Actions

Work Header

Stiles, you're a demigod

Chapter Text

Stiles estaba preocupado, su padre no había vuelto a casa desde que le confeso que no era una persona común y corriente sino un dios griego.

Y no cualquier Dios griego, sino el Rey de los mares.

Poseidón

“¿Cómo es que pudo ocultármelo tanto tiempo? ¿Por qué nunca me lo había dicho? ¿Por qué ahora?”

-Porque te habría expuesto en un gran peligro y no me habría perdonado a mi mismo si algo te pasara.- Recordó las últimas palabras que le dedico su padre a él, antes de que desapareciera.

Siguió paseándose de un lado a otro por la sala de su casa, había convocado una reunión de emergencia a la manada. No tardarían en llegar, pues siempre que era una reunión de la manada todos llegaban puntuales y sin excepción alguna, pero al convocarlos a una de emergencia el asunto se volvía más serio.

Stiles no fue sacado de sus pensamientos hasta que tocaron a su puerta.

“Dos golpes rápidos y tres lentos”

Ese era su “contraseña”, por así decirlo. Pues así podrían identificar si eran intrusos o cazadores que venían a por ellos.

Se abrió paso tropezando entre los muebles para cruzar al pasillo del recibidor y abrirles las puertas a sus amigos.

Hay estaban ellos. Un sonriente Scott McCall, su mejor amigo desde que tiene memoria y fiel compañero de aventuras. Junto a su mejor amiga Allison quien le brindaba una cálida sonrisa, su relación con la cazadora se había reforzado cuando este salvo la vida, la chica tenía un brazo entrelazado con el de su mejor amigo. Detrás de ellos estaba su hermosa peli fresa (Strawberry hair) regalándole una de sus bonitas sonrisas, hace unas semanas atrás estaba a punto de tirar a la borda su plan de 10 años para enamorar a Lydia pero no fue hasta que se dio cuenta de que lo había logrado, finalmente el amor era correspondido. Junto a su novia, se encontraba el beta de ojos verdes e icónica chaqueta de cuero, Derek con su típica cara de Grumpy Cat, a su lado estaba su tío Peter Hale. Y detrás de ellos sus amigos Isaac, Érica su Catwoman, Boyd, y los gemelos Ethan y Aiden.

Se hizo a un lado y los hizo entrar a su casa.

Nadie se dedico alguna palabra hasta que todos estuvieron todos sentados en algún lugar de la sala. Menos Stiles, el estaba parado en medio del salón mirando a todos y cada uno de sus amigos. Se había instalado un silencio abrumador en el salón, la manada se miraba unos a otros intentando descifrar el motivo por el que habían sido reunidos, pero no fue hasta que Stiles dejo su nerviosismo a un lado y les hablo a todos en general.

-Bien chicos, seguro se preguntaran por que los convoque a una reunión de emergencia.-Sin poder notarlo sus manos empezaron a temblar como su voz.-Quisiera decírselos pero no puedo encontrar las palabras adecuadas para explicarlos.

-¿Qué tal si lo haces desde el principio? -Gruño Derek, quien se encontraba sentado en un sofá más alejado de todos junto con su Tio Peter.

-¡Derek! No seas tan duro con el.-Le regaño su tío. Allison y Scott notarón que el adolescente empezaba a balbucear y el temblor de sus manos se hacía cada vez más alarmante, ambos se acercarón a Stiles para ayudarlo a calmarlo, si no dentro de poco le daría un ataque de pánico.

-Descuiden estoy bien.-Intentó convencer a sus amigos.

-Está bien, pero si te desmayas no dudes en que te lo reprochare por el resto de la semana.

-Tranquilo, Scotty.-Le dedico una de sus más convincentes sonrisas a su mejor amigo.

La pareja volvió a tomar asiento y Stiles se paro denuevo frente todos para hablarles.

-Bueno chicos, lo que estoy a punto de decirles puede sonarles un poco loco e inexplicable.-Su voz empezaba a ganar más fuerza y se sentía más confiado con lo que estaba diciéndole a sus amigos.-Pero de acuerdo con lo que hemos pasado juntos, creo que ya nada es loco e inexplicable.- Empezó a jugar con sus dedos con un poco de nerviosismo.

-Ve directo al grano Stilinski…

-¡Derek!

-Soy hijo de un Dios…

Como si el tiempo se hubiera detenido, nadie se movió ni dijo una palabra. Todos trataban de procesar esta nueva información.

Stiles el hiperactivo, debilucho y pálido” Stilinski era hijo de un dios.

Pero el único sin mostrar alguna señal de sorpresa era Peter.

-Lo sabía.-Dio una sonrisa de autosuficiencia.

-Espera ¿¡Qué!?

-¡Vamos sobrino! No puedo ser el único que ha notado aquel aroma extraño que hay alrededor de Stiles.

-Bueno a decir verdad…

Pero Stiles ya no los escuchaba, miraba un extraño punto que había surgido del suelo alfombrado de su sala.

Justo frente a él.

Sin que se diera cuenta, el tiempo se detuviera mientras hacia que los gestos de sus amigos eran más lentos y torpes, como si alguien hubiera puesto en cámara lenta una película. Solo siguió mirando aquella extraña mancha que crecía sobre su alfombra, la cual fue creciendo y ganando volumén en el alfombrado.

Hasta que surgió un rostro entre la oscura mancha.

-¿¡QUE DEMONIOS ES ESTO!? -Retrocedió rápidamente mirando a sus amigos.

Parecía como si el tiempo se hubiese congelado, Derek mantenía su expresión de sorpresa por lo que su tío le acababa de revelar, Peter seguía con su sonrisa de autosuficiencia, mientras que los demás solo miraban la escena o mantenían su expresión de asombro.

-¿Chicos? -Intento acercarse a sus amigos pero algo extraño sucedió, era como si una extraña pared transparente hubiera emergido, estaba separado de ellos. Intento acercase a ellos denuevo, pero era como si una ventana los separará.

-No te pueden oír.

Stiles volteo y se vio frente a una extraña mujer. Al principio pensó que era una alucinación, como uno de esos efectos que sufría constantemente después de hacer sido poseído por un demonio.

Noto que la extraña mujer iba envuelta en ropas negras, con un velo que le tapaba la cara, pero no podía dejar de notar que…

Aquella extraña señora se parecía mucho a su madre.

-¿Quién eres?.-Su voz temblaba.

-Nadie bueno, para ti.