probablemente sólo sea la sangre, y que Derek le recuerda a la sangre de Boyd en sus manos.

—Estúpidos hombres lobo con estrés post-traumático —murmura Stiles y enciende el jeep.

Está a solo unos minutos de su casa, cuando siente que la mano le vuelve a doler. Stiles agarra el volante y sigue conduciendo, pero su mano

como que está a sólo unos minutos fuera de casa que se siente su mano picadura de nuevo. Stiles ajusta su agarre en el volante, y mantiene la conducción, pero su mano tiembla de nuevo.

—¿En serio? —Echa el Jeep con cuidado hacia un lado de la carretera y desenrosca los dedos del volante.

Su cicatriz palpita, de una manera extraña. Como si una luz brillara a través de ella.

—Eso... no puede ser bueno —dice Stiles, y toma de forma automática su teléfono.

No es lo suficientemente rápido. Por un momento, es como si la luz lo envolviera, golpeando el pecho de Stiles como un rayo. Stiles solo es capaz de alcanzar la manilla de la puerta, pero incluso eso no es suficiente.

La oscuridad lo reclama, y no recuerda nada más.